Óscar le da la Copa de Campeones al Real Madrid
Los jugadores del Madrid celebrando el título. Fuente: Realmadrid.com

Óscar le da la Copa de Campeones al Real Madrid

El mediocentro blanco decidió el choque ante un buen Málaga con un gol de falta a muy pocos minutos para el final. El Real Madrid aguantó hora y media de juego con un jugador menos.

javi-saenz-chas
Javi Sáenz-Chas
MálagaKellyan, Robles, Álex Sánchez, Juande, Iván, José Carlos, Joel, Maty, Alberto, Eppy y Hicham.
Real MadridBelman, Zabarte, García, Hernando, Martín Calderón, Alberto, Toni, Dani Gómez, Óscar, Franchu y Javi
MARCADOR0-1, min. 116, Oscar.
ÁRBITROPablo Brea Peón (A Coruña). Expulsó por doble amarilla a Martín Calderón (minuto 31).
INCIDENCIASFinal de la Copa de Campeones Juvenil disputado en el Estadio de O Couto (Ourense, Galicia).

El mejor juvenil de España. Los pupilos de Guti consiguieron la ansiada Copa de Campeones Juvenil, que reúne a los primeros de cada grupo de División de España, este año Celta, Osasuna, Villarreal, Málaga, Real Madrid, Atlético de Madrid, Barcelona y Las Palmas. Como Iniesta en Johannesburgo, en el minuto 116 Óscar le dio la Copa de Campeones juvenil al Real Madrid. Otra vez de falta, como ya había ocurrido en las semifinales. El mediocentro blanco, una de las perlas de la cantera del Madrid, fue el jugador más determinante del mejor equipo español de juveniles.

La final, disputada en el Estadio O Coto de Ourense, enfrentaba al Málaga, equipo que eliminó al Barcelona en cuartos de final y al Celta en semifinales y a un Real Madrid que era uno de los favoritos para llevarse el título que había superado al Atlético de Madrid y al Villarreal antes de llegar a la final. Los de Guti sabían de la dificultad de enfrentarse contra el equipo andaluz, y trataron de minimizar sus virtudes.

Con uno menos desde el minuto 31El partido cambió en el minuto 31, cuando el árbitro Brea Peón expulsó a Calderón por doble amarilla. Víctima de las grandes tensiones de un partido de este calibre, el defensa condenaba a su equipo para todo el resto de encuentro tras dos amarillas en menos de un minuto y medio. La que supuso la roja fue por una fea entrada sobre el malagueño Juande.

El Madrid se levantó, como siempre

Con el espíritu que lleva en su escudo, el Real Madrid se sobrepuso a la expulsión. Los madridistas tenían que esforzarse el doble, tratar de que el Málaga no fuese muy superior, organizarse para que no hubiera huecos en el  campo. Y lo consiguieron. A pesar de la inferioridad numérica, el equipo de Guti tuvo ocasiones durante los 90 minutos y los jugadores hicieron olvidar, por momentos, que estaban jugando con uno menos.

Por su parte, el Málaga quería ser dueño y señor del partido y revalidar el título conseguido la pasada campaña, aprovechar la superioridad para adelantarse en el marcador. El equipo andaluz ha sido el conjunto que mejor fútbol ha practicado durante estos partidos del torneo. Ante el Barcelona demostraron de lo que eran capaces, y querían ganarle al otro grande español para conseguir el título. Joel tuvo en sus botas el gol tras un gran centro de Eppy que despejó Belman milagrosamente. En el minuto 87, el Málaga se encontró con el larguero en la oportunidad más clara de todo el encuentro. El partido acababa y se llegaba a la prórroga.

Una prórroga accidentada por el cansancioLa primera parte de la prórroga estuvo llena de los clásicos tirones y pinchazos debidos al cansancio de ambos equipos. Así, casi no se jugó al fútbol por los parones y parecía que Málaga y Real Madrid firmaban decidir el partido por la lotería de los penaltis. Pero nada de eso. El Madrid comenzó a carburar y tuvo varias ocasiones. Ofensivamente, los Dani Gómez, Franchu y compañía creaban mucho peligro y el Málaga no los conseguía controlar.

En el 116', Óscar hizo magia. El Málaga concedió una falta en la frontal del área y eso para el Madrid es medio gol. El canterano blanco puso el balón en la escuadra, imposible para Kellyan. El Málaga se convertía en otra víctima del potente y gran disparo de un Óscar que se está convirtiendo en una de las perlas de La Fábrica. El Real Madrid conseguía su séptima Copa de Campeones, convirtiéndose en el equipo que más veces la ha ganado, tras unos días magníficos.

VAVEL Logo