Modric, el recuperador
Luka Modric en rueda de prensa / Foto: Mateo Villalba (VAVEL)

Modric se ha convertido en la apuesta más segura para el centro del campo. 

El Real Madrid está pasando por uno de sus mejores momentos, cosa que comparte el equipo con el timón de su centro del campo. El croata es la clave en la transición de la pelota desde la defensa a la línea atacante. De las botas del jugador balcánico suelen salir las mejores conducciones durante un partido de los blancos. Luka es experto en eliminar líneas de presión del equipo rival a través de una elegante y efectiva conducción.

José Mourinho se rindió a los 'cuatro fantásticos' en las entrañas del estadio Filip II de Skopje, después de que la actuación conjunta de los centrocampistas blancos arrebatara al Manchester United la Supercopa de Europa para dársela al Madrid. Los elogios del técnico portugués nunca son gratuitos. En esta ocasión, sirvieron para reflejar la enorme distancia que separó a ambos equipos durante la mayor parte del choque.

Zidane no puede quejarse, tiene equipo para presumir, sobre todo con sus centrocampistas de bandera, donde destaca el croata además de Kroos y Casemiro. Los tres fueron nominados como los mejores de la pasada Champions por un jurado de técnicos y periodistas. Premio que al final levantó Luka Modric, que le acredita como el mejor centrocampista. En la retina de todos los madridistas quedará su gran exhibición en la final de Cardiff y su genial asistencia en el gol a Cristiano que sentenciaba la final. 

Las cualidades del croata le han convertido en el jugador más importante de la medular blanca. Es capaz de desatascar el juego con un preciso cambio de banda de 30 metros, de romper la línea de presión con un cambio de ritmo trepidante, dirigir una contra con su rápida conducción del balón… Se ha convertido en el cerebro del Real Madrid. El jefe de operaciones del conjunto blanco brilla por su salida de balón, su gran desplazamiento y su enorme conducción.

Todas estas cualidades son más que suficientes para que Luka Modric sea uno de los centrocampistas más completos del actual panorama futbolístico. Sin embargo, el madridista no se ha conformado con ello y ha ido evolucionando hacia la perfección, abarcando la única faceta que le faltaba, la defensiva. Su sacrificio le ha convertido en una pieza clave en la labor defensiva del equipo blanco. Un triunfo para el fútbol del Real Madrid que le ha llevado a la cima del balompié mundial, y que promete estar ahí durante muchos años.

El medio croata, que ha levantado a toda Europa con su fútbol, no ha tenido rival en la votación conocida ya como la del buen gusto, la del fútbol exquisito que ‘Lukita’ construye en el Real Madrid y que regala cada domingo a la afición del Santiago Bernabéu.

VAVEL Logo