El Cádiz llega tarde y mal al Artés Carrasco
Los jugadores locales celebran con el Artés Carrasco uno de los goles de la noche | Foto: Lorca FC

Una derrota del Cádiz CF en Lorca no entraba a priori dentro de los planes y menos aún con un resultado tan abultado. El equipo de Álvaro Cervera terminaba sufriendo un contundente 3-0, justo para un equipo lorquino que hizo todo lo que tenía que hacer y también justo para un Submarino Amarillo que estuvo muy lejos del nivel de días anteriores. Los errores defensivos, muy graves, marcaron una contienda que ya empezó mal para el Cádiz encajando un autogol a los tres minutos y que terminó aún peor recibiendo otros dos en la recta final.

Duro revés para empezar

En efecto, las ocho de la tarde daba inicio el encuentro en el feudo lorquino, pero el Cádiz pareció comparecer algo más tarde. El equipo de Álvaro Cervera salió desenchufado y desubicado, todo lo contrario de un rival que no desperdició la ocasión. Así, a los tres minutos de empezar una jugada desafortunada terminaba con el esférico en el interior de la portería de Cifuentes tras tocar en última instancia Jon Ander Garrido. Al Cádiz le tocaba ponerse a remolque pero la buena noticia es que quedaba un mundo por delante.

Pobre primer tiempo del Cádiz, superado por el Lorca en todas las facetas del juego

No obstante, también hubo una mala noticia ya que la jugada no despertó de su pasividad al Cádiz. Los amarillos no lograban mantener el control del balón ni tampoco de la situación, siendo superado por el Lorca en las dos canchas. Los de Curro Torres pasaron todo el primer tiempo muy plácidos y con demasiada comodidad sobre el terreno de juego. En ese sentido, Nando y Ojeda hacían daño por los costados mientras que Eugeni y Noguera llevaban con demasiada tranquilidad la manija del juego, tocando demasiado a su antojo. Por contra, los gaditanos solo lograban inquietar a través de apenas un par de saques de esquina hasta el ecuador del primer período, ya que, en especial, ni Nico Hidalgo ni Aitor encontraban los espacios necesarios para progresar. Salvi tampoco se encontraba cómodo como segundo punta y de hecho Cervera terminaría reaccionando reubicándolo a su lugar original, mientras que a Romera casi no le llegaban balones.

En el minuto 30 tuvo el Cádiz la primera buena ocasión mediante un disparo duro y seco de Aitor que lograba atajar Dorronsoro con seguridad. Más cerca del gol estuvo Abdullah, que enviaba el cuero por encima del larguero desde la frontal tras un centro de Salvi y posterior dejada de Romera al marsellés. Poco más de un conjunto amarillo que, más allá de eso, seguía realizando una floja primera mitad, sufriendo mucho en defensa y cargándose de hasta cuatro tarjetas amarillas antes del descanso. Para colmo, a seis de la pausa un error de falta de concentración de Marcos Mauro casi supone el segundo gol murciano. La cesión del argentino a su portero se quedó muy corta y Manel logró llegar antes que Cifuentes pero afortunadamente para el Cádiz el balón se perdía fuera. Esa acción representaba a la perfección el poco aplomo cadista en el partido hasta el momento. Tocaba mejorar ostensiblemente tras el intermedio.

Aitor no realizó una buena participación | Foto. Lorca FC
Aitor no realizó una buena participación | Foto. Lorca FC

En busca de la reacción

Salía el Cádiz al segundo período con Rubén Cruz y Carrillo entre sus futbolistas, en lugar de Nico Hidalgo y Romera. El lavado de cara era necesario pero la versión de los de Cervera no difería demasiado a la de los primeros 45 minutos en principio. No obstante, el utrerano proporcionó nuevas ideas en la línea de tres cuartos y el murciano dio mayor presencia ofensiva. Aún así, la primera ocasión tras la pausa llegaba en el minuto 51 desde botas de Dani Ojeda con un buen golpeo que obligaba a la intervención de Cifuentes. Un minuto después respondía Rubén Cruz con un chut desde fuera del área que salía centrado para Dorronsoro. En definitiva, la tónica no variaba y el Lorca seguía llegando fácil y se desenvolvía de una forma muy cómoda.

Mejoría amarilla que no evitó la debacle

Pasada la hora del juego, esta vez sí parecía que el Cádiz iba entonándose y poco a poco encontraba espacios. Salvi empezaba a ganar protagonismo y eso era la mejor nueva posible para los de Cervera. A los 72 minutos, el sanluqueño recibía de Rubén Cruz y ejecutaba un buen remate que se iba fuera pero lamiendo el palo. A eso le seguían varios centros con peligro y un disparo con muy buena intención de Carrillo que atajaba Dorronsoro en dos tiempos. También perdonaba Manel Martínez el segundo el Lorca en un contragolpe de manual del conjunto dirigido por Curro Torres.

Otros dos errores acaban con toda esperanza cadista

Pero definitivamente este no iba a ser el día del Cádiz. Cuando mejor estaba el equipo amarillo, un error clamoroso de Alberto Cifuentes se castigaba con el 2-0 cuando el manchego intentaba despejar y el esférico impactaba en Manel Martínez, que el propio delantero terminaba empujando a la red a placer.

Solo quedaba sufrir la agonía final y por poco llegó el tercero pero el propio Cifuentes enmendaba su fallo con un auténtico paradón que salvaba de la vergüenza a su equipo. Pero dos minutos después el meta no pudo hacer nada ante un desajuste defensivo de Servando, que no mide nada bien, y Merentiel le ganó la posición para acabar definiendo con mucha clase y dejar el sonrojante 3-0 en el marcador, que pudo ser peor porque el propio Merentiel perdonaba el cuarto al final.

Con ello concluía una tarde-noche para olvidar para el Cádiz en cuanto a lo anímico pero que debe ser un antes y un después para corregir errores. El buen inicio de temporada permitirá al Cádiz seguir en la zona noble de la tabla con 11 puntos, mientras que el Lorca ahora cuenta ocho. La próxima cita, ante Osasuna en Carranza, será toda una prueba de fuego para un Cádiz al que se le hará larga esta próxima semana.

VAVEL Logo