Oda al fútbol en Anoeta
Foto: Real Betis

Lluvia de goles en San Sebastián entre Real Sociedad y Real Betis Balompié. Empate a cuatro goles en un partido de locura total en el que cualquiera de los dos equipos se podían haber llevado la victoria. Tras golear al Levante UD por 4-0, los pupilos de Quique Setién llegaban a Anoeta en puestos de Europa League y en una muy buena racha. Los verdiblancos sabían que la prueba de hoy sería de gran dificultad, la Real Sociedad es un equipo muy sólido y con unas intenciones siempre claras de dominar los partidos. Por su parte, los de Eusebio Sacristán llegaban a la séptima jornada con una mala dinámica: tres derrotas consecutivas ante Valencia, Levante y Real Madrid. En todos los partidos encajando tres goles, demostrando lo frágil que está el equipo a nivel defensivo. 

Quique Setién volvió a rotar en el once inicial ante txuri-urdines. Feddal volvió a la tituralidad tras descansar en el encuentro de la pasada jornada ante los granotas en el Benito Villamarín. Se especulaba la posibilidad de que el técnico cántabro jugara con dos puntas (la doble 'S') utilizando a Sergio León y a Tonny Sanabria para tener más potencial ofensivo de cara a la portería rival. Finalmente el elegido fue el paraguayo, Tonny Sanabria. El delantero bético es el claro ejemplo de lo que significa la confianza. La titularidad en el Bernabéu y ante el Levante ha hecho renacer al '9'. Fabián Ruiz sigue asentándose como titular indiscutible en el centro del campo verdiblanco.

Una primera parte que ya avecinaba lo que se venía

El partido en Anoeta comenzó con una presión muy arriesgada por parte de la Real Sociedad. Eusebio Sacristán analizó el juego bético, usó la presión para neutralizar la filosofía de toque. La táctica no le sirvió de mucho al entrenador local, en el minuto 6 Tonny Sanabria abrió el marcador, un balón por arriba de Fabián y Sanabria aprovecha el error defensivo para fusilar a Rulli. El paraguayo sigue en pleno apogeo futbolístico. Ante el resultado, los vascos no se achicaron y fueron a jugarle de tú a tú al Real Betis. El mayor acierto de Eusebio, dejar que el fútbol lleve el partido. Dejaron de lado la presión de lado y empezaron a tomar las riendas del partido atancando continuamente. En el minuto 13, tras un centro de Álvaro Odriozola, William José puso de cabeza el empate a uno. La mala fortuna que el balón tocó en Barragán y despistó al guardamenta verdiblanco.

El Betis seguía fiel a su estilo, teniendo la posesión, pero no se les veía cómodos. La Real Sociedad estaba cuajando un solemne partido. El segundo tanto txuri-urdin llegaba de la mano del internacional sub-21 Mikel Oyarzabal. Buena jugada combinativa con asistencia Kevin Rodrigues para que Oyarzabal pusiera por delante a la Real. Si algo tiene este 'nuevo' Betis es la capacidad de recompenerse en situaciones complicadas. A los dos minutos, Zou Feddal demostró que es un central de garantías. Guardado botó un córner para que el marroquí rematase de cabeza pese a la oposición de la defensa. El partido llegaba al descanso con el resultado de 2-2 y siendo todo un espectáculo para el aficionado al fútbol. 

Un final de infarto

El Real Betis Balompié comenzó golpeando en la segunda mitad del encuentro. En el minuto 47, un majestuoso pase entre líneas del mexicano Andrés Guardado rompió la defensa txuri-urdin dejando solo ante el portero a Joaquín. El capitán bético definió con absoluta delicadeza, batiendo a Gerónimo Rulli. Los de Eusebio Sacristán volvieron a apretar yendo en busca del empate, diez minutos después del gol verbiblanco, el pilar de la Real Sociedad, Xabi Prieto puso el empate a tres en el encuentro. Juanmi cogió la espalda a la defensa y su toque le llegó al capitán para rematar a puerta vacía. A medida que se iba desarrollando el partido, fueron llegando los problemas para Quique Setién, su juego se vio paralizado por la alta intensidad de la Real. Lo peor noticia para los aficionados verdiblancos fue la lesión de un jugador fundamental en el esquema de Setién, Javi García. Una dura entrada de Zurutuza hizo que el '3' bético tuviera que ser sustituido por el canterano Narváez. Adentrándose el partido en los últimos quince minutos, el partido era una constante avalancha de ocasiones para ambos equipos. En el minuto 84, Sergio León silenció Anoeta, balón en largo de Fabián y carrera de Sergio León desde el centro del campo y dispara potente con la zurda. La victoria estaba casi en el bolsillo para los de Setién, pero un hombre se encargó de aguarle la fiesta a los de Sevilla, Diego Llorente. Un córner botado en el minuto 86 por Oyarzábal y cabezazo impecable del central.

La polémica del partido llegó en el minuto 88. Sergio León se iba sólo a la portería de Rulli y Diego Llorente, protagonista en el cuarto gol txuri-urdin, derribó al de Palma del Río. Todo el vestuario bético saltó pidiendo la expulsión del central, el colegiado mostró la tarjeta amarilla y además, expulsó al segundo entrenador del Real Betis, Éder Sarabia. El encuentro finalizó con empate a cuatro y dejando la sensación de haber vivido uno de los mejores partidos de esta temporada.

VALORACIONES VAVEL

Guardado  3 pt.
Tonny Sanabria 2 pt.
 Sergio León   1 pt.

 

VAVEL Logo