Gris empate en el Miniestadi
Carles Aleñá de nuevo destacado | FOTO: Noélia Déniz

Tras la suspensión del Nástic de Tarragona-FC Barcelona B de la pasada jornada y los resultados acontecidos de los otros equipos, el filial azulgrana recibía al Real Oviedo con la dificultad de estar virtualmente a dos puntos de los puestos de descenso, al contar con menos partidos que el resto. Por su parte el conjunto asturian,  con nueve puntos, uno más que el FC Barcelona B, necesitaba sumar los tres que estaban en juego en el Mini para no entrar en una racha negativa que podría alargarse a tres partidos sin conocer la derrota.

Variante táctica

Gerard López volvió a experimentar con el once aprovechando las bajas de: Palencia, Varo, Martínez y Ruiz de Galarreta. Cuenca se situaba en el eje de la zaga dejando la medular para Fali, Sarsanedas y Busquets buscando el equilibrio que se ha ausentado en los últimos encuentros del conjunto azulgrana.

Por otra parte, la punta de lanza del ataque con sistema variado daba libertad a Carles Aleñá, que actuaba a su vez de extremo derecho. Arnáiz y Lozano se juntaban en la parte central cuando el '10' azulgrana se internaba en el semicírculo del área rival.

Sarsanedas y Busquets actuaron como interiores | Foto: Noelia Déniz - VAVEL
Sarsanedas y Busquets actuaron como interiores | Foto: Noelia Déniz - VAVEL

Inicio fulgurante

Dada la intensidad latente en el duelo entre ambos equipos, el Real Oviedo lejos de acobardarse salió a morder primero, con tan solo veinte segundos transcurridos una pared entre Saúl Berjón y Aaron Ñiguez acababa con disparo de éste último cerca de la escuadra de la portería de Adrià Ortolá. 

La primera ocasión clara de los azulgranas no llegó hasta el minuto 20, cuando una falta lateral desde la izquierda botada por Arnáiz se paseaba por delante de la línea de gol. La siguiente ocasión prácticamente consecutiva fue de Carles Aleñá, que recibía un buen pase de Arnáiz desde la izquierda y el '10'  azulgrana no acertaba al definir.

Marcando la diferencia

Cuando parecía que el intercambio de golpes en la medular llevaría al descanso, el 'Choco' Lozano peinaba un balón en medio campo, Arnáiz se anticipó por velocidad y escorado con la marca de dos defensores abrió  el balón para casi sin ángulo colocar el balón en la cepa del poste de la portería de Juan Carlos, estableciendo el 1-0 en el minuto 40. Con este resultado se llegó al final de la primera parte.

Los azulgranas celebran el tanto de José Arnaiz | Foto: Noelia Déniz - VAVEL
Los azulgranas celebran el tanto de José Arnaiz | Foto: Noelia Déniz - VAVEL

Idéntica reanudación

El Real Oviedo volvió a morder el primero, y lo hizo en el primer minuto, con primer córner y un centro muy cerrado que a punto de engañar a Ortolá, aunque el meta pudo intervenir en última instancia para salvar entonces el empate de los asturianos.

De nuevo en un saque de esquina llegaría el gol del Real Oviedo. Era un centro que colgaba Saúl Berjón y Carlos Hernández remataba fuerte a la escuadra de la portería de Adrià Ortolá, que llegó a tocar pero no pudo impedir que el balón acabase entrando, era el 1-1 en el minuto 55.

El conjunto ovetense cogió el timón del encuentro y asedió el área azulgrana durante la primera media hora de la segunda mitad. Toché tuvo la mejor ocasión en un testarazo que a punto estuvo de convertirse en gol. Por su parte el FC Barcelona B no dispuso de la primera ocasión clara de la segunta mitad hasta pasada la media hora cuando Arnáiz recibía un balón interior de Aleñá pero en la definición Juan Carlos acertó a desbaratar con los pies a córner.

El conjunto azulgrana tuvo la última ocasión tras un pase interior, de nuevo, de Carles Aleñá pero el 'Choco' Lozano  de nuevo no llegaba a rematar. Al final empate a 1 en un partido en que el FC Barcelona B no supo cerrar al salir demasiado tímido en la segunda mitad.

VAVEL Logo