El Fabril se reconcilia con la victoria
Los deportivista celebrando el primer tanto de Óscar Pinchi. Imagen: Laura Santos (VAVEL)

El Fabril y la victoria se han vuelto a encontrar. Una buenísima racha de los del filial del Deportivo de La Coruña se vio frenada la pasada jornada en A Lomba, el coliseo del Arosa SC. Los herculinos perdieron por tres goles a uno, un abultado resultado a favor de los de Vilagarcía. Sin embargo, llegaban al encuentro en Pontevedra tras haber conseguido ganar siete de los últimos nueve encuentros. Una racha más que de sobresaliente para los coruñeses. 

El Órdenes, por su parte, afrontaba su nuevo encuentro liguero como colista del Grupo I de Tercera División. Esto es debido a que los de Jaime Sánchez han encadenado una malísima racha de la que no son capaces de salir. Los de Órdenes llevan nueve derrotas consecutivas y no conocen lo que es sumar tres puntos desde la jornada cuatro, la única vez que han logrado ganar en lo que va de competición allá por el mes de septiembre. Cuarto contra vigésimo. Playoff contra descenso. Un encuentro que se preveía fácil para los deportivistas, pero que no lo acabó siendo tanto. 

Monólogo blanquiazul

El partido comenzó con dominio herculino sobre los visitantes, pero sin llegadas con demasiado peligro a la portería de Carlos. El primer tiro del encuentro lo realizó Manu Molina, pero salió desviado. La siguiente la tuvo Nacho Monsalve al intentar rematar un saque de falta, pero su tiro fue alto. Igual que el de Edu Expósito tan solo tres minutos después. En el minuto 22, Mazaira Rodríguez anuló un gol en fuera de juego de Borja Domingo a pase de Óscar Pinchi. La volvió a tener Molina en el 27 tras una gran jugada colectiva, pero fuera de nuevo. 

La supremacía local era evidente, pero los herculinos no fueron capaces de hacer entrar el esférico en la portería de Carlos hasta el minuto 34. El árbitro pitó penalti tras haber sido derribado Óscar Pinchi en el área visitante. El coruñés fue el encargado de tirar desde los once metros y logró poner a su equipo por delante tras materializar la pena máxima. Posteriormente, la ocasión fue para Borja Galán, pero detuvo el guardameta del Órdenes.

Nueva parte, misma situación

La segunda mitad se reanudó de la misma manera que finalizó la primera. Los locales mandaban en el campo, jugaban la pelota e intentaban penetrar en un Órdenes con el autobús puesto. La primera de la segunda mitad la volvió a tener Galán, que estuvo muy participativo en todo el encuentro. En el minuto 54, Óscar Pinchi intentó rematar un centro que se fue alto. Tan sólo cuatro minutos después, Mazaira pitó una falta peligrosa a favor de los de Jaime Sánchez, pero esta fue atrapada por Álex Cobo, quien participó de forma escasa en el partido debido a la falta de llegada de los visitantes. 

El control del Fabril en el campo rival continuó, pero los goles seguían sin llegar. Un centro de Manu Molina que no encontró rematador, una ocasión que casi materializa Lucas Viña y un tiro alto de Óscar se sucedieron en los siguiente minutos a favor de los del filial del Deportivo. Todos los tiros blanquiazules sin éxito, pero el partido no había acabado. A falta de siete minutos del final, el árbitro pitó un nuevo penalti a favor de los locales. Y de nuevo fue Pinchi el encargado de tirar desde los once metros. Gol y dos a cero en el marcador a favor del equipo coruñés.

Carlos López, último refuerzo fabrilista. Imagen: Laura Santos (VAVEL)
Carlos López, último refuerzo fabrilista. Imagen: Laura Santos (VAVEL)

Conseguida una mayor ventaja en el marcador, se produjeron los primeros cambios. Álex Corredera entró para sustituir a Borja Domingo y Manu Molina le dejó paso en el verde a Carlos López, quien debutó con el equipo frente a su afición. También dejó Borja Galán su sitio a Jorge Carreón. Sin embargo, los cambios poco afectaron al juego en el verde debido al poco tiempo que faltaba para el pitido final del encuentro. Minuto 90, final y dos a cero tras dos penaltis. Mucha llegada deportivista, pero poca efectividad. Sumados los tres puntos, al Fabril ahora le toca pensar en el Villalonga CF. 

VAVEL Logo