Allegri vs Zidane: la final desde los banquillos
Fotos: Daniel Nieto - (VAVEL) / UEFA.com

Massimiliano Allegri y Zinedine Zidane tienen tan solo cinco años de diferencia en edad, pero cada uno ha tenido carreras muy diferentes en el fútbol. El italiano fue jugador entre 1984 y 2003, con una trayectoria no muy brillante, hizo parte de varios equipos de la Serie B y C, aunque también jugó en la Serie A con el Pisa, el Pescara, el Calgliari, Padua y Nápoli. En esta faceta solo ganó un titulo, en la Serie D, con el Anglianese en 2002. Así, después de 19 años, se retiró y empezó casi de inmediato su vida como entrenador.

Esto contrasta fuertemente con la carrera de “Zizou” en el campo de juego. El francés jugó en el Cannes, Bordeaux, Juventus y Real Madrid, cosechando 13 títulos, contando ligas tanto italianas como españolas, una Champions League, dos Supercopas de Europa y dos Copas Intercontinentales. Esto sin contar una Eurocopa y un mundial con la selección de Francia, de la que fue figura durante varios años. También fue ganador de varios premios individuales, entre ellos, el Balón de Oro de la FIFA en 2006.

Allegri: unido a los banquillos italianos

Ya en el campo de entrenador, Allegri debutó en el banquillo del Anglianese, el propio equipo en el que se retiró como jugador y sus siguientes años fueron en clubes que jugaban la Serie C y B, hasta que en 2008 fue contratado por el Calgliari, que estaba en primera división y asi comenzó su camino a ser interés de otros grandes clubes de Italia, gracias a su buen desempeño hasta 2010.

En ese momento firmó con el AC Milán, donde debía tomar un equipo que había sido campeón de Europa de las manos de Carlo Ancelotti dos años antes y que su sucesor, Leonardo, no pudo manejar bien. Allegri logró conquistar la liga y la Supercopa de Italia en su primera temporada, pero en los siguientes años los resultados fueron mediocres y el Milan no lograba avanzar en competiciones internacionales. En 2014 abandonó el club, pero rápidamente encontró un nuevo hogar, la Juventus.

Zidane: fiel al Real Madrid

Por el lado de Zidane, su carrera como jugador finalizó en 2006 y solo hasta 2010 volvió a aparecer, pero ya con las intenciones de ser entrenador en el futuro. Fue consejero especial del Real Madrid de José Mourinho hasta que en 2013 Carlo Ancelotti se convirtió en el nuevo técnico y “Zizou” fue su asistente.

Como segundo entrenador ganó una Copa del Rey en 2014 contra Barcelona y la undécima Champions League del club ante el Atlético de Madrid. Después de esta temporada decidió dejar el primer equipo y empezó a dirigir al Castilla y así lo hizo durante una temporada y media.

En enero de 2016, con el despido de Rafa Benítez del banquillo del Real Madrid, Zidane tomo su puesto y se convirtió en el entrenador del primer equipo. Tras su llegada, consiguen ganar una nueva Champions League, una Supercopa de España, un Mundial de Clubes y más recientemente una Liga.

Entrenadores exitosos

El italiano, tras su llegada a la Juventus en 2014 consiguió hacer su mejor campaña como entrenador, pero no era sencillo ya que recibía el puesto de nadie más que de Antonio Conte. Allegri ha ganado con la Vecchia Signora tres ligas, tres Copas de Italia, una Supercopa de Italia y fueron finalistas de la Champions League en 2015.

Ambos entrenadores en pocos años han logrado conseguir grandes títulos para sus clubes, Allegri teniendo la ventaja en experiencia, pero tienen ideas de juego radicalmente diferentes. Zidane ha mostrado que le gusta que su equipo maneje el balón, que tenga la posesión, pero de forma activa y que los avances al ataque sean verticales y rápidos explotando las bandas con sus laterales. Aunque ha demostrado que cuando debe probar un sistema táctico diferente, lo hace; si debe jugar de manera más defensiva y hacer provecho de los contraataques, no tiene problema en hacerlo.

Allegri, por el contrario, tiene una idea de juego muy clara y muy italiana, fiel al conocido Catenaccio, defensivo y efectivo. Su equipo es capaz de jugar con línea defensiva de cuatro o de tres centrales, enviando así a sus laterales adelante para convertirse en dos mediocampistas más, aprovechar las bandas y hacer uso de sus fuertes delanteros.

Los dos han mostrado sus credenciales durante la temporada y además de seu un duelo de entrenadores, podría ser una lucha de estilos. Cada uno sabe lo mejor y lo peor de sus equipos, vienen de ganar la liga de sus respectivos países y se mostraron fuertes y sólidos durante toda la competición. El duelo y la final comienza desde sus pizarras, ideas, tácticas y desiciones. El sábado de 3 de junio se verá quie será el que se impondrá.

VAVEL Logo