Tres puntos y muchas sombras
Celebración por todo lo alto tras el gol de Juan Dominguez/ Foto: F. De la Hera (DV)

El estreno de la temporada futbolística en el Stadium Gal comenzó con victoria para los irundarras. Una victoria que al principio de temporada vale más medir con positivismo a pesar del juego exhibido por ambos conjuntos. Un partido donde las ideas no estaban todo lo claras que debieran, además de un tono físico propio de las primeras jornadas. Sumando también el deplorable aspecto del césped, que sin duda no ayudó a ver un buen espectáculo. 

Los locales se presentaban en sociedad ante los suyos tras la victoria cosechada en Tafalla hacía una semana. Los estelleses buscaban un lavado de cara tras la estrepitosa derrota frente a la Real Sociedad B. Hubo novedades en ambos bandos, intentando encajar las piezas necesarias para un principio de temporada lo más placentero posible. Como es costumbre en el Stadium Gal, el Real Unión buscó en todo momento el control de balón.

La entrada del nuevo y flamante fichaje, Sergio Llamas, parecía ofrecer las cualidades para ello. Los navarros, intentaban cerrar espacios para las oportunidades locales. El balón parado fue un aliado para los txuribeltz, que vieron como Mikel Alonso estuvo cerca de conseguir el primer gol de la tarde a la salida de un córner. Su remate de cabeza fue repelido por Iricibar.

La más clara del partido llegó de las botas de Dani Estrada. Una buena jugada trenzada por los unionistas mandó el balón a los pies de Estrada. Con un buen quiebro afrontó solo a Iricibar, pero el balón fue a parar al "muñeco". El rechace estuvo a punto de recogerlo Jorge Galán pero el esférico se marcho fuera del campo. Los navarros tuvieron una buena oportunidad en las botas de Eder Abaurrea. La oportunidad fue repelida por un gran Otaño. 

El único gol de la tarde llegó en un preciso y fuerte remate de cabeza del capitán, Juan Dominguez. Sergio Llamas demostró la calidad que atesora en ese pie derecho, botando la falta a la perfección a la cabeza del mediapunta Juan Domínguez. 

Interrupciones constantes

La reanudación provocó un cambio en el conjunto navarro. El Izarra quiso morder la salida de balón de los unionistas en busca de un gol que diera vida al encuentro. Todo se truncó a apenas diez minutos tras el descanso. 

El central Maestrasalas fue expulsado, tras una muy fea entrada por la espalda sobre el delantero Jorge Galán. Las quejas de los jugadores estelleses no sirvieron para nada a tenor de la falta. La segunda parte fue muy pesada para el público, viendo como el tono físico de ambos conjuntos dio paso a continuas interrupciones por las faltas cometidas en ambos bandos. El colegiado del encuentro tuvo mucho trabajo pues, el castellano-leonés Gorka Mazo Maruri, sacó nada más y nada menos que once tarjetas amarillas, además de la expulsión al central visitante. 

Con un jugador menos, el Izarra lejos de echarse hacia atrás, intentó crear ocasiones en busca del empate balsámico. Sin embargo quien estuvo más cerca de cerrar el encuentro fueron los txuribeltz. Un remate de Mikel Alonso en plancha se topo con el larguero. Sin llegar a crear verdadero peligro, el cuadro navarro tuvo una última oportunidad en el último suspiro. El balón se adentró en el área por alto, pero el portero local Otaño desbarató las opciones visitantes con un gran despeje. 

El Real Unión consigue su segunda victoria consecutiva, además de dejar nuevamente su portería a cero.  El siguiente escollo será un hueso duro como el Bilbao Athletic de un viejo conocido como Gaizka Garitano. El encuentro podrá seguirse por las cámaras de ETB, desde Lezama

El CD Izarra intentará levantar cabeza nuevamente ante su afición. Esta vez su rival será el correoso y siempre competitivo Arenas de Getxo. 

Puntuaciones VAVEL

Juan Dominguez

Pt: 3

Mikel Alonso

Pt: 2

Otaño

Pt: 1

 

VAVEL Logo