El Real Zaragoza aporta alegría a las fiestas del Pilar
Gaizka Toquero, autor de los dos primeros goles del partido.

Las fiestas del Pilar acogían el derbi del Moncayo; un encuentro que se desarrolló entre dos equipos enmarcados en situaciones opuestas en la clasificación. El CD Numancia destacaba por las buenas sensaciones a las que acompañan los buenos resultados y, por consecuencia, por un buen lugar en la clasificación. Sin embargo, el Real Zaragoza, no lograba reflejar las buenas sensaciones en el marcador y en este partido pretendía darle una primera alegría a "La Pilarica".

El encuentro comenzó con un minuto de silencio por el fallecimiento a los 72 años de Javier Chirri, que fue coordinador durante 15 años de la ciudad deportiva del Real Zaragoza además de entrenador y jugador. Nada más comenzar el partido, tocando Buff y Borja Iglesias, llega en el primer minuto un balón a los pies de Toquero, que remata y marca gol, adelantándose el conjunto aragonés en el marcador. A partir de este momento, el equipo visitante intenta reaccionar, llegando rápidamente a la portería de un Real Zaragoza que intentaba jugar, como lo hace habitualmente, tocando el balón y presionando con ganas. 

A pesar de la distancia anotada en el marcador con el gol de Toquero, la diferencia entre los dos equipos fue mínima durante la primera parte. Ambos luchaban por la victoria: el Real Zaragoza no se conformaba con un solo gol y el conjunto numantino buscaba su primera victoria fuera de casa. Llegó el descanso en el minuto 47 sin cambios en el marcador, a pesar de numerosos intentos que realizaron ambos equipos.

La segunda parte comienza, al igual que la primera, con un gol de Toquero en el primer minuto que llena de emoción y cachirulos la grada zaragocista. Pero el CD Numancia no se rinde y busca el empate con varios disparos a puerta que acaban en las manos del guardameta Christian Álvarez. El juego de ambos equipos es intenso, y esto se demuestra en la cantidad de faltas que se suceden durante el parido. Esto culmina con la expulsión, en el minuto 54, de Diamanka.

La tarjeta roja llegó tras una falta cometida a Borja Iglesias, que cayó al suelo y recibió varios pisotones del jugador del equipo visitante. La expulsión fue directa y, dado que la infracción se cometió dentro del área, significó un penalti a favor del Real Zaragoza. Borja Iglesias fue el encargado de disparar desde los once metros, logrando un 3-0 en el marcador en el minuto 56. Los maños no bajaron el ritmo y siguieron amenazando a los numantinos con un jugador más  en el campo. Así llegó un disparo de Toquero que podría haber sido un triplete para el jugador del Real Zaragoza, sin embargo el colegiado valoró que este estaba situado en posición antirreglamentaria.

A partir de este momento, el CD Numancia se cerró atrás para no ver reflejado en el marcador un resultado más abultado y guardar fuerzas para el próximo partido que tendrá lugar el miércoles. La presión y el ritmo del equipo visitante fue disminuyendo a causa del desgaste físico y de su inferioridad en número de jugadores en el campo. Se permitió que en los últimos minutos el Real Zaragoza tocase el balón y  llegase más veces a portería, pero para alivio de los numantinos, no logró encajar el cuarto gol. El club que tan buenos resultados había estado obteniendo durante la temporada cayó ante el Real Zaragoza en un partido en el que no les salieron demasiado bien las cosas.

Tras dos minutos de añadido, finaliza el partido en el que el equipo maño por fin le pudo regalar una victoria a su afición y en plenas fiestas del Pilar. Toquero se convirtió en la estrella de esta celebración y en las gradas del Estadio Municipal de La Romareda se oían cánticos optimistas dedicados a los jugadores del Real Zaragoza; no sin motivo, pues este partido sacaba al equipo fuera de los puestos de descenso. El próximo encuentro para el Real Zaragoza tendrá lugar el miércoles día 11, víspera del día del Pilar, contra el Lorca a las 22.00 horas.

VAVEL Logo