Zidane quiere seguir haciendo historia
Con la Supercopa de España, Zidane alcanzó a Del Bosque con siete títulos/FOTOGRAFÍA:Vavel

Un año y medio. O, si lo prefieren, 90 partidos. No importa, escojan el dato que escojan, ambos vienen a significar lo mismo: el tiempo que ha necesitado Zidane para convertirse uno de los mejores entrenadores de la historia del Madrid. Estamos ante la era de Zizou. Es el entrenador que ha ganado más títulos con menos partidos a sus espaldas. Y el dato más asombroso es que ha conseguido los mismos entorchados que derrotas ha cosechado. El rey de los banquillos sin ninguna duda.

​Tercer entrenador con más títulos

Con el título conseguido el pasado miércoles ante el Barcelona, en el que fue uno de los mejores partidos desde que el francés ocupa su cargo, Zidane ha igualdo a Del Bosque con siete trofeos. La diferencia es que el francés lo ha hecho en 155 partidos menos. Ya tan solo tiene por delante a Luis Molowny con ocho y a Miguel Muñoz con 14, y al ritmo que va, no tardará demasiado tiempo en alcanzarlos.

No podía faltar el reconocimiento mundial a Zizou. Por eso, recientemente ha sido nominado al premio The Best como mejor entrenador de la temporada. Una nominación más que merecida. Aunque no sea oficial, es el gran favorito para que sea el ganador de dicho premio. Una Champions, una Liga, una Supercopa de Europa y un Mundial de Clubes, son su grandes credenciales. Ganar un doblete histórico y conseguir que el Madrid gane cuatro títulos en una sola temporada, algo que nunca había hecho el club blanco, bien merece un premio.

Seguir haciendo historia

Pero si por algo se caracteriza el Madrid es por su alta exigencia. Siempre quiere más. Como dijo el técnico blanco tras el clásico, este equipo tiene hambre. Y esta es la temporada propicia para demostrarlo.

Zinedine ha conseguido llevar al conjunto madridista a la cima del fútbol. Desde esa altura, ahora deberá defender ese puesto. Esa defensa de la Liga comienza este domingo y el primer rival será el Deportivo de la Coruña. Es muy importante empezar bien el campeonato nacional para ir marcando el ritmo desde el inicio. Para ganar las últimas ligas, el campeón siempre se ha visto obligado a elevarse por encima de los 90 puntos. Y para llegar a ellos, cualquier partido es de vital importancia.

La primera jornada será en Riazor, un campo históricamente complicado para los blancos pero que en los últimos años parece haberle tomado la medida. Sin ir más lejos, la pasada temporada consiguió endosarle al conjunto gallego un imponente 2-6.

Además, este partido podría marcar el inicio de una temporada histórica que encumbre definitivamente a Zidane como uno de los más grandes. Tiene la oportunidad de establecer una hegemonía nacional necesaria para el Madrid. Venía de ganar una sola Liga en ocho años, la de José Mourinho, hasta la conseguida el año pasado. Ahora, puede conseguir repetir título por primera vez en mucho tiempo. Si lo hace, ya no habrá dudas de que ha recuperado su posición de privilegio en el fútbol español.

Y, como olvidarse del posible sextete. En tan solo un mes Zizou ha levantado dos trofeos, las dos Supercopas. Pero a partir del domingo, como dijo el técnico en rueda de prensa, se inicia un nuevo ciclo con cuatro títulos por delante.

Pero para llegar a ese ansiado objetivo, tendrán que ir partido a partido. Y el primero de ellos será el inicio de la Liga en Riazor ante el Deportivo el domingo. Zidane arrancará allí el camino hacia la gloria.

VAVEL Logo