El felino francés está de vuelta
Benzema celebra un gol durante la temporada pasada/FOTO:Real Madrid

El parón de selecciones no siempre es tan perjudicial para los equipos grandes como parece. En esta ocasión traerá buenas noticias para el Real Madrid. Y es que, Karim Benzema aprovechará estos días sin partidos para ultimar su puesta a punto y estar listo para volver en la siguiente jornada liguera ante el Getafe. Tras tener que retirarse lesionado por una lesión muscular durante el partido ante el Levante en el Santiago Bernabéu, el delantero se ha recuperado de esas molestias y ya está entrenando con el grupo.

Una solución para los partidos atascados

Será, sin duda una solución y un alivio para Zidane, disponer de un delantero de la calidad de Karim. A pesar de las críticas y las dudas que estaba generando el francés antes de su lesión, es innegable que este Real Madrid es otro con el nueve blanco en el terreno de juego. El equipo le ha echado de menos en partidos en los que el rival se ha encerrado en el área y no había espacios para penetrar una defensa férrea. Benzema es uno de los más capacitados en el mundo para abrir ese tipo de partidos. Cuando la cosa se pone fea y se atasca, pocos delanteros como él tienen esa sangre fría para detener el tiempo cuando el balón pasa por sus botas. Viene a recibir al centro del campo, abre a banda, deja espacios para que lo aprovechen sus compañeros y es capaz de filtrar pases que nadie más ve. Es cierto que en el inicio de temporada le ha faltado gol, pero si empieza a coger el ritmo anotador que es habitual en él, estamos hablando del octavo máximo goleador de la historia del Real Madrid, el conjunto blanco contará con un arma letal.

La pareja perfecta para Cristiano

Pero si en alguien se puede personificar la alegría que provoca la vuelta de Benzema, es en Cristiano Ronaldo. El francés es el mejor socio de la estrella lusa. Se entienden a la perfección en el campo y muestra de ello es la cantidad de asistencias que se han dado mutuamente, sobre todo de Benzema a Cristiano. Con el portugués tirando cada vez más hacia la posición de rematador puro, el de Lyon es el jugador perfecto para complementar el ataque. Una dupla ofensiva que puede ser el terror de las defensas contrarias.

Y es que la vuelta de uno de los delanteros con más clase del planeta es la mejor de las noticias que ha podido tener la afición blanca y el técnico madridista, Siempre da al equipo una solución. Se saca de la chistera cualquier genialidad en forma de pase, golazo o regate. Si no, que le pregunten a los tres defensas del Atlético de Madrid que los rodeaban en la esquina en las semifinales de Champions. Nadie sabe por dónde salió el francés, pero lo hizo. Precisamente eso es Karim. Cuando nadie lo espera, cuando todo se da por perdido y nadie ve la luz, él tiene el don para hacer algo mágico.

Volver a reivindicarse

La baja de Gareth Bale le ofrece más oportunidades aún para volver a reivindicarse ante esa parte de la afición que incluso le pitaba. Ya lo ha hecho varias veces. Porque desde que llegó, a Benzema se le colgó el cartel de ser un nueve sin gol. Ni siquiera convertirse en uno de los máximos goleadores de la historia madridista superando a mitos como Butragueño y ganar tres Champions con el escudo del Real Madrid en el pecho le han servido para quitarse esa etiqueta. A pesar de ello, siempre se levanta y vuelve con más fuerza que nunca para acallar a los críticos. En Zidane tiene su mejor valedor, es el que siempre confía en él para ponerle en el equipo titular y le da fuerzas para seguir adelante. Y algo sabe de fútbol Zidane.

Para el próximo partido, vuelve la clase francesa, vuelve Karim Benzema.

VAVEL Logo