Resumen temporada 2016/2017 Real Madrid: Isco Alarcón, mejor jugador de la temporada para los aficionados
Isco defendiendo el balón ante un adversario | Foto: VAVEL

Francisco Alarcón Suárez “Isco”, se le define por numerosas cualidades, como por ejemplo desborde, imaginación o velocidad. Isco está a la altura de los grandes centrocampistas del mundo, gracias a sus milimétricos pases y su habilidad a la hora de regatear, acciones que enamoraron al Santiago Bernabéu, a España y al resto de Europa.

En esta temporada de ensueño del conjunto blanco, el centrocampista malagueño ha participado en 42 partidos, divididos en 30 partidos en la Liga Santander, 6 Champions League, 4 Copa del Rey, 1 Supercopa de Europa y 1 Mundial de Clubes. En esos 42 goles ha aportado goles, 11 en total, 10 en Liga y gol en Champions. Goles acompañados de asistencias, con 7 asistencias en Liga. Isco se ha dejado notar en más de 2.300 minutos entre todas las competiciones disputadas por el conjunto blanco esta temporada.

La magia de Isco le ha llevado a disputar 18 partidos como titular en Liga, algo que siempre ha agradecido la afición blanca a Zinedine Zidane. En otros 12 partidos ha comenzado en el bamquillo y a la hora de saltar al terreno de juego, ha provocado un cambio positivo en el sistema de juego del Real Madrid. Respecto a la UEFA Champions League, en 5 partidos comenzó en el once titular mientras que un partido vio los primeros minutos desde el banquillo. En la Copa del Rey, Isco comenzó como titular en tres encuentros mientras que uno estuvo en el banquillo. En la obtención de la Supercopa de Europa frente al Sevilla se le pudo ver en el once titular y dar un recital de “Iscomanía”. Por último, en el Mundial de Clubes solo participó en un partido y salió como revulsivo en la segunda parte.

Tras muchos rumores sobre su marcha de la entidad blanca por sus pocos minutos en el terreno de juego, Isco ha confirmado esta misma temporada que quiere seguir en el Real Madrid y quiere seguir evolucionando como lo ha hecho hasta ahora. Zinedine Zidane siempre ha tenido en su cabeza un rompecabezas sobre quien debía alinear, Gareth Bale, James Rodríguez o Isco Alarcón. El técnico francés elegía mayoritariamente al galés, pero contaba con el malagueño como revulsivo en la segunda mitad. James Rodríguez no entraba en los planes del técnico francés en algunos partidos.

Isco Alarcón desde el primer partido intentó hacerse con un puesto como titular, pero Gareth Bale estaba en una forma espectacular y Zinedine Zidane se veía obligado a contar con el galés. Una nueva lesión en el soleo de Gareth Bale, dio la oportunidad a Isco de mostrar sus dotes a todo el mundo y así lo hizo.

Isco se deja notar

Isco Alarcón conduciendo el esférico | Foto: Página web Real Madrid
Isco Alarcón conduciendo el esférico | Foto: Página web Real Madrid

Sus primeros goles tardaron en llegar, el 15 de octubre, el Real Madrid visitaba el Benito Villamarín para enfrentarse al Real Betis y no fue un partido difícil. Isco Alarcón logró ver por partida doble la portería y aportar goles a la goleada blanca de un gol a seis.

Tras su primer doblete goleador, tan solo 8 días después, en la visita del Athletic Club al Santiago Bernabéu, Isco entró en el once titular de Zinedine Zidane y logró una asistencia a Karim Benzema para que inaugurara el electrónico. Primera asistencia de la temporada para el malagueño que no iba a ser la última.

El centrocampista español no lograba goles, pero daba recitales tácticos, regateaba a sus adversarios como si de una escuela de niños se tratase, Isco es pura magia. Isco no volvería a ver puerta hasta 2017.

Poco después del gran partido y su asistencia frente el Athletic Club, una nueva víctima se iba a cruzar por su camino, el CD Leganés. Aunque Isco no logró ver puerta, si le hizo el trabajo a su compañero de equipo a Gareth Bale que puso el 1-0 en el marcador. Isco, lograba dar sus pases milimétricos y sus compañeros se lo agradecían. Poco a poco, Isco se convertía en una pieza fundamental en el conjunto blanco.

Isco se encontraba cómodo cada vez que se ponía la camiseta blanca, aún estaba pendiente su renovación y cada vez dejaba más claro el propio jugador su deseo de continuar en el conjunto blanco. Con un partido no apto para cardiacos, Isco ofreció una nueva asistencia a Álvaro Morata para que pusiera el 1-0 en el marcador. Finalmente acabaría en un 3-2 favorable al Real Madrid gracias a un tanto en el minuto 91 de Sergio Ramos.

Isco Alarcón golpeando el esférico | Foto: Página web Real Madrid
Isco Alarcón golpeando el esférico | Foto: Página web Real Madrid

La próxima víctima de Isco fue el club andaluz, Granada C.F, que recibió dos goles del malagueño y además, un nuevo espectáculo futbolístico por parte de Isco Alarcón, que logró ser ovacionado por el coliseo blanco. Isco empezaba el año de la mejor manera y era solo el comienzo.

La afición blanca pedía a voces la alineación de Isco Alarcón en el once, pero Zinedine Zidane hacía oídos sordos y elegía a Gareth Bale para dar más velocidad al juego. El 11 de febrero, Isco asaltó el Reyno de Navarra con una técnica sublime, demostrando una vez más, que es de los mejores centrocampistas del mundo y lograba un nuevo gol para su casillero propio.

El Real Madrid lideraba la clasificación e Isco, cada vez que jugaba, lideraba al conjunto blanco. Tras el asalto al Reyno de Navarra, el Real Madrid recibía al equipo canario, Las Palmas y fue un partido con muchos goles, tres para cada uno y dónde Isco inauguró el marcador que de poco sirvió, ya que hubo reparto de puntos entre ambos equipos. Isco continuaba con su aportación goleadora al Real Madrid.

Asistencias ‘made in Isco’

Isco y sus compañeros celebran un gol ante el Espanyol | Foto: Twitter oficial Real Madrid
Isco y sus compañeros celebran un gol ante el Espanyol | Foto: Twitter oficial Real Madrid

El siguiente en caer en la magia hipnotizadora de Isco Alarcón iba a ser el R.C.D Espanyol. El equipo catalán pudo ver como Isco jugaba a sus anchas y controlaba cada pase, cada movimiento, lo difícil lo hacía fácil. En este partido que se saldó con un 2-0 favorable al Real Madrid, en ambos goles estuvo presente el nombre de Isco, tanto en el primer gol de Álvaro Morata, como en el segundo gol de Gareth Bale. Isco asistió maravillosamente a sus dos compañeros para que solo la empujaran y lograran una victoria importantísima.

Tras Las Palmas, su próximo verdugo iba a ser el Deportivo Alavés que, con una asistencia de Cristiano Ronaldo, Isco Alarcón sentenciaba un partido que no fue de los mejores del Real Madrid. Francisco Alarcón Suárez, que salió como titular, aportó gol y verticalidad al Real Madrid que endosó un 3-0 al equipo vitoriano.

Isco Alarcón, al rescate

Isco dejando atrás a un defensa sportinguista | Foto: Twitter Real Madrid
Isco dejando atrás a un defensa sportinguista | Foto: Twitter Real Madrid

Con sus aportaciones, llegó uno de los partidos claves para la obtención del título liguero. La visita al Molinón. El Real Madrid iba a Gijón tras un empate en casa frente al Atlético de Madrid, solo le valía la victoria. El partido se ponía cuesta arriba desde el minuto 14, pero la actuación del centrocampista malagueño fue apta para ser nombrado mejor jugador del partido con sus dos tantos, pero sobre todo por la magia que mostraba cada vez que tocaba el esférico. Isco salvó a Zinedine Zidane y se llevó los tres puntos para la capital.

La temporada se acababa, el Real Madrid tenía por delante varios partidos de alto nivel. Una visita a Riazor, estadio maldito durante 17 años, le podía costar el campeonato liguero. Un Real Madrid con el equipo B, supo sorprender a los gallegos y conseguir una nueva victoria abultada con participación doble de Isco, gol y asistencia a Álvaro Morata, una vez más, para inaugurar el marcador. El Real Madrid dejaba Galicia con un 2-6 que le acercaba, cada vez, al trigésimo tercer título blanco.

Road to Cardiff… Gracias a Isco

Zinedine Zidane ya no se lo pensaba dos veces, con la lesión de Gareth Bale, daba luz verde a Isco para derramar magia por los estadios del fútbol español y europeo. Tocaba visita al Vicente Calderón, un partido de vuelta de las semifinales de la UEFA Champions League. El Atlético de Madrid perdió 3-0 en el Santiago Bernabéu y necesitaba un milagro para sacar billete a Cardiff. Un 2-0 en apenas 15 minutos, dio esperanzas a los colchoneros de conseguir lo imposible. Pero antes del descanso, una jugada increíble de Karim Benzema, un tiro rechazado por Jan Oblak de Toni Kroos, caía el balón en Isco que solo tenía que empujarla y poner el 2-1 en el marcador y dar por hecha la eliminatoria y volver a plantarse en una final de Champions un año después. Este sería el último gol de Isco Alarcón en esta temporada, un gol que valió un pase a la final de la UEFA Champions League.

Tras el aplazamiento del Celta de Vigo – Real Madrid por problemas en la cubierta de estadio vigués, el 17 de mayo se disputó el encuentro, partido decisivo para conseguir el título. Una victoria muy cómoda por parte del Real Madrid de un gol a cuatro y dónde Isco y Cristiano Ronaldo fueron los protagonistas del encuentro. Cristiano Ronaldo inauguró el marcador y a los tres minutos de comenzar la segunda mitad, Isco asistía al astro portugués para poner un 0-2 favorable al conjunto blanco y medio sentenciar el encuentro. Finalmente acabaría en una victoria contundente de 1-4 a favor del Real Madrid.

Campeón de Liga en casa

Cristiano Ronaldo e Isco hablan tras el 0-1 en la Rosaleda | Foto: Twitter Real Madrid
Cristiano Ronaldo e Isco hablan tras el 0-1 en la Rosaleda | Foto: Twitter Real Madrid

Llegó la jornada 38, se disputaba el Málaga C.F – Real Madrid C.F. El conjunto de Zinedine Zidane se jugaba quedar primero del campeonato liguero y así fue, una aistencia en los primeros minutos de Isco Alarcón a Cristiano Ronaldo que hacía el 0-1 y ponía las cosas muy de cara para el Real Madrid. Ya en la segunda parte, Karim Benzema se encargaría de cerrar el marcador y así conseguir proclamarse campeón de Liga con el Real Madrid. Y un partido más, Isco Alarcón dio una clase de magia, de poderío con el esférico que solo está al alcance de los mejores del mundo.

Una Champions con sabor andaluz

Isco levantando la
Isco levantando la "Orejona" | Foto: Página web Real Madrid

Y solo faltaba un partido para cerrar la temporada. Era ganar o perder, no había otra. Isco Alarcón junto a sus compañeros de equipo iban a luchar por levantar la “Orejona” y así fue, el Real Madrid, liderado por un Modric e Isco enchufadísimos desde el primer minuto, noquearon a la Juventus de Turín que solo pudo conformarse con el auténtico golazo de Mario Mandzukic. Isco conseguía su tercera Champions con el Real Madrid. Ha sido una temporada de ensueño para el malagueño, que a pesar de tener que luchar contra Gareth Bale o James Rodríguez por un puesto en el once, ha logrado mostrar sus cualidades y demostrar que quería seguir vistiendo la camiseta blanca del Real Madrid.

 

VAVEL Logo