El difícil reto de 'Zizou': demasiado talento en la medular
Zidane muestra órdenes al equipo con gestos desde el banquillo I Foto: Daniel Nieto (VAVEL)

Zidane ya tenía una plantilla casi perfecta la pasada temporada, poco se podía mejorar. Con las nuevas incorporaciones, entre cedidos y fichajes, ha perfeccionado un equipo tremendamente competitivo. Theo es un suplente de garantías para Marcelo, Vallejo es el cuarto central, pero tiene potencial para reemplazar a uno de los titulares, Llorente es el sustituto que faltaba para Casemiro y Ceballos luchará por una oportunidad en la zona más poblada: el centro del campo. 

Dos por puesto más Isco

Toni Kroos fue el centrocampista del conjunto blanco que más minutos disputó el curso pasado. Y en parte fue porque no tenía un sustituto natural. Isco ocupaba su lugar en algunos partidos donde el alemán descansaba. En otros, él mismo se retrasaba para suplir a Casemiro. El brasileño también necesitaba recuperar fuerzas y Kroos era el más adecuado, aunque ofreciese mucho más en su puesto

Ahora Dani Ceballos es el futbolista destinado a competir con el internacional bávaro. El ex del Betis es ideal para la creación de juego y posee unas características excelentes para esa posición. Aunque sea otro mago como Isco, lleva varios años jugando ahí y está acostumbrado a llevar la manija. En el club andaluz lo demostró.

Isco y Ceballos en un partido del Real Madrid contra el Betis la pasada campaña I Foto: Daniel Nieto (VAVEL)
Isco y Ceballos en un partido del Real Madrid contra el Betis la pasada campaña I Foto: Daniel Nieto (VAVEL)

Kovacic fue fichado para suplir a su compatriota croata y tras un primer año donde dejó algunas dudas, este último se ha salido. Más de dos mil minutos y 39 partidos jugados. A sus 23 años, el Madrid tiene esa posición muy bien cubierta para el futuro. 

Pero quizás el jugador que más deseaba Zidane para la medular madridista era Marcos Llorente. Tras su espectacular temporada con el Alavés -donde era imprescindible y un titular fijo- regresa a la capital madrileña para triunfar de blanco. Un suplente de lujo para Casemiro, un centrocampista defensivo puro. El joven despliega fuerza, intensidad, velocidad y buena técnica con el balón en los pies. 

Dos futbolistas para cada posición, en teoría. Porque en la práctica Isco ha hecho méritos más que suficientes para jugar por Kroos o Modric. El mago malagueño está por delante de los nuevos, que tendrán que ganarse el protagonismo igual que lo hizo él. Aunque su mejor lugar en el campo es de mediapunta, detrás del delantero. De '10', Isco exprime todas sus cualidades.

Las posibilidades y variantes de 'Zizou'

El francés tendrá el exigente desafío de gestionar tanta calidad en la medular. En principio, lo normal es que no varíe su tridente habitual para los grandes duelos. Casemiro, Kroos y Modric. El malagueño es el jugador número 12, el que saldría desde el banquillo.

Aunque quién sabe si Zidane piensa en modificar la parte ofensiva para que Isco sea de la partida. En ese caso, uno de arriba sería el perjudicado. Bale es el que más papeletas tiene. 

El Real Madrid juega mucho mejor con un cuarto centrocampista que con la BBC. Las estadísticas y el fútbol visto la pasada campaña lo corroboran. Con una alineación de 4-4-2 podría entrar en el once otro jugón como Ceballos o Kovacic.

Si opta por jugar con mediapunta, Isco es el candidato favorito. Marco Asensio también podría jugar en esa posición, motivos tiene. Un equipo con más talento, toques rápidos, movimientos constantes y una creación de juego total. El control en la zona media es incontestable, la contención en tareas defensivas mejora mucho y aparece la magia del malagueño en el último pase. Ceballos y Modric junto a Isco podría ser deleite para la afición blanca. 

Casemiro en un partido de Liga la pasada temporada I Foto: Dani Mullor (VAVEL)
Casemiro en un partido de Liga la pasada temporada I Foto: Dani Mullor (VAVEL)

Otra opción novedosa para Zidane sería juntar a Casemiro y Llorente, formando un doble pivote defensivo. Para los partidos más difíciles podría beneficiarse de tener dos centrocampistas defensivos, aunque resulta remoto pensar en esta alineación. El Madrid siempre juega al ataque, es su seña de identidad. 

Nunca se sabe cómo se presentarán los choques, la temporada es larga y se participa en tres competiciones. Las lesiones siempre hacen de las suyas, y el francés debe tenerlos a todos preparados para jugar ante las necesidades. Continuará con sus rotaciones con intención de mantenerlos enchufados.

Habrá encuentros más asequibles, otros más disputados y los planteamientos de los rivales también pueden requerir cambios inesperados. Jugadores que entren para cambiar el rumbo del partido, para demostrar que son importantes.

Aunque, como dice 'Zizou': "No hay equipo 'A' ni equipo 'B', es el Real Madrid y todos son importantes".

VAVEL Logo