Jordi Xumetra y Xabi Irureta se desvinculan del Real Zaragoza
Xabi Irureta calentando en un partido con el Real Zaragoza / Foto: Andrea Royo | VAVEL

Ha costado, pero se han conseguido los objetivos. En la tarde de hoy, 1 de septiembre, es decir, último día de mercado veraniego, el Real Zaragoza ha conseguido alcanzar todos sus objetivos logrando la desvinculación de todos los descartes y haciendo un último fichaje de un delantero, el brasileño Vinicius. De esta manera, Lalo Arantegui ha cumplido con todas sus promesas y ahora se ha de centrar en la parcela deportiva.

Tras las marchas de Manu Lanzarote y Edu Bedia con destino a la India y la de Álex Barrera, reciente incorporación del UD Extremadura, la salida de los dos últimos descartes (Irureta y Xumetra) se antojaba difícil, pues no se había logrado aclarar a lo largo de todo el verano y seguía sin haber acuerdo mutuo. Pero finalmente, después de una tarde intensa en las oficinas, se ha conseguido.

Centrándose en estos dos últimos, el guardameta Xabi Irureta llegó a la capital del Ebro la temporada pasada en verano procedente del Éibar con la vitola de titular indiscutible y con la experiencia y veteranía como cualidades, además de sus facultades futbolísticas bajo los palos, o eso decían. Lo cierto es que al vasco no le faltaron oportunidades ni confianza por parte del club ni de sus entrenadores, pero él seguía partido tras partido sin aprovechar todo esto. Comenzó la temporada como titular, pero cada partido hacía de las suyas y no terminó de convencer a una afición que pedía a gritos su relevo. No les faltaba razón. Así pues, Luis Milla decidió darle la oportunidad a Ratón frente al Valladolid, pero con la llegada de Raúl Agné se le volvieron a abrir las puertas de la titularidad. Más de lo mismo. Finalmente, con el ascenso de César Láinez al primer equipo, Irureta pasó directamente al palco. Se va de Zaragoza sin tener ninguna oferta.

Por su parte, Jordi Xumetra también fue fichado la pasada campaña (2016/2017) procedente del Levante UD, en lo que se preveía un extremo veloz con desborde y capacidad de llegada y hacer goles. Una vez más, todo quedó en agua de borrajas. Es cierto que las lesiones le lastraron, pero cuando tuvo oportunidades tampoco terminó de aprovecharlas ni de convencer y no se asentó con ninguno de los tres técnicos del año pasado. En esta pretemporada se decidió darle una oportunidad en los amistosos, la cual tampoco se la tomó con mucho entusiasmo. Finalmente, con la llegada de Toquero su rol se presuponía a otro descarte más. De esta manera, ambos jugadores abandonan el Real Zaragoza con más sombras que luces y sin haber convencido nunca a la afición blanquilla.

VAVEL Logo