Empate a poco en el Artés
Pedro disputa un balón con dos jugadores del Melilla. Foto: CF Lorca Deportiva

Salió el Lorca al campo con el fantasma del último partido y los tres goles encajados en diez minutos en la cabeza y el Melilla aprovechó la ocasión para hacerse con las riendas del encuentro para no dejarlas en los 90 minutos. Pronto, a los 11 minutos, tuvo Rubén Martínez la primera ocasión, se daba la vuelta sobre si mismo dentro del área, haciéndose el espacio necesario para encarar a Hortal pero este, titular por primera vez en liga esta temporada, sacaba una mano salvadora para mandar el balón a córner.

Los miedos del comienzo en los locales

Fue el primer aviso visitante y tal vez el más claro de la primera parte. Conforme pasaban los minutos, a pesar del dominio del Melilla, tanto posicionalmente como en acercamientos, el partido se equilibraba. Los de Palomeque buscaban una y otra vez la posición de Pedro para conseguir segundas jugadas para Juan Arcas, única referencia en ataque de los locales o para el propio Pedro, único local capaz de crear sensación de peligro en la defensa melillense.

Pero era el Melilla el que buscaba el gol con más ímpetu, mejor posicionado en el centro del campo, recuperaba balones en la parte ancha y salía con velocidad poniendo en aprietos a los laterales locales, Juanjo y Sergio Rodríguez que se veían desbordados para parar los avances norteafricanos.  En el 26 Pedro Rodríguez aprovechaba un error defensivo para disparar desde la frontal pero el balón salía alto. Antes del descanso Boateng se quedaba solo ante Hortal pero el portero local llegaba antes al balón dividido. Con el partido en tierra de nadie terminaba la primera parte.

El público pedía a Mawi y el jugador gaditano salió por un deslucido Mauricio Alonso.

Más de lo mismo en la segunda

Los segundos 45 minutos comenzaron con el campo de nuevo inclinado hacia la portería de Alberto Hortal y fue el propio portero local el que salvaría otra ocasión de Pedro Vázquez con un paradón, lo que hizo que ante la impaciencia de la escasa afición local, Palomeque hiciera pronto los primeros dos cambios. El público pedía a Mawi y el jugador gaditano salió por un deslucido Mauricio Alonso. Quiso también dar frescura al centro del campo con la entrada de Pape N’diaye por David Álvarez, pero en los minutos centrales de la reanudación el Lorca seguía muy atrás defendiendo como podía los acercamientos azulinos.

En el 64 Richi disparaba desde lejos y el balón salía cerca del palo de Hortal, cinco minutos después era Pedro el que probaba a Dani Barrio con un fuerte disparo al que respondía el portero melillense con un despeje de puños. En una falta la lateral Lulu tuvo el 1-0 pero su disparo a la media vuelta, tras pelear el balón con los centrales, salía sin fuerza para sorprender al portero melillense.

A los últimos minutos el Lorca llegó más fresco y forzó una falta que lanzaba Pedro cerca del palo de Dani Barrio y un par de córners que crearon la sensación de que la victoria finalmente se podía quedar en Lorca. Pero solo fue eso, sensación.

Reparto de puntos que sabe a poco a los visitantes, que empezaban a mirar a la zona alta de la clasificación y que sirve a los locales para recuperar sensaciones tras el varapalo del domingo anterior en El Ejido.

VAVEL Logo