Pato ya es jugador del Tianjin Quanjian
Fuente: PhotoSilver (VAVEL España)

La historia llegó a su fin, Alexandre Pato concluyó su etapa como jugador del Villarreal tan solo seis meses después de comenzarla para poner rumbo al Tianjun Quanjian chino entrenado por Fabio Cannavaro y en el que milita el jugador belga Axel Witsel. Tras comenzar el mercado como intocable, con el paso de los días la condición del ariete brasileño  fue evolucionando hasta colocársele en la puerta de salida en caso de recibir una oferta irrechazabla, que no podía haber llegado de otro lugar sino de China, en este caso de la localidad de Tianjin, de la que llegó una proposición a cambio de unos 18 millones de euros para hacer a Pato un nuevo jugador franquicia del emergente campeonato asiático. Algunas informaciones apuntan a que su nuevo sueldo ascenerá a unos seis millones anuales.

La vinculación de Pato al Villarreal se puede catalogar como un romance, una historia que comenzó en julio con la promesa de dos partes que se juraron amor incondicioal: la pasión y el desenfreno  se originaron en julio con la llegada a cambio de unos tres millones de euros de una estrella del fútbol estancada, que quería recuperar su mejor nivel. Sellando así un pacto entre el Villarreal que recibía la calidad innata del brasileño a cambio de un trampolín con el que volver a Europa en busca de su mejor versión.

Irregular pero brillante, una relación con altos y bajos, en la que el Submarino dio confianza plena a un jugador que aunque intermitente, siempre era capaz de dibujar una sonrisa en el rostro de los aficionados. Cada vez, podíamos ver más de aquel "niño maravilla" que deslumbró en el Milán, logrando anotar seis goles (por lo menos uno en cada competición) en su 24 partidos de amarillo, pero pronto apareció un tercero que con su dinero y sus promesas comenzó a resquebrajar una relación que terminó por romperse. El Villarreal pierde un gran delantero, Pato una gran oportunidad, el tiempo dirá quién echa de menos a quién.

VAVEL Logo