La primera en casa
La primera en casa | Fuente: LaLiga

Lo tuvo que desear, que sufrir y que ver marchar muchas veces la grada de El Sadar. Tuvo que ver a un equipo en ocasiones sin alma, un equipo sin ideas, un equipo frágil y un equipo que aparentaba desahuciado. No obstante, llegó. Logró por fin ser testigo de un triunfo de su equipo El Sadar, tras haberse disputado hasta treinta y un jornadas del presente ejercicio liguero, durante las que han pasado tres entrenadores, varias altas, otras tantas bajas, y ante todo; muchas desilusiones.

Fue contra el Leganés, en un partido donde los pepineros empezaron por delante en el marcador. Siovas se las apañó para batir a Sirigu y dar alas a su equipo, en lo que aparentaba ir directo a ser una derrota más de las incontables que se han vivido ya en Pamplona. No obstante, había alguien dispuesto a evitarlo. Un hombre al que la garra, el pundonor y el saber hacer definen. Sergio León andaba suelto y estaba dispuesto a realizar travesuras a costa de los de Butarque.

El show del León rojillo

Una vez más, Sergio León fue el mejor hombre de Osasuna y dirigió la remontada.

El atacante cordobés se convirtió ya protagonista en los mediados de la primera mitad, cuando colocó el empate transformando un penalti. Él lo forzó, él lo anotó. Sin duda, una pequeña alegría que nada mal le venía a una grada que lo está pasando francamente mal en el presente campeonato liguero. No obstante, el atacante aún no lo había dicho todo. Y es que estaba dispuesto a darlo todo por su gente, por los aficionados de Osasuna. Les dio una pequeña parte de lo que merecían cuando, mientras se iba encarando ya la recta final del encuentro. Cazó un centro de Berenguer para enviar el esférico al fondo de la red. Osasuna cerraba la remontada y certificaba su primer triunfo como local del curso.

Y ahora bien, hasta este momento, Osasuna aparentaba -por no afirmar- estar ya fuera de la pelea por la permanencia. No obstante, estas dos victorias seguidas demuestran que los rojillos siguen aleteando. Cierto es, quedan veintiun puntos y tienen que remontar diez. Tampoco se puede obviar que el calendario es complicado. Y por último, es impensable que ni el Deportivo, ni el Leganés, ni el Sporting; puntúen en las próximas jornadas. Por tanto, todo apunta a que sigue sin apenas opciones de salvarse. No obstante, si llegara una tercera y los resultados acompañasen... ¿Quien sabe que podría llegar a pasar?

VAVEL Logo