El Real Murcia tropieza ante un Écija más engrasado (0-1)
Los pimentoneros se mostraron fallutos a la hora de romper el bloque del Écija | Foto: Real Murcia Medios

Tras la eliminación en junio ante el Valencia Mestalla, el Real Murcia afrontaba el verano con la premisa de mantener la base de la plantilla para pelear una temporada más por el ascenso a Segunda. La consigna, no obstante, se terminó por desvanecer con una avalancha de fichajes y rescisiones de contratos que han terminado por construir una plantilla prácticamente nueva. A pesar de la convivencia generada en pretemporada, en la tarde de hoy, frente al recién ascendido Écija, la actuación de los granas dejó mucho que desear, pues dejaron muestras de que todavía falta camino para que el puzzle termine de encajar.

El cuadro astigitano llegaba a Murcia sin pernoctar, procedente de la Tercera División, pero con un bloque formado y que poco ha variado con respecto al grupo que logró el ascenso la temporada pasada a la categoría de bronce. Los de Juan Carlos Gómez supieron plantarle cara a uno de los 'gallitos' de la Segunda B, no solo con un buen planteamiento defensivo, sino también creando serias ocasiones de peligro. Canillas lo intentaba al filo del cuarto de hora con un cabezazo ante el que se tuvo que emplear Biel Ribas. El Real Murcia era un manojo de nervios y los Llorente, Armando, Fede Vega y compañía se mostraron muy fallones a la hora de realizar las transiciones con la zona de ataque. Buena prueba de ello fue que Víctor Curto apenas tocó balón en la primera parte.

Solo Santi Jara dio muestras de calidad y capacidad para sacar a flote a un equipo cuyas expectativas están más alto que nunca desde el descenso administrativo a Segunda B. El ex del Racing de Santander tuvo la única opción de gol de los suyos en el primer acto con un libre directo que se marchó rozando el palo de la meta de Fermín García. Fernando Llorente también tuvo en sus botas el 1-0 en los últimos compases antes del descanso, pero su potente disparo en el área pequeña se marchó por encima de la portería visitante. Sin embargo, la más clara hasta el momento llegó por parte del Écija Balompié, que en las botas de Juan Delgado tuvo la opción de cerrar la primera parte con ventaja. El ex delantero del San Fernando había superado a Ribas en un mano a mano cuando Forniés evitaba que el esférico perforara las redes pimentoneras.

Reacción fallida y batacazo

El descanso pareció sentar bien a la escuadra local, que salió enchufada desde el túnel de vestuarios, con la clara voluntad de lograr el primer tanto cuanto antes. Armando estuvo a punto de reventar la meta ecijana nada más reanudarse el partido, pero su disparo fue demasiado centrado como para sorprender a un Fermín García que despejó el balón sin excesivas complicaciones. Dicha acción sucedió dentro de unos diez primeros minutos en los que el Real Murcia rozó el asedio al Écija, que se vio agobiado por la calidad individual de hombres como Santi Jara o Llorente. Abel Molinero también pudo lograr el 1-0, pero su certero cabezazo se encontraba una vez más con la manopla de Fermín, que demostró encontrarse en un gran estado de forma.

No obstante, el dominio duró poco y los de Juan Carlos Gómez volvieron a ser igual de correosos que en el primer acto. Convertían en estéril la posesión grana, cerraban los espacios en los que se les había creado peligro y aprovecharon cualquier contragolpe que se les presentaba. En una de ellas Moyita, uno de los mejores hombres en el cuadro andaluz, centró al área para que rematara Núñez. Biel Ribas lograba detener el chut, pero el balón rebotó en el larguero y el rechace lo aprovechaba a la perfección Carmona para cabecear a la red. A partir de ese momento, las pocas ideas de juego que les quedaban a los de Manolo Sanlúcar se esfumaron y el Écija supo defenderse con muchísimo oficio. La versatilidad de un jugador como David Castro aportó mucho a los astigitanos, que apenas sufrieron en la zona de atrás. La imprecisión en ataque y en defensa por parte grana y el orden y consistencia del bloque visitante fueron los ingredientes perfectos para que el 0-1 apenas peligrase. Solo un cabezazo de Salva Chamorro y otro de Álex Ortiz en los instantes finales pudieron igualar la contienda. Sin embargo, ni siquiera así se podría haber camuflado el mal juego de un conjunto al que todavía le queda trabajo por delante para convertirse realmente en un equipo con aspiraciones de ascenso. 

Puntuaciones VAVEL

Canillas

Pt: 3

Biel Ribas

Pt: 2

David Castro

Pt: 1

 

 

VAVEL Logo