La Semana más Santa para el Atlético B
Foto: A.Marín / Atlético de Madrid

Era una semana difícil para el conjunto de Óscar Fernández, una semana determinante para el porvenir del campeonato y del consecuente puesto en la tabla de los jugadores del Filial, una semana clave en la que los rojiblancos debían demostrar por lo que están dispuestos a pelear, y lo cierto, es que los colchoneros superaron la prueba con creces. Tres partidos en siete días, o siete días en tres partidos -una de dos-, el caso es que el Filial rojiblanco no podía permitirse ni un sólo fallo para posicionarse en el tan importante liderato de la competición. Como balance general, dos de Óscar Fernández superaron la prueba con un sobresaliente: dos victorias y un empate, siete puntos de nueve posibles.

A las doce de la mañana del Domingo de Resurrección  comenzaba la última prueba, tras empatar con el Pozuelo y vencer al Alcorcón B, el Atlético recibía al Aravaca. Los de Óscar Fernández acabaron imponiéndose por cinco a uno en una contienda en la que se mostraron muy superiores. El arranque de los rojiblancos fue como un vendaval: tres goles en 12 minutos, que se escribe rápido, pero que tiene una ejecución más forzosa. El encargado de abrir la lata  y, de cerrarla, fue Zaka que abría el marcador en el minuto 1' y lo cerraba con el quinto en el 63' con un regate ante el portero. Roberto Núñez hizo los otros tres goles y firmó una actuación brillante. En el minuto 75' Toñín, brindando una muestra de compromiso, hacía el solitario tanto de los visitantes.

Así, cargado de contundencia se impuso el Atlético de Madrid B que no se andó con tonterías. Le restan cuatro partidos a la competición, los rojiblancos liderando la tabla dependen de sí mismos para conseguir el título. La cosa está más caliente que nunca, ahora el balón está en su tejado. 

VAVEL Logo