Lugo y Reus se estrenan sumando
Campillo y Miramón luchando por la posesión del balón | Foto: LaLiga123

Empate a cero goles entre el CD Lugo y el CF Reus. Los locales han dominado y gozado de más acciones de peligro a su favor, pero ninguna lo suficientemente clara para batir a Badia. El Reus de Garai ha hecho un partido muy similar al que planteó Natxo González la temporada pasada en el mismo escenario, pero esta vez el de Barakaldo ha conseguido sumar su primer punto como técnico.

Once esperado en el Lugo. Rodríguez, con la baja de los centrales Ignasi Miquel y Josete, dio la oportunidad a Pedro, que acompañó a Bernardo en el eje de la zaga. En la punta de ataque, jugó de inicio Cristian Herrero en detrimento del delantero paraguayo Sergio Díaz, que no entró al terreno de juego hasta el minuto 78. En el bando rival, Garai confió en la mayoría de jugadores que fueron titulares en el último partido amistoso contra el Girona FC. Respecto al encuentro entre el Reus contra el equipo de Primera, solo variaron tres jugadores: Badia, Miguel García y Edgar Hernández sustituyeron a Santamaría, Menéndez y Máyor.

Control local

Inicio intenso y equilibrado en el partido que ha cerrado la primera jornada de la temporada 2017/2018 de Segunda División. El Lugo de Rordíguez quiso en todo momento salir con el esférico jugado desde su defensa, pero la presión de los “roig-i-negres” lo dificultó bastante durante el primer cuarto de hora de encuentro. Tras varias llegadas locales con centros laterales que no encontraban rematador, fue Campabadal el primero en intentar abrir el marcador. El remate del lateral con la izquierda, su pierna menos hábil, se fue lamiendo el palo de Badia. La respuesta del Reus la protagonizó Cámara, quién probó fortuna desde la larga distancia. Sin problemas para Juan Carlos.

Pasados los primeros 30’, los albivermellos aumentaron en labores ofensivas, disfrutando de más y mejores ocasiones. La volea de Cristian Herrera pasó cerca de la escuadra rival y el centro-chut de Campillo fue parado por Badia. Los acercamientos más peligrosos que acabaron con el Reus encerrado en su campo y con tan solo el 40% de la posesión de la primera mitad.

Sin rastro del gol

En el primer minuto del segundo tiempo, el equipo de Garai ya había creado más en ataque que en los 45 minutos anteriores. Pase en profundidad a Edgar Hernández, el delantero se queda en el uno contra uno delante de Juan Carlos y no acierta en el remate. Espejismo del ataque del Reus ya que hasta los minutos finales no se volvería a acercar a la meta local.

Después de jugadas y jugadas que no acababan en ningún sitio, balones perdidos sin razón, pases a nadie y desplazamientos hacia un lado y a otro como si del tenis se tratara; los cambios hicieron que el futbol volviera a reinar en el Anxo Carro. Máyor, utilizando su astucia y la presión de sus compañeros, robó un balón en área contraria a 10’ del final, logró regatear a Juan Carlos pero, casi sin ángulo, no pudo dirigir el esférico hacia dentro de la portería. Los lucenses, en el empuje final, dispusieron de varios córners y centros al área bien defendidos por el Reus. La mejor oportunidad fue un balón aéreo de Sergio Díaz, peinado al primer palo y que Miramón despejó con la bota a poco de que Pedro la cabeceara enfrente de Badia.

Primer punto en el casillero para ambos equipos y primero de Garai como entrenador en el futbol profesional. Ambos equipos se sitúan en mitad de la clasificación, poco relevante en la primera jornada, pero importante para llegar al próximo partido con más confianza. En la segunda jornada el Lugo viajará hasta Gijón para enfrentarse al Real Sporting y el Reus recibirá a su máximo rival, el Nàstic de Tarragona.

VAVEL Logo