Registros similares a los de la temporada 2015/2016
Imagen del encuentro UD Las Palmas-Rayo Vallecano de hace dos campañas. Imagen: LaLiga

Los números de la UD Las Palmas en este principio de temporada son un calco de los realizados hace exactamente dos cursos. Si analizamos los datos de aquella temporada vemos como el equipo insular después de siete jornadas sumaba cinco puntos y cinco goles a favor, mientras que en la presente campaña ha obtenido seis puntos y ha vuelto a conseguir cinco tantos.  

Además, al igual que ocurrió hace dos temporadas, Las Palmas no ha logrado ver puerta en cuatro de los siete encuentros disputados. Los amarillos no fueron capaces de marcar frente al Valencia CF, el Sevilla FC, el CD Leganés y el FC Barcelona. Por su parte, hace dos campañas los insulares se quedaron sin anotar frente al Atlético Madrid, el Levante UD, el Rayo Vallecano y la SD Eibar

Los datos no engañan y reflejan las malas sensaciones que ha dado el equipo desde que comenzó la temporada. Las Palmas es un conjunto con escasa pegada y con mucha dificultad para generar ocasiones. En muchos encuentros hemos visto que Calleri ha sido una auténtica isla en el flanco de ataque. Por ello,  son bastante las veces en las que ha tenido que ingeniárselas para generar alguna oportunidad de gol ya que el juego colectivo en la zona delantera brilla por su ausencia. El argentino ha sido de las pocas notas positivas de este inicio junto con la aparición del francés, Loïc Rémy. El galo ha anotado dos tantos en los dos encuentros que ha disputado y ha demostrado que no necesita muchas ocasiones para poder facturar los tan deseados goles. Su capacidad goleadora unida a su velocidad y su desborde pueden dar muchas tardes de alegría a la parroquia grancanaria.

La falta de gol es uno de los múltiples problemas que tiene actualmente el equipo. udlaspalmas.es
La falta de gol es uno de los múltiples problemas que ha tenido el equipo en estas primeras jornadas. Imagen: udlaspalmas.es 

Hace dos campañas la situación era muy similar a la actual. El juego del equipo era muy defensivo y previsible por lo que las primeras dudas comenzaron a florecer. En aquel momento, Paco Herrera implantó un nuevo sistema, el 5-3-2, con el objetivo de fortalecer la defensa. Durante los primeros encuentros el entramado defensivo pareció funcionar ya que en las primeras jornadas el conjunto insular recibió, relativamente, pocos tantos (cinco en los cinco primeros encuentros), pero los resultados no acompañaban por distintos motivos. El primero de ellos era que a pesar de defender bien, la zaga amarilla no era inexpugnable por lo que tarde o temprano el rival acababa generando ocasiones de peligro. La segunda causa fue el nivel de los rivales a los que se enfrentó. En las primeras siete fechas a los canarios les tocó jugar frente al Atlético Madrid, el Celta, el Sevilla FC y el FC Barcelona, equipos superiores tanto en plantilla como en presupuesto. La tercera y última causa fue el escaso juego ofensivo que producía el conjunto insular, debido en parte al nuevo sistema. Los amarillos presentaban un fútbol ramplón y muy defensivo, por lo que las ocasiones generadas en las primeras jornadas se pudieron contar con los dedos en una mano.

Por otro lado, las coincidencias con esa campaña no se estancan en el tema goleador. Al igual que esta temporada en ese curso el entrenador que comenzó la temporada no logró concluirla. En 2015, Paco Herrera fue destituido en la jornada ocho debido a los malos resultados, mientras que actualmente Manolo Márquez presentó su dimisión hace escasos días después de seis jornadas disputadas. Como vemos ambos técnicos no sólo no concluyeron la campaña, sino que fueron relevados de su cargo de forma prematura.

El dato esperanzador acerca de esta comparación es que a pesar del mal inicio, en aquella campaña Las Palmas logró salvar la categoría sin excesivos apuros. La gran racha de resultados cosechada entre los meses de febrero y marzo fue decisiva para ello. No cabe duda que la llegada de Quique Setién dio un soplo de aire fresco y fue clave para el resurgir del equipo canario. La situación actual es idéntica, un mal arranque y un nuevo técnico, ¿por qué no pensar que se repetirá la historia? Desde el club consideran que se tiene una plantilla lo suficientemente buena como para mantener la categoría, por tanto si Ayestarán consigue dar con la tecla correcta es bastante probable que los resultados no tarden en llegar.

VAVEL Logo