El Fuenlabrada no suelta el acelerador
Dioni celebrando su tanto | Foto: CF Fuenlabrada.

El Fuenlabrada, el Fernando Torres, Antonio Calderón, Dioni y toda la escuadra fuenlabreña se van haciendo más y más fuertes con el paso de los partidos. La exigencia externa pasó a propia y de losa a motivación. Este equipo ha cogido una fiabilidad que ya les hace superar cualquier tipo de límite. Tras su traspié en Valdebebas, los azulones se repusieron con una victoria firme ante la necesidad del filial donostiarra.

Un Fernando Torres inexpugnable

Los madrileños se sienten fuertes en su feudo, y una vez más volvieron a demostrarlo. Un partido despachado con simpleza, pero con eficacia. Sin sufrir, demostrando lo que son: el mejor local del Grupo 2. Y es que los de Calderón no pierden en el Torres desde el 2 de noviembre ante el Albacete en aquel fatídico último minuto.

Los de Alguacil, todo sea dicho, lo intentaron desde el primer minuto del encuentro, pero todo se les complicó demasiado cuando trancurridos ocho de juego el bueno de Dioni ya andaba gritando gol. Borja Sánchez asistía y el malagueño hacía su trabajo por 16ª vez en la temporada, que no son pocas.

Milla, brazalete en brazo, dirigía desde la medular, Nana ponía el orden e Isi, la magia. Todo transcurría a las mil maravillas para la parroquia fuenlabreña que presenciaba con tranquilidad el partido de los suyos. El guión era sencillo: el Sanse disfrutaba del esférico (sin la profundidad necesaria para dañar al rival) y el 'Fuenla', del control del 'match'.

Así de fácil. Y así fue en prácticamente todo el encuentro, con la zaga fuenlabreña frenando a Jáuregui, Sangalli y compañía. Todos ellos insistentes pero sin éxito. Apenas dos intervenciones del siempre seguro Pol se pudieron presenciar, aunque tampoco muchas más fueron las de Sisniega.

Llegando a los minutos finales, y con la incertidumbre del marcador, Nana se encargó de disipar toda duda finalizando hasta las redes una jugada colectiva azulona. De esta manera se degustan las victorias ahora por Fuenlabrada, con categoría, con firmeza, con superioridad...qué lejos quedan otros tiempos peores no tan lejanos.

VAVEL Logo