Los errores se pagan en Segunda B
Foto vía Granada CF

Es un equipo nuevo practicamente, decían algunos aficionados. Hemos sido superiores en cuanto a posesión, añadían otros. Nos faltan jugadores arriba que materialicen, concluían al final. Esto es lo que se escuchó en las gradas del Romero Cuerda durante el partido ante el Granada B. Para ser justos, fue el cuadro local el que llevó el timón de gran parte del partido pero, como bien dice el titular, los fallos se pagan caro en Segunda B.

Sin gol no hay victoria

Un 4-2-3-1 frente a un 4-3-3. Así arrancó el choque en el Romero Cuerda. Dos alineaciones muy similares, con juego por las bandas y un referente en punta, salvando las distancias. Aún así, no fue ésto lo que se vio. Iván Ania optó por tener la posesión del balón, introduciendo a Annunziata en banda, siendo éste un jugador al que le gusta llevar el control del juego, para sacar el balón jugado por todo el campo. Asimismo, el juego del Granada B tampoco se correspondió del todo con el esperado. A pesar del intento de atacar por las bandas, los de Pedro Morilla se vieron obligados a replegarse durante toda la primera mitad para frustrar los ataques del rival, empleando toda su energía en esta labor sin ser capaces de lanzar un ataque. El duelo estaba claro. Practicamente todos los jugadores que estaban en el terreno de juego, a excepción de Leandro, se encontraban en el campo del Granada B. Cualquiera que entendiera de fútbol hubiera dicho que era una victoria clara. Pero no fue así.

Los fantasmas que han atormentado al CF Villanovense en los últimos años volvían y es que no es ningún secreto que hace algunas temporadas que el equipo serón no tiene un referente arriba. Un punta de los que lo marcan todo. Un auténtico killer. Y, en parte, eso fue lo que falló ayer.

Tras un asedio a la portería de Aaron, Allyson no consiguió ver puerta en las ocasiones que tuvo. De hecho, el delantero brasileño se escoraba a la banda buscando ejercer más de extremo que de punta. Ni él ni el resto de integrantes del equipo consiguieron el premio al gran juego que estaban mostrando. Esto siguió así y el castigo acabó llegando. La jugada fue una completa cadena de infortunios. En un lance del juego, Óscar Arroyo sufrió un encontronazo con un compañero de equipo y tuvo que abandonar el terreno de juego, trastocando así la formación del Villanovense. Ya en la siguiente jugada, Leandro, pensando que iba fuera, dejó pasar un remate muy débil de Casi que acabó entrando en la mallas. Una auténtica cadena de infortunios. Tocaba remar a contracorriente.

Debacle total

Con el comienzo de la segunda mitad, Iván Ania introdujo el primer cambio. Annunziata, que había sufrido un duro golpe, dejaba el puesto a Jacobo, perdiendo así un poco de posesión de balón, pero ganando juego por banda. Pero dicen que cuando algo funciona lo mejor es no tocarlo y el Villanovense lo pagó. Dos minutos después de empezar la segunda parte, ya sea por un fallo defensivo del Villanovense o por un acierto estratégico del filial nazarí, los visitantes ampliaron la brecha en el marcador, acabando así con la moral de los locales, que ya se había visto trastocada con el primer gol. 

En este momento se produjo un cambio de tornas total. Un buen planteamiento futbolístico de Pedro Morilla hizo que su equipo tomara el control del partido. Con la filosofía de si tienes la posesión no te pueden atacar, consiguieron dominar y romper por completo al Villanovense, que tanta posesión había tenido en la primera parte. Pese a esto los locales sabían que debían seguir intentándolo, aunque fuera por su fiel afición, que no dejó de animar en todo el partido. Un último cambio dejó ver la "desesperación" por anotar un tanto. Elías Pérez dejó su puesto a Pedro Beda, por lo que la formación pasó a ser un 4-4-2. Pero mucho más lejos del objetivo principal, este cambio sólo consiguió perder la posesión por completo. El cuadro local estaba completamente roto y, por contra, los visitantes vivieron una segunda parte de dominio total. Así los de Pedro Morilla consiguieron llevarse los tres puntos de un campo muy difícil como es el Romero Cuerda. A los de Iván Ania les tocará seguir peleando por conseguir la primera victoria.

Puntuaciones VAVEL

3 ptos. Aaron

2 ptos. Javi Barrio

1 pto. Casi

VAVEL Logo