Manu García, el gran capitán, cumple 175 partidos en el Alavés
Manu García, ejerciendo de capitán, en el Molinón (5-2-2017)

Nació en Vitoria-Gasteiz, un 26 de abril de 1986. Como la mayoría de los futbolistas profesionales, sus primeros escarceos tras un balón los realizó en el colegio. En su caso, fue el colegio de San Viator, a escasos metros de su vivienda familiar. En aquellos años, el equipo de ese colegio vitoriano era club convenido de la Real Sociedad.

Sus inicios en La Real Sociedad

Por esa razón, el primer equipo al que perteneció Manu fue la Real Sociedad de San Sebastián. No pasaron por alto sus habilidades con el balón para los ojeadores de la Real y, muy pronto, se lo llevaron para Donosti, a militar en las filas de los equipos filiales, en su etapa de cadete. En la temporada 2005-06 debuta con la Real Sociedad, en la categoría de Segunda B.

mundodeportivo.com
mundodeportivo.com

Allí estuvo durante 3 temporadas, donde jugó un total de 101 partidos y marcó 18 goles. El Girona C.F. se fijó en él y le fichó por una temporada. Acababa de ascender a la Segunda División y pensó en su figura y su garra para completar su plantilla. No obstante, las cosas no le fueron nada bien, ya que no llegó a vestir la camiseta y, al final de temporada, tanto el mister Raúl Agné como su secretario técnico, Miki Albert, le comunicaron que no iba a continuar en el club.

Su paso por la S.D. Eibar

Volvió cerca de su Vitoria natal y fichó por la S.D. Eibar, que lo cedió al Real Unión, que militaba en la Segunda B. En el equipo fronterizo, Manu García disfrutó de momentos inolvidables. Hay que recordar la eliminación histórica del Real Madrid, en la Copa del Rey y el ascenso a Segunda División, 40 años después. En esa temporada, el entonces extremo izquierdo acumuló 29 partidos y marcó 8 goles.

gasteizhoy.com
gasteizhoy.com

Esas alegrías en el Real Unión coincidieron con la tristeza de que la S.D. Eibar descendía a Segunda B y Manu García fue repescado de nuevo para el equipo armero. Su buena participación en la temporada anterior hizo que el técnico del Eibar, Ángel Viadero, confiase en él. Este técnico sería cesado en la jornada 36, para ser sustituído por Manix Mandiola, que seguiría confiando en Manu, llegando a jugar 35 partidos, marcando 6 goles. A pesar de jugar el playoff de ascenso a Segunda, fueron eliminados por el Ontinyent C.F.

La llegada a la U.D. Logroñes

Su grandísima temporada no fue suficiente para garantizar su continuidad en el equipo y, sorpresivamente, en la temporada 2010-2011 tuvo que cambiar de aires. Recaló en la U.D. Logroñés. Allí estuvo durante dos temporadas, jugando 53 partidos y destacando su capacidad goleadora, ya que llegó a marcar 13 goles.

deportivoalaves.com
deportivoalaves.com

Siempre que podía, acudía a Mendizorroza a presenciar los partidos del Deportivo Alavés, junto a su padre y empezaba a soñar con vestir la camiseta albiazul. Desde la grada, miraba al césped con el deseo de vestir la camiseta albiazul algún día.

Su sueño, hecho realidad:

El Deportivo Alavés

Por fin, ve cumplido su sueño y el 1 de julio de 2012 fue fichado por el Glorioso. El entonces entrenador alavesista, Nacho González, tuvo que cambiarle de posición en el campo, pasando a ser lateral izquierdo. Su entrega y dedicación a los colores con los que había soñado desde niño, hicieron que la afición alavesista se encariñase muy pronto con él. El equipo albiazul queda campeón de su grupo y asciende a Segunda División, en el campo de la Victoria, frente al Real Jaén, en un partido que está en el recuerdo de todos los aficionados. Manu García fue pieza clave del ascenso, con sus 33 partidos jugados, con una participación de más de 3.000 minutos jugados.

Alberto Brevers (Vavel.com)
Alberto Brevers (Vavel.com)

Esa temporada del retorno del Deportivo Alavés a la División de Plata fue un poco oscura. Hasta 3 entrenadores pasaron por el banquillo. Los éxitos conseguidos por Natxo González para conseguir el ansiado ascenso no fueron suficientes para mantenerle en su cargo y fue relevado en su puesto, a principios de diciembre de 2013. Le sustituyó un Juan Carlos Mandiá que, curiosamente, dirigió como segundo entrenador de Michel en el Málaga C.F. el último encuentro contra el Alavés en La Rosaleda. Tampoco le fueron bien las cosas y, 3 meses más tarde y dejando el equipo en la misma posición que lo encontró, tuvo que abandonar el puesto para que lo recogiese un exjugador de la Real Sociedad y que se estrenaba en ese puesto, Alberto López, que había empezado la temporada como segundo entrenador de Nacho.

Vavel.com
Vavel.com

Quedaban pocos partidos para el milagro y, se puede decir que en el último segundo de la temporada, el Alavés ganaba 2-3 en el mismo campo de La Victoria de Jaén, de tan gratos recuerdos para los seguidores albiazules. El vitoriano Manu García fue protagonista en 38 partidos de aquella temporada, marcando sólo 3 goles pero que fueron decisivos, para vencer al Recreativo de Huelva y al Numancia. Este gol en Mendizorroza frente al equipo soriano es uno de los que más recuerda el jugador. Su cambio de posición en el campo, formando un tándem inseparable y seguro junto a Jagoba Beobide, no fue obstáculo para triunfar plenamente. De esa manera, el Deportivo Alavés le renovó por dos temporadas más.

En las 3 temporadas que militó en el Alavés, jugó un total de 11 partidos y marcó 8 goles. Su pundonor y entrega hizo que viese un elevado número de tarjetas. Un total de 41 en las 3 temporadas, faceta esta que ha ido conteniendo con el transcurrir de los partidos.

Debuta en Primera Divisón

Y, por fin, en la temporada 2015-2016 llega el ascenso a Primera División. Después de una temporada magnífica, de la mano de José Bordalás, el equipo, que estuvo hasta el final coqueteando con los primeros puestos de la clasificación, obtuvo el premio deseado por la afición desde hacía unos años.

Vavel.com
Vavel.com

Empezaba la temporada y Manu García estaba nervioso por disfrutar de sus primeros minutos en la División de Honor de una de las mejores Ligas europeas. Se había ganado el puesto de capitán y saltó al estadio del Manzanares con una alegría que se reflejaba en su rostro. Aquel 21 de agosto de 2016 lo guardará en su recuerdo para siempre. Debutar frente a un Atlético de Madrid, que empezaba la temporada con esperanzas de conseguir el título liguero, era todo un reto. Pero todavía le esperaba una sorpresa mayor en ese partido. Corría el minuto 4 de descuento y el equipo albiazul acababa de sacar de centro del campo, tras el discutible gol de Gameiro. El balón le llegó a Manu García y, desde fuera del área soltó un zapatazo que supuso el empate y el primer gol en su haber en Primera División.

Alcanza la cifra de 175 partidos

como alavesista

Un gol que se sumaría a los 12 que llega en su trayectoria en el Deportivo Alavés.  Un Manu García que se ha ido ganando la confianza de Mauricio Pellegrino, gracias a su sacrificio, entrega y pundonor en el terreno de juego. De esa forma ha llegado a la bonita cifra de 175 partidos en el equipo de sus sueños. Le faltan muy pocos minutos para llegar a los 15.000 y, como se ha podido ver en el artículo, su relación con el próximo visitante de Mendizorroza ha sido muy estrecha.

Vavel.com
Vavel.com

Seguramente, cuando el sábado salte al terreno de juego, vendrán a su mente muchos recuerdos que desaparecerán rápidamente en cuanto el esférico empiece a rodar.

Vaya desde aquí una sincera ENHORABUENA y unos deseos de que siga triunfando en el equipo donde siempre quiso estar.

Gracias, Manu García. Gracias, tú que eres El Gran Capitán. 

VAVEL Logo