La Masia, una fuente de talentos inagotable
Aleñá celebra el ascenso a Segunda el pasado mes de junio. Foto: Noelia Déniz

Por mucho que algunos quieran enterrarla, La Masia sigue sacando jugadores útiles para el fútbol profesional del club azulgrana. Es cierto que el número de jugadores que han subido al primer equipo desde ella ha disminuido en los últimos años. Por ello, en el filial se está dando oportunidades a los canteranos para que en poco tiempo puedan alcanzar la Primera División en casa. Gerard López confía ciegamente en una cantera repleta de talento. Prueba de ello es la titularidad el pasado fin de semana del juvenil de 17 años, Juan Miranda, en un campo tan complicado como es el José Zorilla. La Masia está más viva que nunca.

Aleñá y Cucurella, consagrados

Dos de los artífices del ascenso la temporada pasada del Barcelona B eran juveniles. Carles Aleñá y Marc Cucurella fueron hombres importantes para el filial culé, pese a estar todavía en edad juvenil el curso pasado. Para el regreso del Barça B a Segunda, Gerard los considera titulares indiscutibles. Son las dos grandes esperanzas del club para que a corto-medio plazo sean los dueños del lateral zurdo y del interior en el Camp Nou. La garra y el coraje de 'Cucu' junto al liderazgo y clase de Aleñá lo tienen todo para guiar al filial hacia la permanencia.

Cucurella en acción ante el Lleida en pretemporada. Foto: Noelia Déniz
Cucurella en acción ante el Lleida en pretemporada. Foto: Noelia Déniz

La base del Juvenil A

Otros tres futbolistas procedentes del Juvenil A formarán parte de la plantilla del Barcelona B. Dani Morer, Oriol Busquets y Carles Pérez han derribado la puerta del filial gracias a una gran temporada a las órdenes de Gabri. El primero de ellos, Morer, peleará con Palencia por un puesto en el lateral diestro. La entrega y trabajo defensivo es un plus para un jugador de pequeña estatura, pero con una virtud que recuerda a Sergi Roberto, la polivalencia. Capaz de jugar tanto en la banda derecha como en el centro del campo, será un buen y fiable comodín para Gerard López a lo largo de la temporada. Jugó los últimos diez minutos en el José Zorrilla cuando el filial necesitaba un cable en defensa.

Oriol Busquets es otra de las grandes esperanzas del club. El de Sant Feliu de Guixols lleva en el club toda una vida y con la mayoría de edad ha logrado la madurez necesaria para jugar en Segunda División. Todavía le resta un año de juvenil,  pero Gerard López contará con él en el Barcelona B tal y como demostró en la primera jornada ante el conjunto pucelano. Titular en el centro del campo junto a Ruiz de Galarreta y Aleñá, Busquets demostró andar sobrado de calidad para jugar en el filial. Si a eso le añadimos el envidiable físico que posee el canterano, le convierte en un centrocampista total para ayudar al filial a no sufrir en el año de vuelta a la Liga123.

Oriol Busquets con el balón ante el Lleida Esportiu. Foto: Noelia Déniz
Oriol Busquets con el balón ante el Lleida Esportiu. Foto: Noelia Déniz

La pólvora ofensiva que coge el puente Juvenil A - filial azulgrana tiene nombre y apellidos, Carles Pérez. El extremo posee un espectacular cambio de ritmo en los metros finales y una facilidad asombrosa para marcharse de sus rivales. A pesar de ello, la característica por la que destaca el de Granollers es el potente disparo con el que ha perforado cientos de veces las porterías rivales en el fútbol base azulgrana. Consciente de la necesidad de hacer tantos en una categoría tan complicada, Gerard hace bien en contar con un hombre que tiene el gol entre ceja y ceja.

Dos menores de edad a caballo

Por si fuera poco, otros dos miembros de la cantera vivirán un año a caballo entre el filial culé y el Juvenil A. Abel Ruiz es el delantero total. Capaz de asociarse con sus compañeros bajando a recibir y con la portería siempre en mente. El ariete viajó con el Barça B a Valladolid, pero no llegó a jugar. Está llamado a ser uno de los hombres importantes en el Juvenil A que quiere revalidar el título liguero y volver a llegar a la Final Four de la Uefa Youth League.

Abel Ruiz en un encuentro de pretemporada. Foto: Noelia Déniz
Abel Ruiz en un encuentro de pretemporada. Foto: Noelia Déniz

Ayudando a Abel en este gran reto estará Juan Miranda. El lateral zurdo fue uno de los mejores en el Juvenil B culé el curso pasado y ante la baja de 'Cucu' y el poco rodaje de Samu Araújo con el filial, Gerard no dudó y alineó al chaval en el once inicial ante uno de los históricos de Segunda, el Valladolid. Miranda cuajó un partido más que notable estando atento en acciones defensivas y proyectándose al ataque cuando el equipo lo necesitaba. Un debut esperanzador para otro gran jugador de esa fantástica cantera que no deja de sacar jugadores con talento llamada La Masia. Los canteranos aprietan los dientes más fuerte que nunca.

VAVEL Logo