El Mirandés se conjura: todos hasta el final
El Mirandés busca hacerse fuerte en Anduva, junto a su afición. | Foto: LaLiga

Ya nada importa 24 jornadas después, solo la causa común. Y uno de los modos más habituales de hacer causa común en el deporte es la conjura. Resulta curioso comprobar que la Real Academia Española define conjuro como "fórmula mágica que se dice, recita o escribe para conseguir algo que se desea". Una descripción sin duda muy acertada respecto a la campaña impulsada por el Club Deportivo Mirandés: #TodosHastaelFinal. Un llamamiento firme a la unidad, al orgullo de pertenencia, al apoyo sin fisuras, a la comunión entre equipo y afición. Un mensaje sencillo y contundente, pero susceptible de diferentes interpretaciones. Una bandera que envolverá a todo el mirandesismo nada menos que en la celebración del 90 aniversario de la entidad.

Vídeo: CD Mirandés (YouTube).

En la montaña rusa de rachas, sensaciones, resultados y decisiones en que se ha convertido esta igualada Segunda División, el ayer resulta tan efímero que termina por difuminarse. Existe, claro que existe, pero tan solo subyace. Como muestra, un botón. Hace cuatro meses exactos, el Club Deportivo Mirandés se mantenía invicto tras la novena jornada, empatando (2-2) ante el CD Lugo. Ironías del destino, tras aquel empate Carlos Terrazas, elegido mejor entrenador de LaLiga en septiembre, sería destituido el uno de diciembre, lastrado por una racha negativa de siete partidos sin ganar.

Fuente: CD Mirandés
Fuente: CD Mirandés

Difuminados también quedan dos meses frenéticos, con el convulso paso de Claudio Barragán por el banquillo de Anduva y el paso al frente de Javier Álvarez de los Mozos. Vuelta a la casilla de salida.

Ahora la cuenta regresiva comienza con 18 partidos por delante, con el equipo penúltimo a tres puntos de la salvación y con el botón de reinicio pulsado. Tal como hemos mencionado al comienzo, el conjuro persigue "conseguir algo que se desea". Si preguntásemos el domingo en la puerta de Anduva, a buen seguro que una gran mayoría concretaría ese deseo como "la permanencia". Un discurso sin lugar a dudas lógico, pragmático, realista, pero al mismo tiempo discreto, de mínimos. 18 jornadas para enjuagar tres puntos de desventaja (Córdoba y UCAM Murcia, 27 puntos) se antojan margen más que suficiente para conseguirlo, por lo que quizá pudiera interpretarse que el mensaje transmite incertidumbre, inseguridad, preocupación, desasosiego.

En esta era de la comunicación, la cuestión es que el mensaje ha calado y obviamente que en momentos de dificultad cualquier cosa que aporte de manera positiva resulta bienvenida. Todos los factores han de ser tenidos en cuenta y siempre es mejor enfrentarse a la adversidad en un clima de unidad, pero al final es el equipo y principalmente los jugadores quienes terminarán reflejando el acierto o desacierto de cualesquiera que sean los resortes utilizados.

Foto: LaLiga
Foto: LaLiga

El castellano viene del latín y en su origen léxico e interpretación iban de la mano, literalmente. El latín no dejaba lugar para ideas subyacentes o subliminales, por lo que el aspecto más positivo de esta conjura es precisamente su contundencia léxica. "Todos hasta el final", una premisa de unidad que se despoja ella misma de cualquier disfraz. Literal, independientemente de cuál sea ese final. Sin suposiciones. Así que no supongamos que vamos a sufrir, supongamos que vamos a disfrutar de este camino de 18 partidos. Si no hay miedo, entonces tampoco debería haber límite.

Foto: LaLiga
Foto: LaLiga
VAVEL Logo