Amarillos y blanquiazules se reparten los puntos en un trabado partido
El estadio de la cerámica fue testigo de un romo encuentro. Fuente: vavel.com

No es la franja matinal del domingo la que más agrada al conjunto de La Plana, dos puntos obtenidos en cuatro partidos acontecidos en ella justifican su reticencia a jugar antes de comer. Las derrotas ante Eibar y Alavés se unen a los recientes empates ante Sevilla y Málaga en''esta aciaga parte del día. Por su parte, el uruguayo 'gato' Romero continua sin vencer desde que dirige a los malacitanos debido a la dimisión de Juande; ya son cinco los duelos que ha dirigido, con no demasiada suerte; dos empates y tres derrotas. Los de la costa del sol no conocen la victoria desde el 26 de noviembre, cuando se impusieron ante el Deportivo de la coruña por cuatro goles a tres; además, continuan sin ganar fuera de casa en la presente campaña, con seis empates cosechados. Sporting, Granada y Deportivo comparten con los andaluces esta negativa estadística.

El partido comenzó con una gran intensidad en los hombres de Romero, conscientes de la precaria situación en que se hallaban ya que, pese a situarse aun a una notoria distancia del descenso, la pésima racha sufrida desde diciembre encendía las alarmas respecto a una hipotética crítica situación venidera. Keko y Fornals retaron varias veces a los zagueros rivales, con peligrosas jugadas, como el gran disparo de Fornals atajado por Asenjo, que serían la antesala del primer gol del duelo. Keko consiguió salir al paso con varios hombres cubriéndole y habilitó a Rosales en banda, el venezolano efectuó un magnífico centro que Charles remató al arco con fuerza; nada pudo hacer Asenjo. Corría el primer cuarto de hora y saltaba la sorpresa en el estadio de La Cerámica.

Con este primer gol, los hombres de Escribà parecieron reaccionar, tras el largo letargo en que habían vivido desde el pitido inicial. Fue entonces cuando el esférico comenzó a encontrarse más en poder de Bruno y Trigueros, y eso siempre lo agradecen los castellonenses. Jonathan y Roberto Soriano mostraban más voluntad combativa que precisión e inspiración en sus respectivas bandas, y Adrián bajaba constantemente a recibir en la mediapunta mientras que Sansone tenía diversas trifulcas con los defensas de rival. Ante este nuevo dominio de los amarillos, los sureños comenzaron a contestar los constantes ataques con rápidas contras que suponían un peligro para Asenjo y sus compàñeros, que hubieron de emplearse a fondo en más de una ocasión para evitar el 0-2. No obstante, el marcador no se movió en lo que restaba de primer acto debido a la falta de contundencia de unos y otros.

En contra de lo esperado por muchos, el técnico groguet no decidió hacer variaciones en el descanso, sino que salió con los mismos 11 futbolistas al verde, al igual que Romero. Los amarillos seguían realizando peligrosas internadas por las bandas que, por desgracia para ellos, nunca encontraban rematador, bien por la buena actuación de la zaga, bien por la imprecisión de sus atacantes. Pero fue pasada la hora de juego cuando tuvo lugar la jugada más polémica de la mañana; Manu Trigueros agarró y derribó a Charles dentro del área cuando éste se disponía a cabecear un centro, pero el colegiado no solo no vio pena máxima, sino que amonestó al delantero por las protestas. Cuando aun continuaban los jugadores blanquiazules quejándose, Adrián habilitó a Sansone con un buen pase dentro del área, y éste fue derribado por Luis Hernández, interpretando Vicandi Garrido que hubo infracción dentro del área; de nada sirvieron las quejas de los visitantes, que reclamaban falta del atacante. Bruno Soriano igualó un partido que se les podía haber puesto muy en contra a los suyos.

El inesperado y polémico empate elevó la moral a los amarillos, que asediaron durante diez minutos el arco de Kameni, que pedía a sus hombres mayor concentración para evitar la remontada. Sin embargo, la expulsión de Roberto Soriano tras una fea patada a Camacho cambió el escenario, y los locales comenzaron a intentar conservar el punto con un hombre menos. Pese a las grandes ocasiones de Jony y Charles, la mejor oportunidad para desequilibrar la balanza la tuvo Castillejo, ex de los blanquiazules, que en el minuto 91 regateó a toda la zaga rival y logró un disparo seco y ajustado que un gran Kameni impidió que entrase. El Villarreal visitará anoeta en la vigésimotercera jornada mientras que el Málaga recibirá a la Unión Deportiva Las Palmas.

VAVEL Logo