Se cerró el grifo
Se cerró el grifo

Hasta la pasada jornada, el Toledo había marcado y encajado en todos sus encuentros disputados esta temporada en Liga. El único encuentro con un cero en el resultado final fue la derrota por 1-0 en el Estadio El Prado ante el Talavera de la Reina, partido correspondiente a la primera ronda de la Copa S.M. el Rey.

Sin embargo, el pasado domingo, el Toledo recibía al Atlético de Madrid B en el Salto del Caballo. Los de Óscar Fernández no habían caído derrotados en la competición doméstica y llevaban más de medio año sin perder ningún encuentro. Tras los noventa minutos de encuentro, el resultado final fue de 1-0 favorable a los locales, gracias al gol de Jorge Ortí tras el error del portero rojiblanco San Román. 

De este modo, el Toledo cerraba el grifo a su intercambio entre anotaciones y recepciones de goles, ya que hasta entonces, jugar con el equipo de Onésimo Sánchez suponía marcar algún tanto al mismo tiempo que recibir algún otro, siendo el único equipo entre Primera, Segunda y Segunda División B que aportaba dicho dato. 

Por lo tanto, tras siete jornadas, el Toledo conseguía su segunda victoria de la temporada en la competición regular, sumándose así a sus tres empates y dos derrotas. En casa, tras cuatro partidos, dos victorias y dos derrotas, sin ceder ante ningún rival. Un total de quince goles anotados y once goles encajados, siendo el segundo equipo máximo goleador de la Segunda División B (por detrás del Elche) y el tercer equipo que más goles ha encajado del grupo I de la división de bronce, por detrás de Valladolid B y Gimnástica Segoviana y los mismos tantos que Rayo Majadahonda y Pontevedra.

VAVEL Logo