Análisis sobre el Sporting de Gijón
Foto: Diego Blanco

El conjunto asturiano fue una de las sorpresas de la temporada pasada en primera división aunque no fue por el lado positivo sino por el descenso a la segunda división, es decir a la Liga 123.

El Sporting de Gijón siempre ha sido un equipo querido por buena parte de España pero llevaba unas temporadas en el ámbito deportivo en el que titubeaba con el descenso hasta llegó ese día que a ningún aficionado le gusta vivir. 

Una vez empezada la temporada en segunda división todos los ojos estaban puestos en el Sporting de Gijón ya que se esperaba que fuera el que mandara de principio a fin ya que se reforzó bien y se quedaron jugadores con jerarquía. El primer partido lo empezó con un empate a cero a domicilio ante el Alcorcón pero la victoria no tuvo que esperar mucho ya que en la siguiente jornada consiguió vencer al Lugo. Esta victoria sirvió para que el conjunto asturiano cogiera confianza y así se reflejó en la siguiente jornada donde se impuso con claridad al Nastic de Tarragona con un abultado cero a cuatro.

Estas dos victorias seguidas parecían que serviría para ver que el conjunto dirigido por Paco Herrera había dado un golpe en la mesa sobre el resto de sus rivales pero ya en la jornada cuatro se jugó uno de los partidos que lleva sin jugarse más de 10 años como es el derbi asturiano ante el Oviedo. Los de Gijón consiguieron ponerse por delante en un partido marcado además de por la intensa lluvia por los altercados ocurridos en los alrededores del Molinón entre la hinchada local y la policía.  En la recta final del partido una jugada embarrullada terminó con el gol del atacante del Oviedo, Toché.

El resultado dejó algo frío tanto a la afición como a los propios jugadores y eso se hizo notar en el resto de las jornadas donde se vieron duras derrotas ante rivales directos como Numancia u Osasuna que a priori son dos de los equipos que estarán en la parte de arriba de la tabla buscando el ansioso ascenso a la primera división.

El Sporting de Gijón buscará este fin de semana ante el filial del Sevilla una victoria que le sirva para reengancharse a los puestos de arriba de la clasificación. Se enfrenta ante un Sevilla que aún no ha conseguido ganar en las 8 jornadas que se lleva disputadas. El equipo asturiano se encuentra en sexta posición con 11 puntos a tan solo 3 puntos del líder a pesar de los diversos pinchazos que ha sufrido. La segunda división es tan larga que aunque se pierda puntos que no estaban previsto en el calendario de los equipos, pueden volver a posicionarse en los puestos de arriba de la clasificación ganando un par de partidos seguidos.

VAVEL Logo