Jugadores que ofrecieron su mejor versión tras salir del Real Betis
Molina marcó 22 goles tras abandonar el Real Betis | Foto: Juan Ignacio Lechuga (VAVEL)

El conjunto de la Palmera no se ha caracterizado a lo largo de las últimas temporadas ensacar el máximo provecho de sus jugadores. Numerosos futbolistas que venían con un buen cartel o se las prometían muy felices tras incorporarse a la disciplina bética acabaron convirtiéndose en fiascos. En cualquier caso, la carrera de muchos de estos jugadores no concluyó en el Betis, sino que marcharse del Betis les ayudó a relanzarla. A continuación enunciaremos a algunos de los futbolistas que  demostraron tener más fútbol en sus botas que el mostrado sobre el césped del Benito Villamarín.

Salvador Agra

El futbolista portugués de 25 años llegó al Real Betis, procedente del Sporting Club Olhanense, durante el mercado invernal de la temporada 2011/2012. Agra, extremo veloz y con desborde, se presentaba en Sevilla como uno de los futbolistas con mayor proyección del fútbol portugués. Sin embargo, el futbolista nacido en Vila do Conde tan solo disputaría 10 encuentros con la elástica de las trece barra, en los cuales anotaría un gol. El que fuera entonces su entrenador en el conjunto bético, Pepe Mel, decidió no contar con Agra de cara a la siguiente temporada y comenzó un largo proceso de préstamos.

En tan solo cuatro años, el jugador portugués pasó por el Siena italiano y dos conjuntos de su país natal, Coimbra y Sporting de Braga; todos en calidad de cedido. Finalmente, Salvador dejaría de pertenecer al conjunto de la Palmera tras concluir su contrato tras la temporada 2014/2015. Agra se enrolaría en las filas del Clube Desportivo Nacional de la Liga NOS, donde firmó su mejor campaña como profesional. El ex-futbolista bético se hizo con la titularidad, saliendo de inicio en 33 de los 34 partidos que jugó en total. A lo largo de la 2015/2016, el extremo anotó 9 goles y repartió 9 asistencias. Su gran rendimiento se vio premiado al ser convocado con Portugal para disputar los pasados Juego Olímpicos de Río de Janeiro.

Guillermo Molins

Extremo nacido en Montevideo, nacionalizado sueco, que pasó a formar parte de la disciplina bética en enero de 2013. Molins, futbolista técnico que se caracterizaba por su habilidad para el regate, llegaba procedente del Anderlecht belga con el objetivo de reforzar el ataque verdiblanco. En cambio poca influencia tendría Molins en que el Betis acaba situándose esa temporada como décimotercer clasificado. A lo largo del segundo tercio de campaña durante el cual el futbolista sueco estuvo en Sevilla tan solo disputó cuatro partidos, saliendo en todos desde el banquillo.

El Real Betis no ejercería la opción de compra que incluía la cesión de Molins y este regresó a la liga belga. El futbolista sueco fichó por el Malmö, equipo perteneciente a la liga de su país, y despuntó a base de goles. En tan solo 11 encuentros, de los cuales fue titular en 10, perforó las redes rivales en 8 ocasiones y dio 3 asistencias. Además, tras incorporarse la pasada temporada  a la disciplina del Panathinaikos griego, Molins disputará el próximo curso la Champions League, competición internacional más prestigiosa del fútbol europeo.

Alejandro Pozuelo

Uno de los frutos más desaprovechados de los que ha dado la entidad verdiblanca. Pozuelo, futbolista nacido en Sevilla, debutó con el primer equipo del Betis en la temporada 2011/2012 tras varias campañas en el filial. En sus dos primeras temporadas como profesional no contó con las suficientes oportunidades por parte de su entrenador, Pepe Mel, por lo que su proyección se estaría viendo mermada. El canterano bético no sería renovado y a partir de este momento la carrera de Pozuelo fue en ascenso. Tras una temporada en la que militó en el Swansea, conjunto de la Premier League con el cual disputó varios partidos de Europa League, y un breve paso por la Primera División española, durante el cual vistió la camiseta del Rayo Vallecano, Pozuelo aterrizó en Bélgica para hacerse un nombre en el fútbol europeo.

En su primera temporada como jugador del Genk, el futbolista sevillano de 25 años salió en el once inicial en 27 de 33 ocasiones, marcó 4 goles y dio 6 pases de gol. Sin embargo en su última campaña, Pozuelo ha alcanzado su punto álgido. Este se ha convertido en uno de los hombres importantes del Genk, llegando a portar el brazalete de capitán en varias ocasiones. Durante la 2016/2017, Pozuelo ha anotado 8 goles y repartido 22 asistencias entre Liga, Copa y Europa League. Además ha sido elegido por la afición del equipo perteneciente a la Jupiler Pro League como el mejor jugador de la temporada.

Guillermo Sara

El arquero argentino formó parte de la plantilla que llevó al Real Betis a Segunda División en la temporada 2013/2014. Guillermo Sara vistió la elástica del conjunto sevillano en 19 partidos entre LaLiga Santander, Europa League y Copa del Rey. A pesar de que su competencia en la portería, el meta danés Andersen, mostró peor nivel que el argentino, Sara no se hizo con la titularidad. Tan solo se le recuerda un partido destacado al futbolista que llegó como cedido del Atlético Rafaela, un Athletic-Betis que perdieron los verdiblancos en cual le paró un penalti al ex-bético Beñat. Tras las malas actuaciones y el bajo nivel de ambos porteros, el Betis se vio obligado a fichar a otro portero. Con la llegada de Antonio Adán, que ofreció el rendimiento suficiente como para permanecer hasta el día de hoy en la disciplina bética, ambos metas quedaron relegados al banquillo. Para la siguiente campaña, el conjunto de la Palmera no ejerció la opción de compra y Sara regresó a su club de procedencia.

Un año después, Guillermo firmó por el también equipo argentino Boca Juniors. En su etapa como jugador xeneize se ha proclamado campeón de la Primera División del fútbol argentino en dos ocasiones, al mismo tiempo que consiguió con su actual club la Copa Argentina. A pesar de que no fue el arquero titular en su primera campaña jugando en La Bombonera, a lo largo de la 2016/2017 (año en el que ha conseguido el doblete mencionado anteriormente de Liga y Copa) se situó de inicio bajo los palos en 12 ocasiones, dejando la portería a cero en 4 de ellas.

Álvaro Vadillo

Estaba llamado a ser uno de los mejores canteranos que ha dado el club de las trece barras; y puede que ese fuera su problema. Vadillo debutó en Primera División a manos de Pepe Mel en la temporada 2011/2012, 16 días antes de cumplir los 17 años. Sin embargo toda la proyección de este extremo veloz y regateador se vio frenada ante el Real Madrid. El futbolista gaditano se rompió el ligamento cruzado de su rodilla derecha en el Santiago Bernabéu y no regresó hasta noviembre de la temporada siguiente. Desde 2012/2013 a la 2015/2016, Vadillo seguiría formando parte de a primera plantilla del Betis, pero los pocos minutos de los que gozó a lo largo de dichas campañas sumados a la nueva lesión de rodilla sufrida en la pretemporada de 2014 parecían haber estancado su carrera.

Sin embargo su paso por la Segunda División española tras concluir contrato con el Betis ha sido la mejor noticia para la progresión de Vadillo. Su fichaje por el Huesca se ha traducido en las oportunidades que el extremo nacido en el Puerto de Santa María necesitaba para desarrollar su mejor fútbol. El canterano bético se convirtió en pieza fundamental del equipo dirigido por Anquela, ayudando a que el conjunto aragonés realizara la mejor campaña de su historia; el Huesca terminó como sexto clasificado y disputó las semifinales del play-off de ascenso a LaLiga Santander. En los 32 partidos que Vadillo vistió la camiseta azulgrana, de los cuales fuer titular en 23, anotó 7 goles y asistió a sus compañeros en 2 ocasiones.

Jorge Molina

El caso del delantero alcoyano es especial. A diferencia del resto de jugadores presentados en este reportaje, el Real Betis ha sido el club que ha disfrutado de la mejor versión del futbolista. Molina vistió la elástica de las trece barras 212 partidos y se convirtió en uno de los máximos realizadores del club, con 77 tantos. Sin embargo, la pasada campaña la vinculación entre el Betis y Molina llegaba a su fin; el delantero de Alcoy no fue renovado, ya que el club buscaba rejuvenecer y mejorar la plantilla de cara a la siguiente temporada, y este fichó por el Getafe. Llegado el final de temporada y visto tanto el rendimiento que ha tenido Molina en el conjunto azulón como el de los jugadores que vinieron a sustituirlo, parece que su salida del Betis el pasado verano fue un error.

A pesar de que en su última campaña como verdiblanco no ofreció su mejor nivel, ya que tan solo anotó 1 gol,  Jorge Molina ha conseguido en su primera temporada como jugador del Getafe 22 tantos. Este ha sumado más goles que todos los delanteros que el Betis ha tenido esta temporada en Primera juntos (13 goles de Rubén Castro, 4 de Sanabria, 3 de Álex Alegría y ninguno de Zozulya). El alcoyano ha sido la referencia en ataque del conjunto dirigido por Bordalás y uno de los principales culpables de que los madrileños hayan conseguido ascender a LaLiga Santander tras ganarle la final del play-off de ascenso al Tenerife. 

VAVEL Logo