España certifica su clasificación para el Mundial en 45 minutos mágicos
Isco lidera la clasificación para el Mundial de Rusia - Fuente: Juanign.lechuga(VAVEL)

Objetivo cumplido. Tres puntos y clasificación matemática para el Mundial de Rusia 2018. Partido con dos partes bien diferenciadas. Si en la primera nos encontramos con un combinado español que hizo las delicias de los presentes en el José Rico Pérez de Alicante, en los segundos 45 minutos el ritmo bajó drásticamente, sin llegar, eso sí, a perder el control del partido en ningún momento.

Desde el principio se vio a la roja con ganas de disfrutar. Así, cuando de diversión con el balón se trata, hay un jugador que viene a la mente de todo aficionado. Isco Alarcón. El malagueño se sabe importante y eso se nota. Regatea, conduce, dribla, tira caños... su repertorio es enorme y crece partido a partido. Tuvo, como suele ser habitual en el equipo dirigido por Julen Lopetegui, grandes socios para desarbolar la defensa contraria. Un entusiasta Rodrigo no paró de moverse en ningún momento y su insistencia dio sus frutos con un acrobático remate en el minuto 15 tras asistencia filtrada por el de Arroyo de la Miel.

Cuando el electrónico marcaba el minuto 22, el nombre de Isco volvía a salir a escena y firmaba su primer partido con gol y asistencia con la roja. Una cabalgada -otra más- del debutante Odriozola acababa en pase de Koke para el madridista, quién fusilaba a Berisha sin darle opción a intervenir. La primera media hora de partido fue una locura y, tras un disparo al larguero por parte de los de Panucci, Thiago Alcántara se elevaba en el 25 entre la defensa para cabecear el enésimo centro del lateral de la Real Sociedad, firmando así el tercer y último gol de la noche con un remate que pocos delanteros centros hubieran mejorado.

Las ocasiones y el buen juego se siguieron sucediendo y solo la mala suerte y falta de precisión evitaron que otro gol subiese al marcador antes del pitido del árbitro.

Segunda parte totalmente diferente

Como ya hemos mencionado, tras el paso por los vestuarios el nivel de la Roja bajó y se vio a una Albania más metida en el partido. Las ocasiones se repartieron un poco más sin llegar a perforar ninguna de las dos porterías en ningún momento. Rodrigo intentó el doblete sin fortuna y el palo evitó que los visitantes pudiesen celebrar al menos un gol, cosa que tampoco consiguieron en el partido de ida. 

Lopetegui movió el banquillo de forma natural, dando entrada a Nacho por Piqué, cuya sustitución mostró la división de opiniones que el catalán despierta entre el público con una mezcla de aplausos y pitos, con predominancia de los segundos. Los otros dos cambios fueron también hombre por hombre, ingresando Asensio y Aduriz en el terreno en lugar de Silva y Rodrigo, respectivamente. A destacar además las tarjetas recibidas por el central del Barcelona y el mediocampista del City, que les harán perderse el partido contra Israel del próximo día 9 que marcará el final de esta exitosa fase de clasificación.

Odriozola y Saúl, destacados

Si de algo sirvió este partido contra Albania, además de para asegurar matemáticamente la clasificación tras el empate de Italia ante Macedonia, fue para presentar a Álvaro Odriozola en sociedad. El joven de 21 años no se cansó de subir la banda en ningún momento poniendo centros de todos los colores. El lateral derecho de la selección estará en buenas manos cuando Dani Carvajal no pueda estar presente.

Por último, destacar el partido realizado por Saúl como mediocentro haciendo las labores de Sergio Busquets, quien no ha podido estar presente por sanción. Su polivalencia puede ser fundamental en un torneo como el Mundial en el que cualquier lesión puede obligar a cambiar de planes y jugadores como el atlético son claves para solventar cualquier problema.

VAVEL Logo