Y en la septima jornada resucitó
Los albiazules celebran la victoria al final del encuentro  |  Fotografía: La Liga

El Deportivo Alavés ya ha saboreado las mieles de la victoria. Después de más de un mes de competición, con cambio de entrenador incluido, los albiazules han sumado sus primeros puntos de la temporada frente al Levante en el Ciutat de València.

0-2 fue el resultado final, con goles de Munir y Medrán. Un buen resultado para un buen Alavés, que se mostró como un equipo compacto en defensa y preciso en ataque en el mejor partido de la temporada. Una victoria balsámica que vuelve a dotar de optimismo a unos albiazules hasta ahora hundidos en el fondo de la tabla.

El artífice de la victoria tiene nombre: Gianni De Biasi. El entrenador italiano debutaba en el banquillo albiazul dejando claro que en levantar situaciones complicadas hay pocos como él. Frente al Levante, De Biasi y jugadores han puesto la primera piedra necesaria para construir el camino a la salvación.

Alexis en el lateral derecho y Pedraza en el extremo izquierdo eran las dos únicas novedades del once del técnico italiano. El zaguero, a un nivel muy bajo en las tres jornadas de la era Zubeldía, cuajó un buen partido en el lateral, mientras que Pedraza jugó por primera vez en la temporada de inicio en la que es su posición natural. Visto su partido, no será la última. En el Levante el único cambio fue el de Samuel por el lesionado Ivi.

El partido comenzó con el Levante teniendo el control de la pelota, algo que se mantuvo a lo largo del encuentro. El Alavés, por su parte, estaba bien organizado en defensa esperando replegarse en ataque. Un estilo que los albiazules ya conocen bien, pues fueron muchos los partidos de la pasada temporada con un guion similar. A balón parado llegaban las primeras ocasiones de un lado y de otro, pero sólo levantando unos tímidos ¡uy! en las gradas.

Mediada la primera parte llegaron, ambas desde la banda izquierda, las dos primeras ocasiones claras del encuentro para los babazorros. En la primera, Raúl saca a bocajarro un buen remate de Munir a centro de Ibai. En la segunda, el larguero evita que el delantero hispano-marroquí marque tras una buena jugada individual de Pedraza. Pocos minutos después, poco después del minuto 30, los mismos protagonistas ponían el 0-1 en el marcador. Balón largo de Ely que Pedraza controla con calidad. El cordobés se mete en el área y busca el desmarque de Munir, que se lanza en plancha y logra el gol. El extremo cedido por el Villarreal fue el mejor albiazul del partido, con continuas jugadas de desborde en su banda. Con poco más que el gol llegaba el descanso.

Siguiendo el guion

La segunda parte comenzó como la primera, con el Levante buscando controlar el balón y el Alavés esperando seguro en defensa. En esa búsqueda de mantener la portería a cero, De Biasi dio entrada a Vigaray por Ibai, pasando a una defensa de cinco que ya utilizó en alguna ocasión con Albania.

El Levante llegaba, aunque sin demasiado peligro para la defensa albiazul. La estadística final de cero tiros a puerta por parte de los granotas refleja lo que fue el desarrollo del encuentro. Bardhi, a balón parado, y Pedraza, desde la izquierda, ponían las ocasiones más claras en los primeros minutos de la segunda parte. Muñiz quemaba su último cartucho dando entrada a Nano por Pedro López.

Entrado ya el cuarto de hora final era el Alavés el que tenía las ocasiones más claras, ambas con Medrán como protagonista. En el 75 ponía un excelente balón largo en profundidad a Pedraza, que la picaba por encima del portero pero mandaba fuera. Ya en el 80 Medrán fue el encargado de culminar, y no falló. Gran centro desde la izquierda de Duarte que el joven centrocampista cabecea la fondo de la red. A falta de diez minutos, parecía que nada iba a evitar que el Deportivo Alavés se llevase los tres puntos.

De Biasi dio entrada a Katai y Santos, dos jugadores que hasta ahora habían tenido un papel muy secundario. Con la exclusión de Sobrino y Burgui de la convocatoria ya avisó el técnico italiano que el trabajo durante la semana iba a ser clave en las confecciones de las alineaciones. Sin más ocasiones más allá de tímidos acercamientos locales llegaba el final del encuentro en el Ciutat de València.

El Deportivo Alavés no sólo lograba una victoria balsámica y muy necesaria, sino que lo hacía con buen fútbol. Con De Biasi los albiazules se han mostrado competitivos y vuelven a creer en ellos mismos. El Alavés ha resucitado, y tras el parón será la Real Sociedad quien ponga a prueba al Glorioso. 

Medrán celebra el segundo gol del partido  |  Fotografía: La Liga
Medrán celebra el segundo gol del partido | Fotografía: La Liga
VAVEL Logo