Analizando al equipo lucense
Imagen: La Liga

Con la temporada ya comenzada, los equipos van conformando su once titular, que forman sus mejores o más importantes jugadores. En el caso del Lugo, estos son los futbolistas que lo componen.

El encargado de detener los ataques de los asturianos entre los tres palos será Juan Carlos. El portero llegó a tierras gallegas este mercado veraniego, tras pasar una temporada en el Elche. Tiene amplia experiencia tanto en Primera como en Segunda, y según parece, habría logrado quitarle el puesto titular a Roberto Fernández, quién había cuajado una muy buena campaña la temporada pasada.

En la línea defensiva, los que se habrían ganado el puesto en el once de Francisco Rodríguez serían los siguientes:

Eduard Campabadal, otro de los nuevos fichajes del Lugo este verano, procedente del RCD Mallorca, que se ha hecho con el lateral derecho del equipo lucense. El catalán, pese a su juventud, acumula una gran experiencia, sobre todo en Segunda División.

El siguiente sería Kravets, en el lateral izquierdo, que llegaba a Lugo en el pasado mercado invernal en formato de cesión con opción a compra. El jugador ucraniano se define como un lateral trabajador, y con desborde y rápidez

En el centro de la zaga se encuentran Bernardo Cruz, otro fichaje reciente del club gallego, que llegó al Lugo tras un magnífica temporada en el Sevilla Atlético. El defensa destaca por su regularidad durante todo el año, es solvente, contundente y aporta mucha seguridad en la zaga defensiva. Completan la defensa con Ignasi Miquel, un central de gran envergadura, que le da mucho dominio en el juego aéreo. A pesar de la altura, no son todo virtudes en él, ya que no destaca por su velocidad, y es propenso a perder a su marca en jugadas en espacios pequeños. Eso sí, tiene una buena salida de balón. 

Por delante de los defensas, se encuentran Carlos Pita y Seoane, dos veteranos en el Lugo. Llevan siendo, desde el último ascenso al Lugo a Segunda División, los que organizan el juego del equipo, los que reparten pases. Dos de los indiscutibles en le once de Francisco Rodríguez. Son los timones en el Anxo Carro, por los que pasan todas las jugadas de creación de los gallegos.

En el centro del campo, se encuentra, en primer lugar Iriome Gonzalez, que lleva tres años en el club gallego, y que se ha asentado como uno de los jugadores encargados de repartir juego. En los primeros noventa minutos de la temporada, salieron de sus botas gran parte de las ocasiones de peligro del equipo gallego.

Fede Vico es el que se podría definir, hoy en día, como el jugador estrella de equipo, por el cuál pasa todo el peligro ofensivo. Es un jugador polivalente, que a pesar de ser zurdo, puede jugar en ambos costados. Se esmera en defensa, pero sin descuidar el ataque, el cuál es su principal virtud.

Para cerrar el centro del campo, encontramos a Antonio Campillo. Un jugador que en su primera temporada en el Lugo no encontró continuidad ni logró ser todo lo importante que le hubiese gustado,  a pesar de aportar intensidad y trabajo. Ahora es un jugador vital en el último pase. Mucho ojo con los tiros lejanos.

Por último, en la delantera, se encuentra Cristian Herrera, otro de los prometedores fichajes del Lugo este verano. Es un delantero al que le gusta moverse y no estar continuamente fijando a los centrales, sino aprovechar los espacios, y participar más en el juego. Ayuda a crear y a presionar, y tiene una muy buena definición.

Estos serán probablemente los jugadores que los asturianos tendrán que superar para probar su buen juego y conseguir llevarse los tres puntos en el estreno ante su afición.

VAVEL Logo