¿Qué suerte correrá para los centrales cedidos del Dépor en la 17/18?
Pablo Insua en un partido con el C.D. Leganés | Imagen: CD Leganés

¿Qué suerte correrá para los centrales cedidos del Dépor en la 17/18?

Los centrales cedidos del Deportivo, Pablo Insua (C.D. Leganés) y Róber Pier (Levante U.D.) viven un momento dulce en el ámbito futbolístico. Ambos se ganaron el puesto en sus respectivos clubes, ¿Qué suerte correrá para ellos en el Dépor 17/18?

fran-gavin
Fran Gavin

Es un hecho que ambos canteranos, Pablo Insua (23 años) y Róber Pier (21 años), tienen un futuro muy prometedor. Dos de las perlas de Abegondo pusieron rumbo a diferentes equipos para probar suerte y ganar minutos y experiencia.

En el caso de Insua, el central arzuano volvió este verano pasado al C.D. Leganés, para triunfar en el equipo de la Comunidad de Madrid. El humilde conjunto blanquiazul logró el año pasado una hazaña histórica, consiguiendo su primer ascenso a la categoría reina del fútbol español. El gol que dio a los de Garitano (Asier, no Gaizka), el privilegio de ascender, fue obra del propio Insua, que probablemente sea siempre recordado por la afición pepinera.

Fuente: Cero a Cero
Fuente: Cero a Cero

El año pasado, el Káiser de Arzúa se hizo con el puesto en el once sin problemas, y fue una pieza clave en los esquemas del entrenador vasco. Este año, ya en la Liga Santander, comparte zaga con el central argentino Martín Mantovani, capitán de los suyos. La defensa pepinera se muestra muy contundente y segura partido tras partido, de ahí los pocos goles encajados. Tras un comienzo bastante irregular, alternando la titularidad con la suplencia, Pablo terminó consiguiendo de nuevo la titularidad, asentándose en el conjunto del sur de Madrid. Está viviendo sin duda uno de los momentos más dulces de su carrera, pues por fin parece decidido a triunfar en la mejor liga del mundo. Así lo muestra cada partido con su potencia y clase.

Por su parte, Roberto Suárez, conocido como Róber Pier, trabaja a las órdenes de Juan Ramón López Muñiz, en el Levante U.D. al que convenció en los últimos choques para salir de inicio. El de Oleiros, tras un difícil comienzo en la Liga 1,2,3, logró hacerse con un puesto muy disputado al tratarse de una plantilla con hasta cuatro centrales. En un principio, el coruñés ocupaba la demarcación de cuarto central, pero la lesión de uno de los titulares lo llevó a ocupar el puesto que deseaba. Así, el rumbo de otra de las joyas deportivistas parece coger buen camino para lograr cumplir su sueño en el futuro, ser titular en el Deportivo de La Coruña.

Fuente: La Curva de Riazor

Por el momento, su destino fue un equipo de la categoría de plata, mas con sus actuaciones, destacadas cada partido, muestra que su potencial no le va a colocar en la segunda división, sino que puede triunfar en La Liga. Realmente, ambos centrales comparten un perfil similar de juego, potentes por arriba, con clase en los pies. También coinciden en lo de acumular minutos de juego en un Segunda, para (quizá Róber siga los pasos de Pablo), hacerlo al año siguiente en un Primera. Si el de Oleiros logra el (muy probable), ascenso con el Levante, las trayectorias serían muy similares.

Por lo que concierne al conjunto herculino, es sabido por todos que cuenta con tres zagueros de categoría, como son Sidnei, Alejandro Arribas y Raúl Albentosa. El brasileño tiene su puesto afianzado, y la confianza de Gaizka Garitano, lo que le garantiza la presencia en el equipo titular cada semana. Además se confirmó hace unas semanas su continuidad en A Coruña hasta el 2020. Arribas tuvo un comienzo difícil, sentado en el banquillo habitualmente, pero jugando en Copa del Rey. 

Fuente: VAVEL.com

 Por último, el potente central Albentosa, al que ya conocía el técnico, siempre tuvo su confianza, así que formó pareja con Sidnei en todos los partidos, excepto en el último disputado. Frente al Villarreal F.C., Arribas partió de inicio (probablemente por sus declaraciones en rueda de prensa, afirmando que estaba listo para jugar, y que si no disponía de oportunidades, no vería con malos ojos el buscar una salida), y Albentosa se quedó sin premio.

Con esta situación, habrá que ver cómo evolucionan los futbolistas, tanto los cedidos como los que defienden la elástica blanquiazul, para comprobar el peso que pueden tener en el vestuario deportivista de cara a la próxima campaña. En función de ello, deberán decidir qué hacer ante la situación. Lo que a todo aficionado deportivista gustaría sería, sin duda, ver la pareja de centrales de la cantera: Insua-Róber.

VAVEL Logo