Análisis del rival: un equipo irregular con grandes talentos
Foto del encuentro de ida // vía VAVEL (PhotoSilver)

Alavés y Villarreal se verán las caras este próximo lunes en Mendizorroza. El Submarino Amarillo tratará de conseguir tres puntos muy valiosos en la lucha por los puestos europeos. Por su parte, el Alavés tratará de seguir aumentando su confianza de cara a la final de Copa del Rey ante el FC Barcelona, ya que, con la permanencia en el bolsillo, se trata probablemente del único reto que le queda en la presente campaña. 

Situación óptima del Submarino Amarillo

El Villarreal es quinto en la tabla liguera con 54 puntos. Se encuentra dos puntos por encima de la Real Sociedad, que es sexta, y cuatro puntos por encima del siguiente clasificado, el Eibar. Los puestos Champions se encuentran a siete puntos, pues el Sevilla es cuarto con 61 puntos. 

Tras dos victorias consecutivas, el equipo viene en racha. En su último duelo, venció a un rival directo como el Athletic Club de Bilbao en su propio feudo por 3-1. Víctor Ruiz, Bakambu y Adrián pusieron los goles en un encuentro en el que también anotó Laporte para los visitantes. Tres días antes, los de Escribá se marchaban del Benito Villamarín con los tres puntos en el bolsillo gracias a un solitario gol de Adrián en el minuto 47, asistencia de Jose Ángel. 

El balance es de cinco victorias en los últimos siete partidos. Desde aquella derrota en casa ante el Real Madrid, los valencianos solo han caído en dos ocasiones: en Gran Canaria ante Las Palmas por 1-0, y en casa frente al Eibar por 2-3, en un encuentro loco en el que el Villarreal sufrió el vendaval ofensivo de los de Mendilíbar. 

El punto fuerte: la defensa

Aunque haya pasado desapercibido, cabe destacar que el Villarreal es el equipo menos goleado de la Liga, con 24 goles encajados (los mismos que ha recibido el Atlético de Madrid). Lo complementa con 45 goles a favor, que no es una cifra baja de anotación. Fran Escribá ha conseguido que su equipo refuerce la zona defensiva y gane partidos a partir de la defensa y la consistencia táctica. 

Únicamente Real Madrid y Eibar han conseguido hacerle más de dos goles en un partido al Villarreal en Liga. Deyverson y compañía tendrán que verse las caras con un equipo que basa su ataque en la defensa, y que ha mantenido su portería a cero en infinidad de ocasiones, concretamente en tres de sus últimos seis encuentros. Gran parte de culpa la tiene Musacchio, el eje de la zaga amarilla. 

Bakambu, una constante amenaza

Cedric Bakambu (RD Congo) es uno de los grandes peligros ofensivos del Villarreal. Si bien es cierto que cuando se habla de este equipo, las miradas se dirigen a Bruno Soriano, no se puede olvidar uno del ariete del equipo. Sin Soldado, su importancia goleadora es más capital aún si cabe. Metió un gol sensacional ante el Athletic: pase al espacio, cabalgada del africano, recorte y definición perfecta. 

Bakambu estuvo lesionado al principio de temporada y se perdió muchos partidos, 13 concretamente. Intentó recuperar el ritmo pero en enero volvió a caer lesionado, y perdió fuelle. No obstante, actualmente se encuentra en plena forma y con buena dinámica. Metió gol también ante el Espanyol en la jornada 26, y el derrota ante el Real Madrid en el Estadio de la Cerámica por 2-3. Una amenaza que busca volver a facturar. 

Bajas importantes 

Fran Escribá tendrá que dar una solución a algunas bajas de gran trascendencia. A las bajas por lesión de Sergio Asenjo, Samu Castillejo, Dos Santos y Cheryshev, hay que sumar la de los sancionados Soldado y Víctor Ruiz. El ariete tendrá que cumplir sanción por acumulación de tarjetas, mientras que el central fue expulsado ante el Athletic. Samu Castillejo se tuvo que retirar en el anterior encuentro y no estará disponible por una rotura en los isquitibiales. 

Adrián y Bonera entran como posibles opciones para sustituir a Víctor Ruiz y Soldado. Cabe destacar además que el central español, además de estar sancionado, ha sufrido una lesión que le mantendrá fuera de los terrenos de juego durante un mes. No cabe duda de que el entrenador tendrá que agitar el once para buscar un buen rendimiento del equipo. 

El Villarreal, un equipo ordenado, que busca siempre tener la posesión y tocar la pelota. Fútbol bonito y efectivo de un equipo con muchos simpatizantes en toda España, precisamente por ese estilo de juego. El Alavés juzgará la eficiencia de las ideas de Escribá.

VAVEL Logo