Arnau Tenas, el guardián silencioso
Arnau Tenas con el FCB Juvenil B. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

En su primera temporada en las filas del FCB Juvenil B sólo los más osados presagiaban el estallido de Arnau Tenas. Proclamado campeón de la novena Liga Cadete con el FCB Cadete A de Franc Artiga y Xavi Franquesa, el nuevo curso deparaba para Arnau el salto a una liga más competitiva y complicada. Sin embargo, sus guantes vuelven a erguirse como el mejor seguro para un equipo que campea líder de la categoría con 16 puntos y un bagaje favorable de 16 dianas en su favor y sólo 2 goles en contra. La solidez de sus manoplas se alzan como el mejor escudo, infranqueable en el área. Sólo el Josep Maria Gené lograba en la cuarta jornada liguera perforar la portería de Arnau Tenas con dos goles para establecer el único empate del FCB Juvenil B en este inicio de curso (2-2). Dos errores, una mala cesión de Alejandro Rojas al rival, y el segundo desde el fatídico punto de penalti, tumbaban la imbatibilidad de un Arnau cada vez más grande.

Arnau Tenas con el FCB Juvenil B esta temporada. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

Sus 16 años apenas le impiden deslumbrar al mundo con su carácter ganador. Veloz, incansable y atento a cada jugada, Arnau Tenas se crece en cada jugada. Pese a no impresionar con una altura portentosa, el guardameta catalán destella con su gran juego aéreo, capaz de crecerse con la firmeza que augura un futuro prometedor. Es por ello que su calidad no pasó desapercibida para Fútbol Draft incluyendo al portero catalán en la lista de los 132 jóvenes más prometedores de la cantera del fútbol español, dónde 19 futbolistas de ellos emergen de La Masía.

Pese a consolidarse como el guardián de la portería del FCB Juvenil B en su primera campaña, Arnau Tenas ya disputó los dos últimos encuentros del curso anterior ante el RCD Espanyol y Figueres con el equipo de Quique Álvarez, reafirmando su candidatura como la mejor fianza para la meta azulgrana. Decisivo, tenaz y perspicaz, Arnau vuela con holgura en la Ciutat Esportiva a pasos agigantados. La eterna maldición de la portería azulgrana con los canteranos queda espantada con sus manoplas. 

VAVEL Logo