Previa FC Barcelona - Sevilla: Rock 'n' Roll para levantar el ánimo
Montaje: Anxo Rei - VAVEL

Suena la voz de un speaker de combate de boxeo. "Llega una de esas fechas que todos los aficionados al buen fútbol tienen marcadas en el calendario con rotulador rojo. El Camp Nou será el escenario para dos equipos que saben de sobra lo que significa dar espectáculo. Dos reyes persiguiendo la misma corona año tras año. Dos de las vitrinas más llenas de Europa. Por un lado, unos auténticos genios del balón con 66 puntos a sus espaldas. Posiblemente, la mejor delantera de la historia del fútbol. Ellos no juegan partidos, los ganan. Y si alguien no se lo cree, que pregunten por París. ¡El Fútbol Club Barcelona! Pero en la otra punta del ring hay unos hombres conscientes de que esta noche hay peligro, y ellos huelen el peligro. De ellos dicen que nunca se rinden, y están dispuesto a darlo todo para demostrarlo. Podrán manchar la camiseta, pero nunca el escudo. Con 58 puntos y un billete para la próxima Champions, ¡el Sevilla Fútbol Club! Señoras y señores, saquen sus bolsas de pipas, cojan sus bufandas y no pierdan de vista el terreno de juego ni un segundo. Esta puede ser una de esas noches que se recuerden durante los próximos diez años"

Aunque suene a tópico, estamos ante dos de los equipos que más espectáculo ha dado durante esta temporada. Por un lado, sabemos de sobra lo que es capaz de hacer el Barça de Luis Enrique. Si bien no les importa descuidar la parcela defensiva de vez en cuando, cualquiera puede darse cuenta rápidamente, viendo la diferencia entre los goles marcados y los encajados, de que el intercambio de golpes beneficia claramente a los azulgrana.

Se ha alabado tanto a su tridente ofensivo, y de formas tan distintas y originales, que poco se puede añadir a lo que todo el mundo sabe. Lo cierto es que no importa demasiado de qué forma quiera jugarte, porque en todas las circunstancias puede generar suficiente peligro como para terminar goleando. Si le conviene ir al intercambio de golpes, utilizará su calidad arriba para generar ocasiones de gol continuamente.

Si, por el contrario, quiere dominar y ahogar a su rival atrás, aprovechará la calidad el dentro del campo para retener el balón lo máximo posible, y para hacer difícil la salida del rival cuando este recupere la posesión. Quizá su punto más crítico sea cuando le presionan arriba y le obligan a estar más aculado. Pero, incluso ahí, muestra recursos para conseguir salir y darle la vuelta la situación. Y si no, Ter Stegen es uno de los mejores porteros de La Liga. 

Enfrente estará el Sevilla que, aunque en horas bajas, sigue siendo el mismo equipo que maravilló al mundo con su valentía y su capacidad competitiva. Jugadores como N'Zonzi, Rico, Vitolo, Nasri o Jovetic, piezas angulares del proyecto rojiblanco, han demostrado calidad suficiente como para pelear cara a cara, a un partido, con cualquier rival. Es cierto que, justo al contrario que el Barça, llegan a esta jornada con más dudas que nunca y el orgullo muy herido.

En el último mes, han pasado de verse en cuartos de final de la Champions por primera vez en 60 años y peleando por el título de liga, a estar eliminados por el Leicester y cuartos, por detrás del Atlético de Madrid. El propio Monchi, en una de sus múltiples entrevistas, ya reconoció que el problema no es físico, sino anímico. La derrota en Inglaterra les ha afectado más de lo que nadie en el vestuario hubiera imaginado. Ahora, a falta de algo menos de dos meses para el fin de LaLiga, con Monchi fuera y las dudas sobre la continuidad de Sampaoli, les llega la oportunidad de remontar el vuelo o terminar de hundirse en el fango.

Páginas y páginas de historia

Los antecedentes entre estos dos equipos son casi tan viejos como el propio fútbol. Igual tiene algo que ver el hecho de que sean dos de los más antiguos. Sin embargo, es cierto que la historia más interesante comenzó hace realmente poco, coincidiendo con el meteórico ascenso del Sevilla en Europa. Precisamente, en Europa ocurrió uno de los cruces a los que más cariño guardan los aficionados sevillistas.

Estamos en agosto de 2006. Unos tres meses antes, el Barça se había proclamado campeón de la Champions por segunda vez en su historia con una generación de futbolistas que venía pisando fuerte. Xavi, Iniesta, Valdés, Messi... Todos ellos aún eran jóvenes promesas, esperando ofrecer al mejor Barça de todos los tiempos unos años después. Para el Sevilla, aquella situación era aún más novedosa. Llegaban de ganar su primer título europeo en Eindhoven, el primero de los cinco que acabarían conquistando. La afición sevillista llegaba con mucha ilusión, pero lo que ocurrió esa noche supuso alcanzar un clímax difícilmente comparable. Más teniendo en cuenta que, tan solo cinco años antes, peleaban por ascender a Primera División. 

Otra noche histórica fue la vivida el pasado mes de mayo en el Vicente Calderón, en la final de la Copa del Rey. El Sevilla llegaba como reciente campeón de la Europa League por quinta vez en la historia, convirtiéndose en el equipo que más veces había levantado el título. Por su parte, el Barça viajó a Madrid con el título de campeón de LaLiga bajo el brazo, aunque tras la decepción de haber caído en cuartos de Champions contra el Atlético de Madrid. Aunque el Sevilla apenas había jugado una final europea cuatro días antes, dio la sensación de ser físicamente superior a su rival.

De hecho, los de Emery sometieron con increíble contundencia a su rival durante largos tramos del partido. Sin embargo, el gol no llegó y la prórroga sí. Aún así, los rojiblancos siguieron siendo superiores y encerraban al Barça con autoridad. Tan solo dos goles culés, hacia el final del partido, decantaron la balanza en favor de los muchachos de Luis Enrique. No cabe duda de que, a pesar de ser considerado un título menor, una victoria así supo a gloria bendita para el barcelonismo.

Por último, cabe destacar los enfrentamientos de esta temporada. Todo empezó como hace diez años: en una Supercopa, está vez española (producto de la final de Copa comentada anteriormente). Parecía un duelo emocionante entre dos clásicos del fútbol europeo, pero esa emoción no pasó de la previa.

Al Sevilla le castigó demasiado el hecho de enfrentarse al nuevo proyecto de Jorge Sampaoli, y el 5-0 para el Barcelona del global de la eliminatoria fue absolutamente incontestable. El enfrentamiento de liga, que también terminó con celebración en la ciudad condal, fue mucho más emocionante y disputado. Tanto que los culés se vieron obligados a remontar el primer gol de Vitolo, y a resistir las embestidas de los hispalenses cuando estos se encontraban por debajo en el marcador. Así que, en esta jornada, el sevillismo no solo se enfrenta a sus fantasmas personales, también a su mala racha contra el Barça.

Los números

Obviamente, las estadísticas favorecen de manera apabullante al Barcelona. El equipo de Luis Enrique ha marcado 32 goles más que los de Sampaoli, y ha recibido 8 goles menos. No es una diferencia enorme, pero suficiente para crear ese desnivel de ocho puntos entre uno y otro. En lo que sí coinciden ambos clubes es en la paridad de puntos obtenidos dentro y fuera de casa.

El Barça está en un 50% exacto (33 de sus 66 puntos los ha ganado en el Camp Nou); el Sevilla ha conseguido algo menos lejos de Nervión, aunque sin duda han olvidado por completo lo mal que le iba al equipo fuera de casa con Emery.

Una jornada más, el Sevilla sigue sin repetir alineación ni una sola vez en esta Liga, aunque conforme pasan las semanas se hace más difícil no repetir. El Camp Nou podría ser el escenario donde ocurra. Por poco no le alcanza el Barça en esta estadística, ya que solo ha repetido alineación una vez; además, lo hizo de forma seguida en las jornadas 13 y 14. Este formó con André Gomes, que seguramente no estará esta vez ya que su puesto lo ocupará Iniesta.

Luis Enrique: “El Sevilla es un rival temible”

El técnico asturiano del Barça atendió a los medios de comunicación en la previa del partido, tras la victoria en Granada. En ella, dijo de su próximo rival que es “un rival muy temible”, y está seguro de que les van a plantar cara: “Estamos hablando de una temporada extraordinaria en todas las competiciones para el Sevilla”, por lo que no van a dejar escapar ni un punto más en juego después de haber caído en Champions. Además, sobre las bajas de Rafinha y Arda Turan, comentó que “Denis Suárez es una opción muy viable”.  Pero no quiso entrar en más detalle: “No voy a dar más información ni más pistas a los rivales a los que nos toca enfrentarnos, y menos a estas alturas de temporada”. Por último, Luis Enrique afirmó ver a Iniesta “en su mejor nivel de nuevo”.

Sampaoli: “La idea es tratar de hacer un partido con mucho coraje”

Por su parte, el argentino no se enfocó en el Barcelona sino en las claves de su propio equipo. Recalcó su idea de “hacer un partido con mucho coraje, con mucha valentía, intentando que los resultados que se fueron dando en el último tiempo no modifiquen el reflejo ni el estilo del equipo”. Y añadió: “Ahora hay que seguir pensando con mucho optimismo todo lo que viene, y tratar de revertir los resultados que antes fueron muy favorables y ahora no lo son”. Respecto al partido, para Sampaoli la clave estará en la presión del rival: “Lo más trascendente va a tener que ver con cómo el equipo, emotivamente, logre disfrutar un encuentro en el cual el sometimiento que vamos a tener en algunos momentos no nos haga frustrarnos, sino por ahí rebelarnos”.

Clos Gómez, el tercero en discordia

Si hablamos de dos pesos pesados en cuanto equipos, el Comité de Árbitros no se podía quedar atrás con su designación. El aragonés Clos Gómez será el encargado de aportar su veteranía y experiencia en el arbitraje para evitar las tensiones que puedan surgir en un partido de esta intensidad. Además, esta podría ser la última vez que el colegiado visite el Camp Nou vestido de corto, dado que está ante su última temporada en el arbitraje profesional. Así que, sin duda, será una tarde muy especial y recordada para él. Eso sí, sin demasiado tiempo para detenerse a disfrutar del momento. Si por algo se le ha designado, junto a sus asistentes Cebrián Devis y Núñez Fernández, es por su larga trayectoria y habilidad para dirigir con solvencia choques de este nivel.

Da la casualidad de que Clos Gómez solo ha arbitrado una vez a cada equipo esta temporada, y con grato recuerdo para ambas aficiones. En el caso del Barça, fue en la plácida visita a Vitoria, que acabó con goleada por 0-6 de los azulgrana. Eso sí, aún se le recuerda al árbitro que no expulsara a Theo Hernández por una dura entrada sobre Aleix Vidal que acabó con una fractura de tobillo y, por tanto, el final de la temporada para él. Al Sevilla le arbitró hace ya media temporada, en la victoria de los rojiblancos 4-1 al Málaga. También un partido cómodo para los de Sampaoli, que a la media hora ya tenían bien encarrilado. En aquella ocasión, el aragonés tuvo que expulsar a Rami de forma totalmente justificada.

Convocatorias

Luis Enrique recupera a Messi, tras la sanción que le impidió estar en Granada. Por contra, pierde a Arda Turan y Rafinha, este último se lesionó en los primeros minutos del último partido. A falta de conocer la convocatoria oficial, no parece que vaya a haber grandes novedades.

En el Sevilla, Sampaoli, que cuenta con la totalidad de la plantilla, ha convocado a 18 jugadores. Como novedades, cabe destacar la vuelta de Mercado, recuperado de sus molestias, y Escudero, tras cumplir sanción contra el Sporting.

Posibles alineaciones

VAVEL Logo