Una de cal y otra de arena
Los jugadores del Valencia celebran un gol ante la decepción de los jugadores realistas. Imagen: La Liga

La Real Sociedad comenzó la temporada 2017/2018 de una forma demoledora. Con tres victorias consecutivas y logrando diez goles a favor, el optimismo inundaba San Sebastián con un arranque histórico, que llegó a colocar a los txuriurdin como líderes de la Liga.

Pero llegó el comienzo de la Europa League y las semanas comenzaron a tener dos compromisos. Tras el excelente estreno europeo ante el Rosenborg llegó el bajón del equipo, con el Real Madrid como primer protagonista. El conjunto merengue ganó por (1-3) en Anoeta, en una derrota que sería el comienzo de una mala racha.

Continuó el viaje a Levante, en el que los donostiarras cayeron por 3 a 0. Después, sería el Valencia quien, a falta de pocos minutos para el final, se llevase los tres puntos de Anoeta gracias a un (2-3). Por último, fue el Betis quien empató a cuatro en el feudo realista. En balance, un punto y trece goles en contra.

Rulli mira al infinito ante la celebración de Zaza | Foto: La Liga
Rulli mira al infinito ante la celebración de Zaza | Foto: La Liga

Una defensa cambiante

Uno de los problemas principales del número de goles encajados es la falta de continuidad en la defensa. Diego Llorente, Raúl Navas, Aritz Elustondo e incluso Zubeldia (de quien tuvo que echar mano Eusebio para el partido ante el Valencia) han combinado las posiciones de defensa central con desastrosos resultados. Ninguno de ellos ha podido alinear junto a un compañero habitual, por lo que ha existido falta de entendimiento entre ellos.

La ausencia de Iñigo Martínez es otro factor a tener en cuenta

Por otra parte, ha habido errores defensivos graves puntuales que han costado goles y, a la postre, derrotas. Otro punto importante de esta debilidad defensiva es la ausencia por lesión de Iñigo Martínez. El de Ondarroa solo ha disputado 66 minutos esta temporada, y el equipo echa de menos a su punta de lanza, tanto por su faceta defensiva como su aportación al sacar la pelota desde atrás.

Aritz lucha con Lucas Pérez por un balon | Foto: La Liga
Aritz lucha con Lucas Pérez por un balon | Foto: La Liga

El ataque, un contrapeso

Si bien contando tan solo los tantos encajados por la Real Sociedad el equipo estaría en la parte baja de la tabla, los donostiarras se encuentran en octava posición. Esto se debe a que, a pesar de recoger muchas veces el balón de las redes de su propia portería, los jugadores también lo recogen de la contraria. Por ello, gracias a sus 17 goles a favor, se encuentran tan solo por detrás del FC Barcelona en estas estadísticas.

El buen hacer de Willian José, la oportunidad de Juanmi, la irrupción de Oyarzabal tras su lesión, la importancia de la segunda línea con Zurutuza, Illarramendi y Xabi Prieto y la faceta goleadora de la defensa txuriurdin ha hecho que se salven los muebles en la primera parte de la Liga.

Pero para optar de nuevo a Europa, Eusebio y sus futbolistas deberán hacer un mejor balance entre el ataque y la zaga. Mejorando el aspecto defensivo los realistas pueden hacer un buen papel en las tres competiciones que disputan, y quien sabe si algo más. Pero todo pasa por construir el equipo desde atrás.

VAVEL Logo