Final de Copa 16/17: el Alavés se enfrenta al rey
Celebración de Copa (foto:Rodrigo_jiVAVEL)

Final de Copa 16/17: el Alavés se enfrenta al rey

Para concluir el curso 2016-2017 el FC Barcelona y el Deportivo Alavés medirán sus fuerzas el próximo 27 de mayo, en la que será la despedida tanto de Luis Enrique como del legendario estadio madrileño Vicente Calderón.

JaviRoldan
Francisco Javier Roldán Pérez

El FC Barcelona es el rey de la Copa del Rey. O el Rey de Copas, a secas. La génesis del ingenioso juego de palabras es sencilla, pero eso no resta sentido al significado. La Copa del Rey fue creada en 1903, es un título nacional que rinde honor al rey y que es entregado por él mismo. El Barça es el club dominante a nivel histórico, de ahí que se le califique como rey de la competición. Para cerrar el triángulo, la baraja española, así como el tarot, tiene el archiconocido rey de copas, que denota autoridad. Es simple, cuadra. Extrapolando tal competición de solera nacional a la mítica baraja, el conjunto catalán es la figura más alta de la descuadernada, por ello, el rey de copas.

Las radicales etiquetas suelen ser impostoras. Todos recuerdan más los éxitos de La Quinta del Buitre o el Dream Team que los fracasos, como la carencia de dominio al máximo nivel europeo, las goleadas encajadas por ambos en semifinal y final de Copa de Europa contra el AC Milan o los primeros compases de un Cruyff casi en el paredón. El Madrid de los galácticos también tuvo la temporada 2003/04 con Queiroz, en la que acabó cuarto; o el Milan de Sacchi no reflejaba en la Serie A sus éxitos internacionales. Pese a ello perdura su esencia, el global de los méritos. Y la denominación se hace justa.

El FC Barcelona no es el rey de La Copa solamente porque haya ganado más que ningún otro. Sino porque la diferencia de dominio es abismal con el segundo, el Athletic de Bilbao, que ostenta 23. De las 113 ediciones disputadas, el club azulgrana ha conquistado 28, habiendo participado en 38 finales - sin contar la presente-. Lleva siéndolo durante más de cien años, y me temo que sería casi imposible despegarle la bien ganada etiqueta y relacionarla con cualquier otro club que lo adelantase en un futuro.

Detalles de la Copa del Rey desde el prisma azulgrana

Con ello, la realidad es que los claroscuros están ahí. Siempre lo están. Uno de los puntos grises son las finales disputadas contra el máximo rival. El Real Madrid, ganador en 19 ocasiones, se ha medido en siete al FCB, habiéndole ganado cuatro. Aunque su balance global sea peor, el equipo de la capital comparte méritos con el catalán por ser el que más veces ha llegado a la final. Las dos últimas en que se vieron las caras el Madrid acabó llevándoselas para las vitrinas del Santiago Bernabéu, siendo las ediciones de 2010/11 (1-0) y 2013/14 (2-1).

Aunque no participó en el partido, el Johan Cruyff futbolista formaba parte de la plantilla que recibió la mayor goleada en una final, el 4-0 contra el Real Madrid de la 73/74. El Flaco, aún como jugador y en el año de su despedida del club, levantó la disputada en 1978 contra la UD Las Palmas, imponiéndose por 3-1.

Final clásica (foto:taringa)
Final clásica (foto:taringa)

Ya como entrenador encontramos en La Copa uno de los títulos más importantes de Cruyff. La ganada en 1990 daba vida al proyecto que en su segundo año, aún con un juego errático, volvía a tambalearse. Fue un 2-0 contra el Real Madrid con goles de Amor y Salinas que significó la revancha de su etapa como futbolista. Casi tan importante como ésta fue la ganada con Luís Aragonés al mando, en 1987. Fue un uno a cero contra la Real Sociedad, que en nada mejoraba la dramática temporada del Motín del Hesperia que propiciaría la llegada de Cruyff. Y digo tanto o más importante que la ganada por éste, porque la victoria de los del Sabio de Hortaleza permitió a un equipo que acabó sexto en Liga acceder a la Recopa de Europa. La campaña 1988/89 Johan estuvo más fuera que dentro del equipo en numerosas ocasiones, siendo el primer cabo que lo mantuvo a flote el título de la Recopa que ganó contra la Sampdoria.

Casi una década después, en la 95/96, la película sería muy diferente. Una plantilla desmembrada perdería uno a cero la final contra el Atlético de Madrid del doblete, dirigido por Antic, y el Flaco estaría más cerca de abandonar el club y los banquillos.

Otra de las más importantes de la vida barcelonista fue la ganada en la 2008/09 contra el Athletic, por 4-1. Ésta forma parte de los legendarios seis títulos conseguidos por el primer Barça de Guardiola en la mejor temporada de cualquier equipo de todos los tiempos. Pep se estrenó y se despidió ganándola, y en ambas campañas contra los vascos. En 2012 otra goleada, esta vez por tres a cero, cerraría su exitosa etapa en el banquillo.

Primera Copa de Pep. (foto:wordpress)
Primera Copa de Pep. (foto:wordpress)

Para la edición de 2016/17 el FC Barcelona se enfrenta al Alavés, un club que, por presupuesto e historia, podríamos considerar "menor". El FC Barcelona se ha medido a equipos de similar entidad en once ocasiones, y la balanza se inclina de su lado. Únicamente la derrota contra el Arenas de Geitxo de 1919 empaña una estadística peculiar en la que los clubes que sucumbieron fueron los siguientes: Español (1910 y 1957), Gimnástica (1912), Arenas de Geitxo (1925), Real Unión (1922), Granada (1959), Las Palmas (1978), Sporting de Gijón (1981), Real Betis (1997) y Mallorca (1998).

Otro de los méritos que posee la entidad de la Ciudad Condal es ser el único que la ha ganado en tres temporadas seguidas. Las que van de 1951 a 1953, contra Real Sociedad, Valencia CF y Athletic de Bilbao respectivamente. Aquel equipo de Ladislao Kubala sería recordado por ganar las ediciones de 1957 y 1959 y convertirse en el único grupo pentacampeón en una década. La del 59, además, fue la mayor goleada asestada por el Barça. Un 4-0 final contra el Granada CF, que no pudo frenar el demoledor ataque húngaro de los de Helenio Herrera. Si se consiguiese este año, Luis Enrique y los suyos igualarían las tres seguidas, ya que se viene de ganar la de 2015 contra Los leones y la de 2016 ante el Sevilla.

En los duelos contra el inmediato perseguidor en la sala de trofeos, el Athletic de Bilbao, los azulgranas casi salen sin mácula. Cinco victorias (1920, 1942, 2009, 2012 y 2015) por sólo dos derrotas, la de 1932 por un gol a cero y la tristemente recordada por la trifulca final de 1984, en la que los de Menotti y Maradona cayeron por 1-0.

El curso pasado el rival fue el todopoderoso Sevilla CF dirigido por Unai Emery. El resultado de los 90 minutos fue empate a cero. La prórroga deshizo la igualada, siendo Alba y Neymar los autores del 2-0 final. Ésta sería la séptima final que, con participación del Barça, se decide con dos tiempos extra, siendo la de 1997 ganada al Betis de Serra Ferrer por 3-2 el recuerdo más reciente.

Luis Enrique tras ganar la Copa (foto ESPN)
Luis Enrique tras ganar la Copa (foto ESPN)
VAVEL Logo