Perduran los fantasmas
El Cádiz, que hoy estrenó en Liga la segunda equipación, sigue sin ganar y sin marcar | Foto: LaLiga

Otro partido para olvidar del Cádiz, del que únicamente puede sacarse como positivo no haber perdido. El equipo gaditano encadena ya cinco jornadas sin ganar, las mismas que también enlaza sin marcar un solo gol. Una racha negativa que anula el buen inicio del campeonato logrado en las primeras cuatro fechas.

Se presentaban los amarillos con varios cambios en el once titular, obligados en parte por tratarse de una semana en la que se han de disputar hasta tres encuentros ligueros. Robert Correa, Álex Fernández y Álvaro García partían como titulares, mientras que Aitor se marchaba al banquillo y Garrido a la grada, siendo uno de los dos descartes. Fue llamativa la no convocatoria de Carpio, que ni siquiera formó parte de la expedición que viajara a la capital andaluza, al sufrir problemas gástricos.

Un buen inicio, que apenas duró un cuarto de hora

Los de Álvaro Cervera intentaron que el partido se decantara en los primeros compases del mismo. El nerviosismo se había instalado en la plantilla, que sumaba hasta antes de comenzar nada más que un punto de los últimos doce. Por ello, el equipo que intentó tener las primeras ocasiones fue el visitante. A los diez minutos de juego, Álex Fernández se marchaba del contrario con un buen giro, y daba un fenomenal pase a Álvaro García, que remató de cabeza y paró Caro como pudo.

Álvaro García | Fuente: La Liga
Álvaro García | Fuente: La Liga

Reacción sevillista

A partir de ahí, el juego se estancó en el centro del campo, hecho que lamentaban ambas aficiones por el espectáculo tan pobre que ofrecían las dos escuadras. Ante esto, el filial sevillista reaccionó y empezó a buscar portería. Carlos Fernández primero y Mena después, fueron los que probaron los guantes de Cifuentes. Por fortuna, hoy volvieron a estar bien sujetos y seguros.

Hasta el descaso, no pasó nada más reseñable. Los quince minutos de parón, desgraciadamente tampoco resultaron revulsivos para ninguno de los equipos.

El Sevilla Atlético se lamenta por las ocasiones desperdiciadas | Foto: LaLiga
El Sevilla Atlético se lamenta por las ocasiones desperdiciadas | Foto: LaLiga

Más de lo mismo

Tras la reanudación, no cambiaron en absoluto los planteamientos de los técnicos. Al igual que en la primera mitad, el Cádiz tuvo el primer acercamiento con una jugada por la banda de Álvaro García, esta vez más tímido. Más adelante sería Curro, por parte del Sevilla quien probaría fortuna, sin conseguirla. De nuevo, Álvaro García llevaría el escaso peligro de los suyos hoy hasta la portería del guardameta Caro, pero su disparo lo pararía este.

Fue entonces cuando llegó el momento curioso de la noche. Álvaro Cervera daba descaso a David Barral, e incorporaba a Alberto Perea. Dejaba de delantero centro a Rubén Cruz, un jugador que en la anterior campaña no fue capaz de anotar un solo gol. Una jugada extraña y arriesgada.

Al poco de realizarse la sustitución, sería Curro otra vez quien fallara una clarísima ocasión. Un centro desde la izquierda le dejaba solo para rematar ante la portería, pero su disparo se marchó por encima del arco. Una oportunidad de la que se lamentó el protagonista, y también Tevenet, que veía como los suyos, sin ser inferiores al Cádiz en ningún momento, no eran capaces de marcar. Un mal compartido.

Kecojevic, defendiendo una jugada de los locales | Fuente: LaLiga
Kecojevic, defendiendo una jugada de los locales | Fuente: LaLiga

El último suspiro de alivio lo exhaló, sin embargo, el conjunto local. Abdullah habilitaba a Salvi, quien tras un buen primer recorte, mandaba el balón a puerta, pero su lanzamiento fue desviado a saque de esquina.

Minutos después, Moha sustituiría a Álvaro García, y José Mari, que volvía a los terrenos de juego casi dos meses después, permutaría por Abdullah.

En los extertores del derbi andaluz, el Cádiz vería como se quedaba con un jugador más, y también como igualaría las condiciones, al lesionarse inmediatamente Moha. Poco duró la superioridad numérica.

Ninguno de estos hechos decantaron lo que fue, un encuentro gris, sin apenas emoción ni convicción por lograr los tres puntos. Así pues, el submarino amarillo buscará la primera victoria de octubre, en casa frente a la Cultural Leonesa el próximo sábado.

VAVEL Logo