Debut de Nacho Vidal en primera
Nacho Vidal en el encuentro frente al Sporting de Portugal en pretemporada. | Foto: Valencia CF

La lesión de Martín Montoya dejaba un hueco vacante en el once de Marcelino, que debía recomponer su esquema con dos días de antelación al debut liguero. Había dos opciones: colocar a Cancelo en su antigua posición o dejar hueco al debut de Nacho Vidal. El técnico asturiano se decantó por la segunda, dejando a Cancelo en su nuevo rol y dando paso a un Nacho Vidal preparado, a pesar de la fractura en la nariz tras el golpe recibido en el partido de presentación del equipo che frente al Atalanta.

A lo largo de la semana el lateral entrenó con una máscara de protección, algo que no le impediría cumplir su sueño de debutar en Mestalla. No cabía duda de que iba a ir a por todas, y más después de su entrevista para la televisión del club donde aseguraba que “para jugar en el Valencia, lo que haga falta”. Y así fue, debutó en el feudo valencianista, con una máscara en el rostro como emblema de las ganas y la ilusión por tener un hueco en este equipo.

Salió de titular y completó un partido perfecto, no cometió errores graves de “novato”, y desde el primer minuto se le vio muy activo y seguro, algo vital en su posición. Estuvo muy atento a cada balón y supo cerrar los espacios en la zaga a la perfección, venciendo en cada disputa ante los rivales con los que se midió. Además, supo ser cauto y preciso cuando el balón estaba en sus pies, no regalaba posesiones ni cedía segundas opciones. Un cúmulo de cosas que gustaba a Marcelino y a la afición.

Si bien gustaba en defensa, también lo haría en ataque. Jugó muy bien arriba, con una gran combinación de pases y haciendo de apoyo en la medular. Incluso en el 19 de juego sorprendió a todos con una picardía inusual en un debutante, creando una jugada magnífica que pudo terminar en gol. Se internó por la banda derecha y se hizo un autopase aéreo para dejar atrás a Dani Castellano y lanzar. Una acción muy difícil que ejecutó a la perfección a pesar del poco espacio para actuar y chutar. Logró el chut, pero fue recto y Chichizola, el zaguero canario, estuvo atento y atajo el balón.

El lateral de Campello no apunta a la titularidad, sin embargo, ha demostrado a lo largo de la pretemporada y en este primer partido que está más que capacitado para suplir a Montoya. Con la salida de Cancelo, que se despidió de Mestalla al finalizar el encuentro, y Montoya tocado, puede disponer de minutos en esa posición, y quién sabe si hacerse con ella. Lo que está claro es que va a luchar por hacerse hueco dentro de esta plantilla que promete.

VAVEL Logo