La sangre fría de Samu Sáiz alteró el pulso en El Alcoraz
Samu Sáiz celebra su gol al Cádiz | Foto: LaLiga

Es el mejor jugador de la Sociedad Deportiva Huesca y seguramente uno de los mayores tesoros de esta Segunda División. Por segunda jornada consecutiva Samu Sáiz maravilló a todos con un nuevo tanto, esta vez gracias a un limpio lanzamiento desde los once metros que confundió a Alberto Cifuentes y sirvió para anotar a lo Panenka una pena máxima que virtualmente le daba la victoria al equipo oscense frente al Cádiz Club de Fútbol y servía para introducir a la escuadra azulgrana en la zona de promoción de ascenso a Primera División a falta de ocho semanas para el cierre de la temporada regular.

Faltaban veinte minutos para que el reloj diera las diez de la noche del pasado sábado quince de abril. Sankaré cometía falta dentro de su área y Pérez Pallas decretaba penalti a favor del Huesca y cartulina amarilla para el defensor cadista. Samu Sáiz recogía con sus manos el esférico y colocaba el cuero en el punto de castigo. Sólo él sabía lo que tenía en mente y quería hacer. El Alcoraz estaba en vilo porque un gol permitiría regresar al playoff para quién sabe si abandonarlo de aquí al final. El vigués hizo sonar su silbato, el rubio tomó carrerilla y a la hora de golpear el balón lo hizo con una suavidad y una pasmosa elegancia que engañó al cancerbero albaceteño mientras veía como el cuero entraba mansamente a su meta dibujando una romántica y suave parábola que se convertía en júbilo para la parroquia local.

"Hemos merecido los tres puntos"

Durante casi cuarenta minutos el Huesca estuvo por delante en el luminoso gracias a ese tanto, tildado como recurso de un genio por todos los espectadores de tan bella obra de arte. Alfredo Ortuño amargó la fiesta al final emulando al propio Sáiz en Reus y empañó un encuentro que parecía decantado a favor oscense. La firma de Samu promete ser decisiva en este recta final de campeonato y el madrileño confirma su papel de buque insignia en este equipo que, aunque ahora dolido, sigue con opciones reales y aritméticas que le permiten soñar con mirar alto.

Al término del encuentro pasó por zona mixta como mandan los cánones y ante los medios de comunicación reconocía que "ha sido un partido muy complicado pero creo que nos hemos merecido los tres puntos", reafirmando su postura asegurando que "nosotros vamos para arriba y los tres puntos se deberían haber quedado en El Alcoraz".

VAVEL Logo