La vuelta al mundo en 100 días de Zidane
Zidane en su presentación como entrenador del Real Madrid | Foto: Real Madrid C.F.

Los mejores planes son precisamente aquellos que no se planean, aquellos que surgen en lo imprevisto de una situación de necesidad sobrevenida a la que hay que dar una solución lo más pronto posible. La llegada de Zidane al primer equipo bien podría identificarse con la anterior afirmación, el Real Madrid planteó abordar la temporada 2015/2016 eligiendo a Rafa Benítez como primer entrenador, intentando producir un lavado de imagen de lo que se produjo en la temporada anterior en la que el Madrid de Ancelotti no consiguió conquistar ningún título, a pesar de haber conseguido 4 títulos en su primera temporada, entre ellos incluyendo la tan ansiada décima. Pero en el Real Madrid solo se mantienen los mejores y los que consiguen triunfos año tras año. Con todo ello, el proyecto de Benítez no terminó de cuajar en un primer trimestre de curso en el que el Madrid cayó eliminado de la Copa del Rey ante el Cádiz de la manera más inusual posible (incurriendo en alineación indebida), en liga la situación se volvió catastrófica después del 0-4 cosechado ante el Barcelona y con los jugadores no tuvo la debida relación para mantener un vestuario unido tanto en la victoria como en la derrota. Los acontecimientos se precipitaron tras el primer empate del año 2016 ante el Valencia en el estadio de Mestalla, cosechando un 2-2 que ponía la situación liguera para el Real Madrid más complicada si cabe y que provocó que la destitución de Rafa Benítez apenas un día después.

La vuelta de una leyenda blanca

Era necesario un lavado de cara, colocar al frente a alguien que pudiese reestructurar anímicamente al equipo y que sobre todo lo devolviese a la senda de la victoria. Florentino eligió a Zidane... y no pudo estar más acertado. Desde entonces solo se vislumbran sonrisas en los jugadores y en la afición, el francés consiguió levantar al equipo en liga, reduciendo la distancia con el Barcelona, entonces conjunto de Luis Enrique, hasta tan solo un punto y consiguiendo la segunda plaza en la temporada 2015/2016, unos logros que no se planteaban para nada fáciles a principios de año. Pero sobre todo, Zidane consiguió llevar al Real Madrid al trono de Europa por undécima vez tan solo 5 meses después de su presentación tras conseguir vencer en la tanda de penaltis al Atlético de Madrid de Simeone en la final de Milán. Fue justo en ese momento cuando se encendió el aura de Zidane, iniciando una racha de títulos que hasta hoy perdura.

Siete son los títulos que ha conseguido como entrenador el que un día se convirtió en leyenda como jugador del Real Madrid y que han provocado que también lo sea como técnico: 2 UEFA Champions League, 1 Liga, 2 Supercopas de Europa, 1 Supercopa de España y 1 Mundial de Clubes que pueden convertirse en 2 si consiguen levantar el título mundialista el próximo mes de diciembre en los Emiratos Árabes Unidos. Unos números que no solo destacan en la faceta de títulos conseguidos, durante estos 20 meses el Real Madrid ha conseguido 76 victorias, entre ellos un récord de 40 partidos seguidos sin conocer la derrota y sus 74 partidos consecutivos marcando al menos un gol han sido otras de las hazañas que llevan la firma del francés. Durante todo este tiempo, Zidane ha llevado a cabo una serie de estrategias y decisiones brillantes que han sido en buena parte la causa de sus éxitos: Su política de rotaciones, hacer descansar a Cristiano Ronaldo paulatinamente, haber conseguido mantener a Isco en la plantilla dándole la titularidad que merecía, ofrecerle la oportunidad del primer equipo a Marco Asensio la temporada anterior y en la presente temporada con Borja Mayoral y Achraf son los principales motivos de su éxito.

Por otros 100 partidos más

Después de ser el primer entrenador en conseguir 2 UEFA Champions League consecutivas en el actual formato, significando además el tercer doblete Liga/Champions en la historia del club que no se conseguía desde la temporada 57/58, Zidane se ha ganado el crédito de los jugadores, de la directiva y de toda la afición madridista para continuar en el proyecto mucho tiempo más, teniendo como principal objetivo ganar todos los títulos en la actual temporada. Una tarea que jamás ha conseguido el Real Madrid, aunque Zidane ya ha sido capaz de demostrar que no le intimidan los logros sin precedentes, porque Zinedine Zidane es un hombre sin límites.

VAVEL Logo