Guía VAVEL Villarreal 2017/18: análisis táctico
Fotomontaje: Iñaki Fernández (VAVEL España)

El Villarreal 2.017-18 de Fran Escribà promete cambios tácticos. El preparador valenciano, habiendo completado su primera pretemporada desde el principio, ha podido implantar nuevas ideas y probar su funcionamiento de cara a la temporada que se abre. Tras una pasada campaña en la que Escribà tuvo que improvisar sobre el trabajo y la plantilla confeccionada por Marcelino, en este verano se ha reforzado el equipo contando con el valenciano y pensando en una nueva variante táctica, el 4-3-3.

Foto: villarrealcf.es
Foto: villarrealcf.es

Tras años en los que el sistema 4-4-2 fue imperante e inamovible, la próxima campaña tendrá un protagonismo mayor un sistema que permita explotar de una forma más efectiva las variantes ofensivas y creativas con las que cuenta la plantilla. Un sistema que permitiría dar cabida a Bruno Soriano, Manu Trigueros y al recién llegado Pablo Fornals en un mismo once, o bien devolver a Nicola Sansone a su posición natural de extremo.

La pretemporada ha servido para observar cómo funcionaría este nuevo sistema, con la línea de tres del centro del campo como protagonista. En ella, un mediocentro más defensivo se ubicaría por detrás de los centrales para ayudar en labores defensivas y facilitar la salida de balón (Bruno Soriano o Rodri), mientras que por delante suyo se encontrarían los jugadores creativos del sistema, es decir, Manu Trigueros, Pablo Fornals o incluso Roberto Soriano. Esta sería la parte diferencial del sistema: jugadores talentosos que facilitarían un juego mucho más dinámico, de toque, con vistosidad y virtuosismo para maravillar a la afición. En otras palabras: magia, fantasía y talento.

Foto: villarrealcf.es
Foto: villarrealcf.es

Esto cambia asimismo, las dos líneas de cuatro tremendamente juntas y compactas en fase defensiva, que tanta solidez y puntos han otorgado al Villarreal. En este caso, el sistema evolucionaría hacia un 4-1-4-1 a la hora de defender, con el fin de mantener la solidez. La llegada del portugués Rubén Semedo aportará un grado extra de fuerza y agilidad para completar una defensa que aspira a volver a ser una de las menos goleadas de La Liga. Centrales contrastados como Victor Ruíz, Álvaro González o Daniele Bonera se complementan con laterales como Mario Gaspar, Jaume Costa, Antonio Rukavina y Adrián Marín, que volverán a tener un puesto importante en el esquema ofensivo, ofreciendo más soluciones desenvolviéndose por toda la longitud de la banda.

Esa misma maleabilidad que plantea el medio campo, la podemos ver en las bandas del Submarino, con jugadores de dos cortes: interiores y extremos. Tal y cómo vimos la pasada temporada, tanto Roberto Soriano como Samu Castillejo y ahora Pablo Fornals, son jugadores que se desempeñarían como interiores en un 4-4-2, aportando juego por dentro y creación, cediendo parte de la mordiente a los laterales largos. Por su parte, Nicola Sansone (en su posición natural de extremo), Denis Cheryshev, el propio Samu Castillejo y el recién subido del filial Leo Suárez; desempeñarían la posición de banda en un esquema 4-3-3, ofreciendo desborde, desequilibrio y verticalidad.

Foto: villarrealcf.es
Foto: villarrealcf.es

La pretemporada ha permitido observar la nueva función de los extremos en el equipo, pegados a la línea de cal, en el sentido estricto de la palabra. Desbordantes, protagonistas y centrando al área constantemente. 

La reciente marcha de Roberto Soldado del equipo es la última muestra de la clara apuesta por el sistema 4-3-3, puesto que su perfil de delantero de complemento no tendría cabida al abandonar el 4-4-2. De esta manera se quedan en nómina dos delanteros puros y de referencia, dispuestos a rematar los centros llovidos desde los extremos. Estos son el congoleño Cédric Bakambu, un delantero hábil con espacios, veloz y con un olfato de gol felino, así como el recién llegado Enes Ünal, al que el propio Bakambu (con quien coincidió en el Bursaspor turco) ha definido como muy parecido a Zlatan Ibrahimovic, y por tanto la esperanza amarilla para paliar la falta de gol de la pasada campaña.

En definitiva, el juego del Villarreal lo tiene todo para ser uno de los más atractivos de La Liga: mediocentros talentosos, extremos habilidosos, defensas sólidos y delanteros goleadores. Faltará saber si Fran Escribà logra exprimir todo su potencial.

Once tipo

VAVEL Logo