No es el inicio de temporada que se esperaba el Atlético de Madrid
Foto: Atleti

El comienzo de campaña para el club, analizándolo desde hoy, no ha sido el que se esperaba para el Atleti. Cuatro victorias, tres empates y ninguna derrota en los siete partidos que llevan de liga, es decir, invictos, pero fallando donde no se debería fallar. En Champions, los del Cholo acumulan un empate y una derrota, lo cual hace muy complicada su clasificación como primero de grupo.

Comenzó la temporada con un empate en liga ante el Girona, con un juego mas o menos aceptable y remontando un dos a cero, hecho que dejó entrever que este Atleti era capaz de muchas cosas, y que no preocupó mucho a la hinchada rojiblanca, ya que era el primer partido de liga.

El segundo partido se ganó con contundencia fuera de casa a una UD Las Palmas que no estuvo bien. Aún así la afición, los jugadores y el cuerpo técnico terminaron satisfechos y sabiendo que ese era el camino para conseguir los objetivos marcados para esta temporada. la victoria por uno a cinco hizo que los rojiblancos se refrescaran y cogieran confianza para afrontar el siguiente partido.

Este tercer partido terminó en un empate, cero a cero, ante el Valencia, pero aunque no se ganó se jugó muy bien y a demás en un escenario complicado como es Mestalla. El equipo jugó bien pero las ocasiones no entraban y revoloteó el fantasma de la falta de gol y de la falta de acierto sobre el vestuario dirigido por Simeone, fantasma que aparecería de lleno en el partido de Champions frente al AS Roma en el Stadio Olimpico, en el que el conjunto rojiblanco tuvo nada mas y nada menos que 10 ocasiones de gol y 21 disparos a puerta. En este partido el portero del equipo romano Alisson, se hizo gigante ante los delanteros rojiblancos que no consiguieron anotar ninguna de estas ocasiones. 

El partido siguiente fue el más especial de todos, el estreno del Wanda Metropolitano, una auténtica fiesta que, se esperaba que acabara con una victoria del equipo local. Y así fue, por la mínima, pero fue victoria. Un solitario e histórico gol de Griezmann hizo enloquecer a la grada del nuevo coliseo colchonero. Los goles no terminaban de llegar, pero la inauguración del nuevo estadio se llevó todo el protagonismo, la victoria por la mínima y la falta de gol fueron una mera anécdota. 

Llegó un complicadísimo partido frente al Athletic Club en San Mames, una de las salidas más complicadas para el conjunto rojblanco, que aunque suele ganar alli, le cuesta mucho hacerlo, y esta vez, no fue así, los del Cholo hicieron un grandísimo partido, tanto en juego como en ocasiones, en conjunto e individualmente, fue el Atleti que todo aficionado del Atlético de Madrid quiere ver. Un Thomas estelar, Koke y Saúl enchufadísimos y los delanteros creyendose Rubbens o Dalí y haciendo verdaderas obras de arte. 

La alegría continuó en el segundo partido de liga en el Wanda, ya que, en la visita del sevilla, los de Berizzo se fueron con un dos a cero de Madrid. Los de Simeone cuajaron un gran partido y la afición quedó encantada con lo que pudo ver sobre el terreno de juego. El partido terminó dos a cero con goles de Griezmann y Carrasco, la conexión franco-belga funcionaba.

Después de el fervor y la felicidad plena de afición y equipo, llegó el gran mazazo para los colchoneros, la vuelta a la Champions, y esta vez contra el Chelsea y en casa, un partido en el que el conjunto londinense fue muy superior, que empezó bien, con gol de Griezmann de penalti, y acabó fatal, con un uno a dos en contra que ponía en riesgo las posibilidades, no solo de quedar primero de grupo, sino de clasificarse y con la mente en tener que ganar todo lo que queda de fase de grupos. 

Por último, la gota que colmó el vaso, fue el partido del pasado sábado en Butarque, contra el Leganés, un partido, a priori, asequible, aunque los de Garitano están haciendo un buen arranque de temporada, que no fue más que otro desastre. El equipo rojiblanco no estuvo en todo el partido, no tuvo ideas ni ocasiones, no estaba, ni se le esperaba. El Leganés hizo un gran partido y tuvo ocasiones para terminar de rematar al conjunto rojiblanco, pero un enorme Jan Oblak lo impidió hasta en tres ocasiones.

Se espera que después del parón de selecciones los jugadores colchoneros vuelvan con ganas y descansados para un importantísimo partido contra el FC Blarcelona, que lo ha ganado todo hasta ahora, en el Metropolitano. La afición del Atleti estará ahí alentando como siempre, pero, ¿estarán los jugadores?.

VAVEL Logo