Frenazo a la racha de victorias en el Ciutat
Levante UD y CF Reus Deportiu empataron en un partido muy igualado en el Ciutat de València. | Foto: La Liga

Primera mitad sin ritmo ni ocasiones

El partido empezó sin prisas en ninguno de los dos equipos. El CF Reus se hizo con la posesión desde un primer momento e intento llevar la iniciativa en el encuentro, aunque sin llegar a acercarse al área del Levante UD. Por su parte, los ‘granotas’ esperaban en campo propio un error visitante para asestar algún golpe a la contra, sin éxito. Un inicio de partido muy lento en el que tan solo un pase filtrado hacia Fran Carbià, que cortó a la perfección Chema, y la réplica de Montañés con un pase al corazón del área que despejó la defensa del conjunto catalán, consiguieron espolear al público. Desde el principio ambos equipos demostraron porqué son los conjuntos menos goleados de la categoría, lo que justificaba el miedo a cometer algún error –ante la dificultad que supondría remontar un gol en contra-.

Con el paso de los minutos, el partido no cogió velocidad ni intensidad. Pasada media hora de la primera mitad llegaron los primeros disparos a puerta, uno por cada equipo, aunque sin llegar a suponer peligro alguno para Raúl o Edgar, los dos porteros que compiten por convertirse en el ‘zamora’ de la Liga 123. En su guerra particular por el ‘pichichi’, Roger Martí apenas dispuso de oportunidades para probar a Edgar, aunque estuvo cerca de ‘pescar’ un balón largo tras una falta de entendimiento entre los zagueros del CF Reus. Por suerte para el conjunto catalán, su guardameta estuvo atento para salir al corte y evitar el gol del ‘pistolero’.

A falta de ocasiones, el público se tuvo que conformar con detalles de calidad. Primero fue Campaña con un ‘caño’ sobre un jugador del CF Reus que trataba de robarle el balón. En la misma jugada, el delantero del conjunto visitante, Edgar Hernández, se zafó de Pedro López con un precioso ‘sombrero’ de espaldas que provocó la exclamación del Ciutat de València. Con eso se llegó al final del primer acto de un partido sin ritmo ni ocasiones.

El líder sacó las garras en la segunda mitad

La segunda mitad empezó con otro ritmo y con un Levante UD dispuesto a poner en apuros a su adversario y adelantarse en el marcador. Los locales adelantaron líneas y llegaron a rondar el área del CF Reus en dos ocasiones, aunque sin llegar a convertir ninguna en disparo a puerta. Además, los ‘granotas’ reclamaron unas posibles manos dentro del área del conjunto catalán. Fruto de ese ímpetu inicial, Natxo Insa vio la cartulina amarilla tras una fuerte entrada sobre un jugador del CF Reus y que le impedirá jugar el próximo sábado en el Ramón de Carranza ante el Cádiz CF. Cerca de cumplirse la hora de partido, el Levante UD dispuso de la ocasión más clara del partido con un cabezazo de Espinosa que detuvo Edgar Badia. El centrocampista manchego del Levante UD apenas pudo darle fuerza al remate y además, imposibilitó que Roger, que llegaba desde atrás, pudiese hacerlo.

Pasada la hora de partido, Juan Ramón López Muñiz, entrenador del Levante UD, dio entrada a José Luis Morales y Víctor Casadesús para potenciar el ataque ‘granota’, en lugar de Montañés, desasistido durante el partido, y Natxo Insa, bajo el riesgo de quedarse con diez hombres. Los cambios surtieron efecto inmediato y volvieron a crear problemas sobre la portería defendida por Edgar Badía, sobretodo en los pies de Morales, que a punto estuvo de conectar un centro con Jason en boca de gol y, posteriormente, engatilló una volea desde la frontal del área, aunque esta se marchó muy desviada.

A falta de veinte minutos para el final, el Levante UD ya tenía encerrado al CF Reus en su propia área y lo sometía a un asedio total, a base de centros y disparos desde fuera del área, ante lo que los visitantes tan solo podían ‘achicar agua’. Con semejante panorama, y con más de diez minutos por delante, el técnico visitante, Natxo González, agotó sus sustituciones para cortar el ritmo a los ‘granotas’ y darle un respiro a su equipo. Muñiz, por su parte, dio entrada a Verza en lugar de José Campaña, muy acusado físicamente en los últimos minutos. El propio Verza estuvo a punto de dar la victoria a los locales con un lanzamiento de falta por la escuadra en el minuto 90 que salvó Edgar Badía con una estirada espectacular. El partido llegó a su fin y ambos equipos firmaron un empate que les sirve a los dos para acercarse un poco más a su objetivo final: ascenso y permanencia, respectivamente.

VAVEL Logo