Fortín Bernabéu
Estadio Santiago Bernabéu. Fuente: Real Madrid

Durante la pasada liga, el Real Madrid jugó 19 partidos en casa, acumulando 14 victorias, cuatro empates y una sola derrota. Este impresionante registro fue una de las principales causas por las que los merengues acabaron coronándose como campeones en mayo de este mismo año. En Champions el dato es mejor aún si cabe, ni un solo rival consiguió tumbar al campeón en su feudo, y tan solo el Borussia Dortmund logró sacar un empate en la fase de grupos, mientras que Sporting de Lisboa, Legia de Varsovia, Napoli, Bayern y Atlético de Madrid salieron derrotados del Santiago Bernabéu.

Lluvia de oportunidades, sequía de goles

Echando la vista atrás, se observa como la temporada anterior el Real Madrid consiguió marcar ocho tantos en las primeras tres jornadas, mientras que este año tan solo Asensio en dos ocasiones, y Lucas Vázquez han sido los únicos en mandar el balón al fondo de las mallas. 

Bien es cierto que el equipo ha tenido que arrancar el campeonato sin el jugador que más goles consiguió marcar de toda la plantilla durante el año pasado, Cristiano Ronaldo. Pero ahora que el portugués ha cumplido la sanción de cinco partidos impuesta en la final de la Supercopa, los merengues cuentan con todo su arsenal ofensivo (salvo Benzema que es baja por lesión) para tratar de solucionar sus problemas de cara a portería, y visto lo ocurrido en el partido que disputaron el martes en el Westfallenstadion, CR7, Bale y compañía, parecen estar preparados para acabar con la sequía goleadora en el Bernabéu.

Cristiano ante el Espanyol en la temporada 2015-16. Fuente: Real Madrid
Cristiano ante el Espanyol en la temporada 2015-16. Fuente: Real Madrid

Espanyol, rival fetiche

La relación entre el club que más copas de Europa luce en sus vitrinas y el equipo de Montjuic siempre ha sido buena, especialmente por la rivalidad que ambos comparten con el Fútbol Club Barcelona, prueba de ello es que el Real Madrid confió en el Espanyol para ceder a Marco Asensio cuando este apenas acaba de aterrizar en la capital.

Pero la curiosidad más sorprendente que rodea a estos dos equipos es lo bien que se les dan los pericos a los de Zidane. Y es que el Espanyol es el rival al que más veces ha ganado el Real Madrid y al que más goles ha marcado en la historia de la liga, con un total de 99 victorias y 369 tantos en total.

Además, los actuales defensores del título suman 19 encuentros sin perder ante el conjunto catalán (16V, 3E), por lo que el partido de mañana se perfila como una de esas situaciones en las que el equipo debe dar un golpe sobre la mesa y reivindicarse en casa, haciendo del Bernabéu ese fortín que tantas alegrías dio a los aficionados merengues el año pasado.

VAVEL Logo