El Madrid sigue a su ritmo
Fuente de la imagen: La Liga Santander

Llegaba la primera jornada de liga y Riazor se engalanaba para recibir la visita del vigente campeón de esta competición. Los aledaños del estadio se llenaron de aficionados blanquiazules que soñaban con ganarle hoy al Madrid como tantas otras veces había ganado su equipo en un pasado no tan lejano. 

El partido comenzó con dominio del balón para el Madrid y con una primera oportunidad para los blancos en el minuto dos de encuentro, donde Bale de cabeza al lado de la portería rival buscaba dejarle el balón a Benzema, pero finalmente erró en el envío. Responderían los coruñeses con un mano a mano de un Andone que acabó disparando muy escorado ante Keylor Navas, que detuvo sin muchas dificultades en el minuto cinco.

Insistirían los locales en el minuto siete con un gran pase de Cartabia desde el medio del campo, que dejaría a Andone otra vez mano a mano con Keylor Navas tras ganarle la carrera a Sergio Ramos, pero finalmente el rumano no define bien ante el meta blanco. En el córner  posterior a esa jugada, Bakkali remataría de cabeza totalmente solo por encima de la portería visitante.

Gran comienzo de los herculinos que le dejaban la posesión a los jugadores de Zidane, pero que estaban haciendo mucho daño a la contra con sus balones al hueco. Pasando los minutos, las contras locales dejaron de existir, y el partido se iba volviendo poco a poco un monólogo blanco. Los merengues consiguieron reflejar su superioridad en el marcador llegado el 19', tras un tiro de Modric desde la frontal, Rubén erra al no atrapar un disparo medianamente sencillo y Benzema se aprovecha de ese rechace para asistir a Bale que totalmente solo y con la portería vacía no falla. 0-1 y no acabaría ahí el castigo merengue.

En el 25' y casi sin tiempo a reaccionar ante el primer gol del Madrid, los blancos fabricarían una jugada de posesión larguísima, donde el balón pasó por todos los jugadores madrileños, y que acabaría con un centro raso de Marcelo que pasa por detrás de toda la defensa coruñesa, y llega a las botas de un Casemiro que sólo tuvo que empujarla al fondo de la red. 0-2 y a los de Pepe Mel les tocaba remar a contracorriente. Sin embargo, los locales no reaccionaron, y el Madrid siguió dominando la posesión hasta el descanso sin otra ocasión clara para ninguno de los dos bandos.

Tras la reanudación el partido prometía más de lo mismo. En el 48' tuvo el tercero el Madrid en un dos contra uno, donde Isco le quiere regalar el gol a Bale, pero Rubén adivina sus intenciones y se anticipa al galés. Luego los ánimos se caldearían bastante, y más teniendo en cuenta que el partido parecía tener un rumbo claro, tras la decisión de Sergio Ramos de seguir jugando con Bakkali tendido en el suelo en el 51'. Modric acabaría tirando el balón fuera, y con la grada protestando la decisión de Ramos, sobre el césped se montaría una pequeña tangana, donde el propio Ramos acabó propinándole una bofetada a Schär, sin ver finalmente el árbitro razón de expulsión dado que el central andaluz se marcharía de esa jugada simplemente con una amarilla. Bakkali se marcharía dolorido al vestuario sustituido por Bruno Gama.

El Dépor reaccionaría a esa situación con una clarísima ocasión en el 58', tras un centro de Bruno Gama que remataría Andone de cabeza, y salvaría el gol Sergio Ramos bajo palos. Sin embargo serían los visitantes en el 61' los que volverían a anotar tras un gran pase de Isco para Bale, que en la línea de fondo recorta y se la deja en la frontal a Toni Kroos, que totalmente sólo remata, y tras rozar el balón en Schär, acabaría en gol, 0-3

El Dépor no bajaba los brazos, y tras un error precisamente de Sergio Ramos en la salida del balón, los herculinos enlazarían una jugada que acababa con un disparo de Guilherme al larguero en el 63'. Los blanquiazules estaban negados de cara a puerta, pero eso no sería todo.Mientras tanto Pepe Mel decidió echar el resto y cambiaría en el 65' a Borges por Adrián.

 En el 84' los blanquiazules consiguieron tirar una contra muy peligrosa, que acababa con un dos contra uno en el que Borja Valle se la sirve en bandeja de plata a Florin Andone, quien tras un mal control, acabaría tirando en una posición muy forzada y el balón llegaría mansamente a las manos de Keylor Navas.

Tras esto los blancos seguían sin relajarse y en el 86', Asensio hacía que Rubén se redimiera de su error en el primer con gol, con una gran parada tras el buen lanzamiento de falta del mallorquín. Andone también viviría su ocasión perfecta para redimirse tras los numerosos fallos de cara a puerta de los coruñeses, al cometer Carvajal un penalti absurdo en la esquina del área sobre Bruno Gama. Pero Keylor Navas rozaría el lanzamiento del rumano que quizá ya iba fuera, en lo que sería la enésima ocasión clara fallada por los locales. En el 91', faltando un minuto de partido, Sergio Ramos daría un codazo a Borja Valle al disputar un balón de cabeza, y González González tras perdonarle en el 53' la expulsión tras el manotazo a Schär, le enseñaría la segunda amarilla al central.

El Dépor se vio incapaz de doblegar a un Madrid que no conoce otra cosa que la victoria en partido oficial esta temporada. La afición tendrá que olvidar con resignación este partido y esperar con ansia el siguiente encuentro contra el Levante, el cual los herculinos afrontan con más posibilidades de puntuar.

 

VAVEL Logo