Cuando la fortuna se encierra en casa
Foto: Alberto Lorite, @EXT_UD oficial

El conjunto de Agustín Izquierdo ha disputado hasta la fecha cuatro partidos como visitante, sumando dos puntos sobre doce posibles. Dos empates frente a Lorca y Écija y dos derrotas, frente a la Balompédica Linense y Recre, conforman el bagaje azulgrana a domicilio. Un balance que no desentona con el de sus rivales de la tabla clasificatoria, pero que supone un contraste si tomamos como referencia la solidez azulgrana en su feudo. Pero, ¿ es realmente el Extremadura un equipo distinto cuando juega lejos del Francisco de la Hera?

Definición del once

La plantilla 17/18 del Extremadura es prácticamente nueva, por lo que sus futbolistas necesitan un período de aclimatación en forma de rutina para conocerse. Y ese es, precisamente, uno de los principales contratiempos que está encontrando el técnico murciano en este inicio de curso: la falta de continuidad para elaborar un once tipo. 

Gran parte de culpa la tienen las lesiones, que están lastrando los esquemas del equipo azulgrana prácticamente desde la primera jornada de liga. Kike Márquez, Jesús Rubio, Airam Benito, Álex Barrera... fichajes de renombre y piezas clave del proyecto, cuyos problemas físicos les han privado de intervenir con asiduidad en el verde.  

Especialmente sensible está siendo la baja del mediapunta placentino Jesús Rubio. Prolongación del míster en el terreno de juego, su intervención en el desarrollo de los primeros encuentros de liga fue fundamental. Desde su lesión en la Línea, el equipo ha carecido de ese "aporte" diferencial en los últimos metros.

Uno de los elegidos para sustituirle en dicha posición, Airam Benito, se ganaba el puesto a golpe de buenas intervenciones y talento, pero también caía lesionado hace unas semanas. En definitiva, constantes contradicciones en forma de bajas que han obligado al técnico murciano a modificar regularmente su esquema táctico y recurrir, con mayor o menor acierto, a otras alternativas tanto en casa como fuera.

Falta de pegada

La Segunda B es una categoría muy pareja cuyos resultados se deciden por pequeños detalles. Dentro de la misma, son muchas las opiniones que señalan al grupo IV como el más duro. Los resultados apenas muestran grandes diferencias entre los equipos integrantes, posibilitando que la distancia entre parte alta y baja se decante por jugadas clave que se premian con tres puntos.

Uno de los hándicaps que ha asolado a los de Almendralejo en estas primeras jornadas, es la falta de acierto de cara al gol. No sólo fuera de casa sino en el Francisco de la Hera donde, de haber afinado la puntería, podríamos haber hablado de resultados escandalosos. De todos los hombres de ataque, tan sólo Willy, con tres goles, se ha mostrado regular de cara al marco.

A pesar de ciertas carencias en la circulación, normales en todo proceso de engranaje, el Extremadura suele llegar con claridad a la meta contraria. Sin embargo, la precipitación en unas ocasiones, y la ausencia de fortuna en otras,  impiden logran una renta anotadora mayor. Una falta de gol mucho más determinante a domicilio, ya que las oportunidades se suelen reducir.

Errores personales

Aludiendo a los detalles clave anteriormente señalados, el equipo azulgrana no se está mostrando especialmente acertado en sus salidas.  Una serie de desafortunados errores han difuminado la buena imagen ofrecida en las dos últimas visitas. Tanto en Écija como en Huelva, el infortunio hizo acto de presencia y se mostró totalmente decisivo a la hora de condicionar el marcador.

La solidez defensiva, santo y seña hasta el momento de esta plantilla, ha mostrado fisuras puntuales y hasta ahora lo ha hecho a domicilio, otro dato determinante a la hora de tratar de analizar aquellos contratiempos resultantes en las últimas visitas.

Por lo tanto, si reparamos en estos pormenores, las diferencias que muestra el equipo dentro y fuera del Francisco de la Hera, resultan esporádicas. Cuestiones propias del azar, que se han hecho más evidentes lejos de casa y que han decantado la balanza en detrimento de los de Almendralejo. 

Números de playoff

La historia de este gran deporte nos muestra el fútbol como aquella noria capaz de revertir, con el transcurso de las jornadas, todo este tipo de estadísticas. El Extremadura marcha séptimo en la tabla a tan sólo dos puntos del líder. Un argumento más que suficiente para considerar anecdótico el bagaje a domicilio y aguardar con tranquilidad las próximas jornadas. 

Basta con repasar los números para ser conscientes que, a día de hoy, los azulgranas confirman un bloque muy compacto, con muchísimo margen de mejora. Una vez se recuperen todos los efectivos y se hayan pulido ciertos aspectos tácticos, la parroquia azulgrana tendrá la ocasión de disfrutar de un equipo con aroma a playoffs y un "techo" aún por definir.

VAVEL Logo