Previa Athletic Club – Sevilla: ¿rivales directos?
Imagen del partido de la pasada temporada entre Athletic Club y Sevilla | Fotografía: LaLiga

Frecuentemente se piensa que las cinco primeras jornadas ligueras marcan los objetivos de cada equipo. Los resultados del inicio de temporada fijan la realidad de cada uno de los participantes de la competición más allá de las aspiraciones iniciales. Con siete partidos ya jugados, esto es aún más real, por lo que hay que considerar si los que, en el inicio, eran rivales directos, siguen siéndolo. Y es que, Athletic y Sevilla se presentaban en esta campaña 2017/2018 como dos candidatos a los puestos altos de la clasificación. Tanto por lo que habían hecho años atrás como por lo que aspiran en un futuro más o menos cercano, como mínimo, ambos estaban en las quinielas para ocupar los puestos de UEFA Europa League. Sin embargo, y tras la disputa de los primeros 21 puntos, los andaluces están un paso por encima de las expectativas y los vascos muy lejos de lo que desearía su afición. Decimoterceros con apenas ocho unidades sus rivales de este fin de semana ya les duplican en unos guarismos que, al fin y al cabo, marcan la realidad absoluta.

Candidatos a los mismos puestos, también hay otro punto inicial en los que tomaban semejanzas. Con una cara nueva en sus respectivos banquillos, los de San Mamés despedían a Valverde mientras daban la bienvenida a un José Ángel Ziganda que no termina de acostumbrarse a la élite futbolística. Aunque bien es cierto que con Txingurri los rojiblancos no desplegaban un buen fútbol, con el técnico navarro han perdido absolutamente cualquier atisbo de mejora. Discutido a estas alturas de curso, solo los resultados marcarán la estancia del ex del Bilbao Athletic en el primer equipo. En el otro lado, se producía un cambio de compatriotas. La llegada de Berizzo en el lugar de Sampaoli no ha sentado nada mal al Sevilla. Aunque aún hay voces disonantes con el ex del Celta de Vigo, lo cierto es que el arranque de temporada es inmejorable. Segundos en la tabla, lideran, además, el grupo E de la UEFA Champions League, completado por equipos como Liverpool, Spartak Moscú y Maribor. Soñando cada noche con un gran título, ya sea a nivel nacional o europeo, los andaluces siguen con el deber de mantener este ritmo durante todo el año.

Un nuevo plebiscito en San Mamés

El último partido en casa, con derrota incluida ante el Zorya en la UEFA Europa League, quedó algo desdibujado por la fatídica lesión de Iker Muniain, el gran protagonista de este Athletic Club. Sobre el césped, el travieso navarro era el único que aportaba algo distinto al soso juego propuesto por Ziganda y sus jugadores. Lejos de aquel equipo dominador, que se creía superior al rival y que presionaba durante los noventa minutos, el conjunto rojiblanco deja serias dudas de saber si los jugadores realmente entienden a su técnico. Con una idea cambiante de forma repentina, igual los once jugadores se repliegan buscando sorprender a base de contras que utilizan balones largos que, con un Raúl García muy por debajo de su nivel y un Aduriz que ya empieza a notar el peso de la edad, no surten ningún efecto.

Con la lesión de Muniain, el Athletic pierde a su mejor hombre esta temporada

Además, el simple hecho de que Muniain se haya lesionado, es un lastre mucho más pesado de lo que pudiera parecer. Con desborde, descaro y, lo más importante, un gran nivel sobre el césped, el canterano no dudaba a la hora de echarse el equipo a la espalda como un buen capitán. Sin él, es cierto que el conjunto de San Mamés pierde mucho, pero, viéndole el punto positivo al asunto, se abre una tremenda ventana por la que puede asomar la otra gran noticia de la temporada, Íñigo Córdoba. Mucho más extremo que Muniain, se muestra aguerrido e impetuoso sobre el césped, sin notar el gran peso de jugar en Primera División. Pegado a banda, con él en el campo, el Athletic tiene la opción de ser ese equipo de años anteriores que, a través de balones aéreos, se imponía a sus rivales.

Sea con esta o con cualquier otra estrategia, lo que está claro es que el conjunto de Ziganda tiene que romper su mala racha de resultados. Seis encuentros consecutivos sin ganar entre competición nacional y europea están poniendo en jaque un proyecto que no ha hecho más que empezar. Dos empates y cuatro derrotas, siendo la última ante el Valencia en Mestalla, están minando la moral de unos aficionados que ya han mostrado su descontento con el rendimiento del equipo. Precisamente, ante el cuadro ché, se atisbó una pequeña mejora que no fue suficiente ni para meter el miedo en el cuerpo de los valencianos. Siempre por detrás en el marcador, los tres puntos se quedaron en el Mediterráneo tras el definitivo 3-2. Mucho peor fue la imagen ante el conjunto ucraniano en el que fue el último partido en casa. Una derrota por 0-1 ante el Zorya Luhansk en la UEFA Europa League hace que la clasificación a la ronda eliminatoria se antoje más complicada. Con la obligación de cambiar este curso, el Athletic se enfrenta al Sevilla en un partido que supondrá un nuevo plebiscito en San Mamés.

Los jugadores del Athletic se lamentan tras un gol del Valencia | Fotografía: LaLiga
Los jugadores del Athletic se lamentan tras un gol del Valencia | Fotografía: LaLiga

El deber de aguantar

Sin lugar a dudas, el comienzo de temporada del conjunto sevillista es para enmarcar. Sin embargo, a la capital andaluza vuelve ese viejo fantasma del pasado en el que el equipo se deja llevar a medida que va pasando el curso. Además, este curso tiene dos motivos en lugar de uno. Si el equipo de por sí va a menos mes tras mes de competición, tal y como sucedió el año pasado con Sampaoli en el banquillo, este año tienen en Berizzo un ejemplo con el que no predicar por lo que sucedió durante su estancia en el Celta de Vigo. El técnico argentino apostó todo su dinero a una UEFA Europa League que, lejos de darles alegrías, terminó siendo un calvario que, además, tuvo ciertas réplicas en una Liga Santander en la que se contentaron con el objetivo de la permanencia.

El Sevilla es el segundo equipo menos goleado, con apenas tres tantos

Sí pueden seguir con el buen equilibrio que están mostrando entre tareas ofensivas y defensivas. Aunque es cierto que, a pesar de ser los segundos clasificados no se caracterizan por ser uno de los equipos más goleadores, con apenas nueve tantos –siete de los cuales han sido en casa-, sí son el segundo menos goleado, solo por detrás del FC Barcelona e igualados con el sorprendente Leganés. Tres goles en contra hacen que el rendimiento que sacan los hispalenses a cualquier jugada de ataque sea el máximo. Para muestra se pueden tomar los últimos cinco partidos en liga, en los que han conseguido cuatro victorias, todas ellas con la portería a cero, y una derrota, ante el Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano. Un total de siete goles a favor y dos en contra hacen que los de Berizzo sueñen, incluso, con el título liguero.

Precisamente, esa derrota ante el cuadro colchonero es su inmediato recuerdo de un partido fuera de casa. Aunque bien es cierto que les complicaron, y mucho, las cosas a los de Simeone, los sevillistas no fueron capaces de vencer a un Atlético de Madrid que se aprovechó de dos acciones aisladas para conseguir los tres puntos. Mejor imagen dejaron en su último partido liga ante el Málaga en el Ramón Sánchez Pizjuán, cuando un 2-0 dejó una merecida victoria para el equipo que había dominado de forma clara y absoluta. Este factor lo debe seguir demostrando un conjunto que tiene el deber de aguantar.

Muriel celebra el gol ante el Málaga | Fotografía: LaLiga
Muriel celebra el gol ante el Málaga | Fotografía: LaLiga

Un partido entre dos grandes

Aunque será el Atlético de Madrid – FC Barcelona el partido que acapare todos los focos de esta octava jornada liguera, lo cierto es que este encuentro entre vascos y andaluces deja una buena pila de historia. Los 164 partidos que se han disputado entre ellos y el balance tan equilibrado que se desprende, con 68 victorias para los de Bilbao y 65 para los de Sevilla, bien adelantan lo que será un auténtico partido entre titanes. Más decantada está la balanza hacia el lado de los de San Mamés cuando de jugar en La Catedral se trata. Y es que, un 66 por ciento de triunfos -55 victorias- tienen la culpa de que la superioridad de los ahora entrenados por Ziganda sea muy elevada. Once empates y diecisiete victorias sevillistas completan las estadísticas de los 83 encuentros disputados en tierras vascas.

El Sevilla solo ha conseguido el 34 por ciento de los goles ante el Athletic en San Mamés

También hay dominio rojiblanco en lo que a goles se refiere. El total de 511 dianas en los 164 partidos deja una interesante y jugosa media de 3,11 goles por encuentro. De ese más de medio millar de tantos, 273 son para el Athletic, mientras que 238 son para el Sevilla, equipo que apenas ha conseguido el 34 por ciento de sus tantos en San Mamés -82 de los 276-. Con esos 194 goles, no extraña el gran dominio de los leones frente al cuadro hispalense en unos encuentros que, incluso, aumentan la media general, situándola en 3,32.

Mucho contribuyó a ese crecimiento de cifras el último partido disputado entre ellos en San Mamés, pues la victoria por 3-1 de los entrenados por Valverde dejó los tres puntos en La Catedral a pesar de la dificultad del choque. San José, en el minuto 26, abrió el marcador, mientras que Nasri empató en el 55, apenas once minutos antes de que Balenziaga hiciera su debut oficial como goleador profesional. Con ese ajustado luminoso se llegó al minuto 90, cuando Aduriz materializó un penalti para abrir la distancia y cerrar la que fue la última de las ocho victorias en los últimos diez partidos del Athletic frente al Sevilla cuando de jugar en Bilbao se trata.

Árbitro: Ignacio Iglesias Villanueva

En Primera División desde la temporada 2010/2011, este colegiado gallego ya ha dirigido tres encuentros en lo que va de temporada dejando una curiosa estadística. En todos ellos ha sacado cinco tarjetas amarillas, sin verse en la tesitura de expulsar a ningún jugador. Con una trayectoria tan larga en lo que La Liga se refiere, Iglesias Villanueva no es la primera vez que se encuentra con estos equipos. De hecho, ya ha arbitrado 15 partidos del Athletic, con un balance de cinco victorias, seis empates y cuatro derrotas, datos mucho peores que los acontecidos con un Sevilla al que ha dirigido 14 encuentros finalizados en ocho triunfos, tres empates y las mismas derrotas.

Altas, bajas y posibles alineaciones

Pocas novedades hay en la lista de lesionados del Athletic Club. Muniain, De Marcos y Yeray seguirán sin contar para Ziganda tal y como ocurriera ante el Valencia. El navarro ya ha sido intervenido de su rodilla, mientras que el central está ya tocando balón en Lezama en la que es, sin lugar a dudas, la mejor noticia del conjunto rojiblanco acabe como acabe este año. En cuanto al lateral, que es el que está más cerca de volver, sigue entrenando al margen. En lo que al Sevilla se refiere, Berizzo no contará con Nico Pareja y Carriço, mientras que Mercado, Banega, Montoya y Lasso ni siquiera viajan por decisión técnica.

VAVEL Logo